06JUL2023 – El ReichsWEF – Parte II (Prussiagate – continuación)

Will Zoll
01MAYO2022

La maldición de Kissinger

Uno de los personajes más infames de la historia moderna es Henry Kissinger. Sus reflexiones y recomendaciones políticas han dado forma a gran parte del actual mundo occidental, con imperfecciones y todo; y hay muchas imperfecciones. El control de la población, la proliferación nuclear, las guerras de Oriente Medio, la desvinculación del USD del oro, el ascenso de China, el inminente colapso de Occidente y mucho más pueden rastrear sus raíces hasta Henry Kissinger.

Generalmente considerado como el último neoconservador, Henry Kissinger fue odiado por sus oponentes ideológicos:

Seymour Hersh, en “El precio del poder” (1983), retrató a Kissinger como un paranoico desquiciado; Christopher Hitchens, en “El juicio de Henry Kissinger” (2001), presentó su ataque como una hoja de cargos para procesarlo como criminal de guerra.

https://www.newyorker.com/magazine/2020/05/18/the-myth-of-henry-kissinger

Sin embargo, su carácter podría ser mejor juzgado por aquellos que se opusieron a él durante tantas décadas.

Hillary Clinton, quien, como estudiante de derecho en Yale, se opuso abiertamente al bombardeo de Camboya por parte de Kissinger, describió las “astutas observaciones” que compartió con ella cuando fue secretaria de Estado, escribiendo en una efusiva reseña de su más reciente libro que “Kissinger es un amigo”. Durante uno de los debates presidenciales del 2008, John McCain y Barack Obama mencionaron que Kissinger apoyaba sus posturas (opuestas) hacia Irán. Samantha Power, la crítica más célebre del fracaso de Estados Unidos para detener los genocidios, no estuvo por encima de recibir de él el Premio Henry A. Kissinger.

https://www.newyorker.com/magazine/2020/05/18/the-myth-of-henry-kissinger

¿Necesitamos decir más?

La familia de Kissinger huyó de la persecución judía en Alemania y llegó a Estados Unidos en 1938. La familia se instaló en Washington Heights, que fue el hogar de muchos otros inmigrantes alemanes y el lugar se conoció coloquialmente como el Cuarto Reich. Años más tarde, Kissinger se referiría a su afinidad con el totalitarismo:

“Ahora me he unido a ti como un villano cardinal en la demonología liberal”, le dijo Kissinger a un amigo después, bromeando diciendo que la pieza se estaba tomando como “un síntoma de mis simpatías totalitarias e incluso nazis”.

https://www.newyorker.com/magazine/2020/05/18/the-myth-of-henry-kissinger

En 1943, Kissinger fue reclutado por el ejército estadounidense. Fritz Kraemer lo reclutó para la inteligencia militar. Fritz tuvo una enorme influencia en Kissinger, así como en otros futuros políticos como Donald Rumsfeld y Alexander Haig. Como era de esperar, Fritz también emigró a Estados Unidos desde Alemania:

Un agitador nietzschean hasta el punto de la autoparodia (llevaba un monóculo en su ojo bueno para hacer que su ojo débil trabajara más), Kraemer afirmó haber pasado los últimos años de Weimar luchando en las calles contra comunistas y contra los camisas marrones nazis. Tenía doctorados en ciencias políticas y derecho internacional y siguió una prometedora carrera en la Liga de las Naciones antes de huir a Estados Unidos en 1939.

*https://unlimitedhangout.com/2022/03/investigative-reports/dr-klaus-schwab-or-how-the-cfr-taught-me-to-stop-worrying-and-love-the-bomb/

Después de la Segunda Guerra Mundial, el Dr. Fritz Kraemer fue considerado una leyenda en los pasillos del Pentágono:

En el Pentágono se convirtió en la eminencia gris durante la Guerra Fría, una autoridad en Alemania y un educador de altos oficiales y políticos. / Siempre fue un verdadero prusiano en su corazón y se mantuvo fiel a sus sólidos principios de luchador por la libertad.
Fritz Kraemer – Sus quintaesencias: / Sus creencias se podrían resumir en estas demandas: / Necesitamos una élite responsable en nuestras democracias. Deben asumir funciones clave en nuestra sociedad. No se trata de privilegio o de riqueza, sino de una responsabilidad especial. Debemos buscar hombres y mujeres de excelencia, apoyarlos permanentemente como mentores, instruirlos y alentarlos. Muy pocas personalidades se dedican a esta tarea.

https://www.worldsecuritynetwork.com/Other/tillmann-dietrich-1/Who-was-Dr.-Fritz-Kraemer

No importa lo que se piense de Fritz Kraemer, aquí radica el dilema: sus tradiciones prusianas lo llevaron a creer que se requería una “élite noble” para dirigir las democracias occidentales. Un gobierno “para el pueblo, por el pueblo” era un riesgo inaceptable para el Estado. En cambio, un gobierno debe ser “para el pueblo, por la élite elegida”. La ideología de Fritz penetró a través de las agencias centrales de inteligencia. El ‘kult de Prusia’ estaba ahora en plena exhibición y Kissinger era su principal opción para dar forma al futuro de Estados Unidos.

El otro hombre que influyó en el pensamiento de Kissinger fue su profesor en Harvard, William Yandell Elliot. Elliot “eventualmente sería asesor político de seis presidentes de los Estados Unidos y también serviría como mentor de Zbigniew Brzezinski y de Pierre Trudeau, entre otros”.

A juzgar por la compañía que mantuvo Kissinger en sus primeros años, no debería sorprender que su visión de los asuntos mundiales fuera decididamente prusiana. Lo negaría si se le preguntara, pero Kissinger era súper bismarckiano. Un hombre que llevaría la Realpolitik al extremo:

“La Realpolitik para Bismarck dependía de la flexibilidad y de la capacidad de explotar todas las opciones disponibles sin la restricción de la ideología”. -Henry Kissinger ‘Diplomacia’ (1994)

Kissinger, sin duda, fue un discípulo de la filosofía hegeliana. Comprendiendo los principios de la dialéctica amo-esclavo, defendió la idea de que el verdadero poder implicaba la sumisión total a la autoridad.

Y la historia enseña esta ley de hierro de las revoluciones: cuanto más extensa es la erradicación de la autoridad existente, más sus sucesores deben apoyarse en el poder desnudo para establecerse. Porque, al final, la legitimidad implica una aceptación de la autoridad sin compulsión; su ausencia convierte cada concurso en una prueba de fuerza. -Henry Kissinger ‘Diplomacia’ (1994)

Todo sobre la filosofía de Kissinger es completamente antiestadounidense. Una República construida sobre los valores de la libertad y los derechos individuales inalienables no requiere una élite noble burocrática no elegida para tomar decisiones en nombre de su ciudadanía.

De hecho, todo sobre la filosofía de Kissinger apoyaba las tradiciones de Prusia; un Estado que utiliza todos los medios posibles para sobrevivir y prosperar en el escenario mundial. Prusia era un Estado que utilizaba una élite noble para tomar decisiones por el pueblo, sin importar cuán draconianas, impopulares o letales fueran. Usaron la guerra como su principal medio para lograr la completa sumisión de sus enemigos. El libro de jugadas sigue siendo el mismo hoy.

La educación de Kissinger proporcionaría las herramientas necesarias para implementar su marco ideológico en Estados Unidos y luego en el mundo. Los logros de su carrera habrían provocado lágrimas en los ojos de Federico el Grande, de Hegel, de Marx y de todos los demás prusianos que sirvieron a su providencial amo; Prusia.

Armas nucleares

En 1951, Kissinger comenzó a trabajar para el ejército y fue entrenado en el arte de la guerra psicológica. En 1954, Kissinger se unió al Consejo de Relaciones Exteriores. Dirigió un grupo de estudio sobre armas nucleares y posteriormente publicó un libro de 490 páginas titulado “Armas nucleares y política exterior”.

https://archive.org/details/nuclearweaponsfo00kiss/mode/2up

“Armas nucleares y política exterior”. Argumentó que la Administración Eisenhower necesitaba armarse de valor para usar armas nucleares tácticas en guerras convencionales. Reservar armas nucleares solo para escenarios del fin del mundo dejó a EEUU incapaz de responder de manera decisiva a las incursiones soviéticas incrementales.

https://www.newyorker.com/magazine/2020/05/18/the-myth-of-henry-kissinger

Esta cita ilustra el enfoque arrogante de Kissinger sobre el uso de armas nucleares. A lo largo de la década de 1950, Kissinger y otro estratega militar y entusiasta nuclear, Hermann Kahn, desarrollarían teorías de CFR (Code of Federal Regulations = Código de Regulaciones Federales) sobre el uso político y militar de las armas nucleares. Se mantendrían alejados para no ser descritos como Realpolitik y, en cambio, se describirían a sí mismos como políticos pragmáticos y realistas.

Sin embargo, eso de alguna manera no benefició a los Estados Unidos, ya que otros países también adquirirían armas nucleares. Kissinger era el Consejero de Seguridad Nacional cuando se descubrió que Israel tenía un programa nuclear. En todo momento, Kissinger estuvo al tanto de la situación nuclear:

El asesor de Seguridad Nacional, Henry Kissinger…creía que, como mínimo, sería suficiente para los intereses de EEUU que Israel mantuviera en secreto sus actividades nucleares. Como lo puso en su memorando al presidente Nixon el 19 de julio o alrededor de esa fecha, “el conocimiento público es casi tan peligroso como la posesión misma”. De hecho, Nixon se opuso a la presión y estaba dispuesto a tolerar las armas nucleares israelíes mientras se mantuvieran en secreto”. [20]
*https://spanishhalyon.wordpress.com/2020/05/26/israeli-nuclear-weapons-the-characters-who-enabled-it/

Kissinger también estuvo involucrado en el hecho de que Francia se convirtiera en una potencia nuclear:

Asistencia secreta de EEUU al programa nuclear francés, 1969-1975: de “cuarto país” a socio estratégico / Después de dos rondas de conversaciones clandestinas con el asesor de seguridad nacional Henry Kissinger y con el secretario de Defensa James Schlesinger, el ministro de Defensa francés, Robert Galley, hizo una visita pública a Washington a fines de septiembre de 1975. Aquí, Galley, Schlesinger y el presidente del Estado Mayor Conjunto, Thomas Moorer, durante una ceremonia frente al Pentágono el 25 de septiembre de 1973.

https://www.wilsoncenter.org/publication/us-secret-assistance-to-the-french-nuclear-program-1969-1975-fourth-country-to-strategic

En la década de 1970, todo el mundo estaba tratando de conseguir armas nucleares. India tuvo su primera explosión nuclear en 1974. Poco después, Brasil estaba ansioso por participar en la fiesta nuclear. ¿La respuesta de Kissinger a las ambiciones de Brasil?

“No somos una agencia de no proliferación”: el intento fallido de Henry Kissinger de acomodar al Brasil nuclear, 1974–1977

https://direct.mit.edu/jcws/article/22/2/58/95278/We-Are-Not-a-Nonproliferation-Agency-Henry

Sobre la cuestión del programa nuclear de la India, Kissinger quería agitar a la India, utilizando a China.

La guerra de 1971: Cuando Richard Nixon y Henry Kissinger no lograron ‘asustar’ a los indios / Durante la guerra de 1971, el presidente estadounidense Richard Nixon y su asistente para Asuntos de Seguridad Nacional, Henry Kissinger, pasaron largas horas discutiendo cómo podrían ‘asustar de los indios’ al animar a China a amenazar a India.

https://www.firstpost.com/world/the-1971-war-when-richard-nixon-and-henry-kissinger-failed-to-scare-off-the-indians-10200661.html

Mientras Estados Unidos estaba en el fragor de la guerra con Vietnam, Kissinger fomentaba más guerras. Durante ese tiempo, Kissinger incluso aprobó el bombardeo y eventual invasión de la neutral Camboya:

…un informe publicado en 1973 decía que “Henry A. Kissinger aprobó cada uno de los 3,875 bombardeos de Camboya en 1969 y 1970” — la fase más secreta del bombardeo — “así como los métodos para mantenerlos fuera de los periódicos.”

https://www.salon.com/2015/11/10/henry_kissingers_genocidal_legacy_partner/

Hacia 1970 Kissinger le recomendó a Nixon que tomara medidas más firmes más allá de los bombardeos en el país neutral de Camboya invadiendo el país. Entonces, además del bombardeo intenso y constante, que duró hasta 1973, EEUU también envió tropas terrestres.

*https://historyteacherabroad.wordpress.com/2017/11/07/kissinger-drones-and-the-bombing-of-cambodia/

Cuando miramos hacia atrás en el libro original publicado por Kissinger en 1954, parecía ser un hombre decidido a consolidar a Estados Unidos como una súper potencia sin rival, incluso recomendando el uso de armas nucleares en la guerra regular. Sin embargo, a mediados de la década de 1970, las naciones rivales estaban produciendo sus propias armas nucleares y Kissinger no solo parecía indiferente a sus programas, sino que en general los apoyaba.

La indiscutible supremacía nuclear de Estados Unidos estaba siendo diluida lentamente por un mundo que se basaba en una estrategia de “destrucción mutua asegurada”, que eventualmente traería una inestabilidad global sin precedentes. Casi todo eso ocurrió bajo la atenta mirada y las recomendaciones de Henry Kissinger.

Eugenesia

Otro logro de Kissinger fue el desarrollo de una política estadounidense hacia el control de la población mundial o eugenesia.

La eugenesia es un asunto feo y todos somos muy conscientes de los horribles programas de eugenesia de los nazis. Sin embargo, la moderna fundadora de la eugenesia fue la estadounidense Margaret Sanger. En 1921, fundó la Liga Estadounidense para el Control de la Natalidad, que luego se convirtió en Planned Parenthood; una organización más tarde dirigida por el padre de Bill Gates.

“Lo más misericordioso que la familia numerosa le hace a uno de sus miembros es matarlo”. -Margaret Sanger / Fundadora de Planned Parenthood // “Estamos verdaderamente agradecidos contigo. Gracias, Planned Parenthood. Dios te bendiga”. -Barack Obama / Presidente de los Estados Unidos
La eugenesia es… la vía más adecuada y absoluta para la solución de los problemas raciales, políticos y sociales. -Margaret Sanger

Para la mayoría de la gente, Sanger aparecería como una completa psicópata racista. Para otros, era una realista pragmática. Tal opresión y atrocidad humana se explicarían consistentemente aplicando la lente del realismo.

En la década de 1960, la amenaza de una guerra nuclear ya no era el único tema de discusión entre las “élites nobles” que dirigían la política estadounidense. The Population Bomb se publicó en 1969 y, esencialmente, afirmaba que la población mundial era una amenaza mayor que un apocalipsis nuclear. Nixon, Kissinger y muchos otros de la élite estadounidense tomaron medidas inmediatas y decisivas al respecto:

Finalmente, en 1969, Richard Nixon pronunció un discurso en el que pidió una política nacional de población. El financiamiento federal para el control de la población nacional comenzó en serio con la aprobación en 1970 del Título X, que comenzó a canalizar millones y millones de dólares hacia la “planificación familiar” (un eufemismo para “control de la población”) y estableció la Oficina de Asuntos de la Población. Esta oficina todavía existe.

*https://nssm200.com/

Oficina de Asuntos de la Población

https://opa.hhs.gov/reproductive-health?index.html

Kissinger, por supuesto, estaba al frente y al centro. En 1974 publicó El Informe Kissinger:

El informe final, entregado al presidente en diciembre de 1974, reconocía específicamente que el ‘problema’ era global (y por lo tanto incluía a Estados Unidos), pero señalaba a catorce países para los esfuerzos más inmediatos de despoblación.

*https://nssm200.com/

Invocando al espíritu de Margaret Sanger, Kissinger creía que la población del tercer mundo representaba la mayor amenaza para Estados Unidos.

“El Dr. Henry Kissinger propuso en su memorándum al NSC que “la despoblación debe ser la máxima prioridad de la política exterior de Estados Unidos hacia el Tercer Mundo”. Citó razones de seguridad nacional y porque la economía estadounidense requerirá grandes y crecientes cantidades de minerales del exterior, especialmente de países menos desarrollados… Siempre que una disminución de la población pueda aumentar las perspectivas de tal estabilidad, la política de población se vuelve relevante para los recursos, suministros y los intereses económicos de EEUU.

Para Kissinger, la eugenesia no era personal, era simplemente “realismo político”. Una política obscena para proteger al mundo era solo una expresión moderna de Realpolitik.

Chyna

Chiang Kai-Shek fue el líder reconocido de China, también conocida como la República de China (ROC). En 1945, la ROC se unió a la ONU y fue reconocida como gobierno legítimo de China. Durante la guerra civil entre la ROC y el PCCh de Mao, Chiang se vio obligado a retirarse a la isla de Taiwán.

Chiang continuó dirigiendo Taiwán como República y manteniendo fuertes lazos con los EEUU. La esposa de Chiang, Soong Mei-ling, cautivó a los líderes estadounidenses y en 1943 se dirigió a la Cámara de Representantes, abrazando las virtudes de la propia República de los Estados Unidos. Actuando como un gobierno en el exilio, EEUU continuó reconociendo a la ROC y se opuso continuamente al reemplazo de la ROC por el PCCh de Mao como el gobierno legítimo de China. Ese siguió siendo el caso hasta la visita secreta de Kissinger a China en 1971.

Cómo llegar a Beijing: el viaje secreto de Henry Kissinger en 1971 / Una historia documental de los esfuerzos de Estados Unidos bajo Richard Nixon para abrir conversaciones con los líderes chinos, un esfuerzo que culminó con el viaje de Kissinger hace cuarenta años este mes. / 21 de julio de 2011

https://china.usc.edu/getting-beijing-henry-kissingers-secret-1971-trip

Hasta ese momento, el PCCh de China descendía rápidamente a otro estado comunista fracasado y atrasado. Cientos de millones de chinos estaban arruinados, desamparados y miles de años de su cultura confuciana habían sido purgados innecesaria y brutalmente. Mao había creado una nación a la que, literalmente, solo le quedaba una mercancía para ofrecer al mundo; trabajo esclavo.

Tanto Nixon como Kissinger creían que fomentar los lazos con el PCCh aislaría a la URSS y exacerbaría aún más su declive. Si bien eso puede haber sido cierto, las consecuencias de tal relación cambiarían el mundo para siempre. Coincidentemente, serían las mismas corporaciones globalistas que se beneficiaron durante 1917-1945 las que se beneficiarían nuevamente. El otro claro ganador en esa empresa fue el PCCh:

La visita secreta de Henry Kissinger en 1971 contribuyó al auge económico de China, dicen los expertos / En el lanzamiento virtual del libro ‘A New Cold War: Henry Kissinger and the Rise of China’ (Una Nueva Guerra Fría: Henry Kissinger y el Auje de China) en ThePrint’s SoftCover, los expertos hablaron sobre las consecuencias y las implicaciones a largo plazo de la visita secreta de Kissinger a China en 1971 sobre la geopolítica contemporánea.

https://theprint.in/softcover/henry-kissingers-secret-visit-in-1971-contributed-to-chinas-economic-rise-experts-say/710462/

Fomentar una relación con el PCCh eventualmente crearía un enorme arbitraje laboral para las corporaciones globalistas. Los salarios de mano de obra esclava pagados a los trabajadores de las fábricas en China serían una fracción de los salarios pagados a los trabajadores estadounidenses.

Hasta la década de 1970, la familia estadounidense promedio podía sobrevivir con un solo ingreso en la clase media. A medida que las corporaciones globalistas traspasaron sus instalaciones de producción al PCCh, ese gran sueño americano gradualmente se convertiría en una pesadilla infernal, como veremos más adelante.

La “normalización” de las relaciones con el PCCh de Kissinger y de Nixon ocurrió en un momento en que la dictadura comunista estaba probando armas nucleares abiertamente y contrariando a los EEUU en Vietnam:

Octubre de 1964 / Primera prueba atómica de China / China se une al club nuclear en octubre de 1964 cuando realiza su primera prueba de una bomba atómica. La prueba se produce en medio de las tensiones entre Estados Unidos y China por la escalada del conflicto en Vietnam. En el momento de la prueba, China ha acumulado tropas a lo largo de su frontera con Vietnam.

https://www.cfr.org/timeline/us-relations-china

La dura postura de Kissinger contra el mundo era simplemente retórica vacía. A cada paso, EEUU estaba siendo debilitado por políticas diplomáticas extrañas y contradictorias. Eran políticas de alcance global y Kissinger siempre parecía estar directamente involucrado.

En 1971, la afirmación de Chiang Kai-shek como gobierno legítimo de China sufrió un duro golpe. Como parte del acuerdo con el PCCh, se aprobó una moción en la ONU para reconocer a la República Popular China (PCCh) como único gobierno legal de China. La ROC de Chiang, un gobierno fundado sobre los principios de una República, había sido traicionada. Kissinger y Nixon eran muy conscientes de lo que había ocurrido:

26ABR1971 / También discutieron las reacciones en Taiwán. Kissinger dijo: “[E]s una tragedia que le tenga que pasar a Chiang al final de su vida, pero tenemos que ser fríos al respecto”. Nixon respondió: “Tenemos que hacer lo mejor para nosotros”. Kissinger hizo un comentario relacionado con la reelección y Nixon estuvo de acuerdo, diciendo que Chiang tendría “una Administración [aquí] que no se quedará de brazos cruzados y dejará que Taiwán se vaya por el desagüe…”
https://china.usc.edu/getting-beijing-henry-kissingers-secret-1971-trip

Mao falleció en 1976 y cuando Deng Xiaoping llegó al poder, confirmó la parte del trato del PCCh. Realizó una serie de reformas económicas radicales en 1978 que permitirían que China se abriera al resto del mundo. Las corporaciones globalistas finalmente podrían comenzar a beneficiarse de la mano de obra barata de China. La infiltración prusiana en China se solidificó y comenzó el gran arbitraje laboral. Miles de millones de ciudadanos de la clase media occidental comenzarían a ver cómo su nivel de vida disminuía gradualmente en el proceso.

Sobre el tema de una clase media en declive; Kissinger, por supuesto, tenía un plan.

Contrarrestar las consecuencias previstas

Hasta 1971, Estados Unidos y Occidente disfrutaron de un crecimiento económico sin precedentes. La deuda de la Segunda Guerra Mundial se pagó casi por completo y los trabajadores con salarios bajos y medios disfrutaban de una notable prosperidad. En muchos casos, un solo ingreso sería capaz de financiar una casa y de formar una familia.

Después del acuerdo chino entre Kissinger y Nixon, el capital occidental comenzaría a fluir hacia el PCCh. Las fábricas que alguna vez fueron los pilares económicos de las ciudades estadounidenses serían cerradas y reconstruidas en China. Se perderían empleos estadounidenses y se estancaría el crecimiento de los salarios. La prosperidad de la clase media estaba llegando a su fin.

Para contrarrestar ese malestar económico pendiente, el presidente Nixon usó sus poderes de transmisión de emergencia. Al interrumpir el programa de televisión Bonanza, Nixon anunció el fin del patrón oro del dólar estadounidense. Fue una acción que se conoció como el “Shock de Nixon”.

Con la guerra de Vietnam en pleno apogeo, EEUU ya estaba viviendo más allá de sus posibilidades y era claramente incapaz de mantener el dólar estadounidense en un patrón oro. La eliminación del patrón oro desató todo el potencial de la Reserva Federal de EEUU para imprimir dinero. El estadounidense promedio vería su prosperidad en declive escondida detrás de una ola de inflación.

Los precios despegaron después de 1971 y nunca regresaron. Muchos inicialmente pensaron que el aumento de los precios estimularía los salarios y la economía por igual, sin embargo, las corporaciones globalistas ya se estaban preparando para trasladar sus operaciones al extranjero y estaban cerrando la producción en Estados Unidos.

El desempleo estadounidense se disparó al mismo tiempo que los precios. La estanflación había afectado a todo el mundo occidental. Fue un momento miserable para Main Street. El Indice de Miseria de EEUU alcanzó un máximo histórico. (el Indice de Miseria se calcula sumando la inflación y el desempleo)

Además, al desvincular el USD del oro, Nixon y Kissinger crearon un vórtice monetario. Ya nadie quería dólares porque ya no se veía como una reserva segura de valor. Kissinger tenía una respuesta:

En un esfuerzo por apuntalar el valor del dólar y arreglar las relaciones con Arabia Saudita, Nixon y Kissinger cerraron un trato que parecía tan beneficioso que los saudíes no pudieron rechazar. Poco después, las demás naciones de la OPEP firmaron acuerdos similares.

*https://inflationdata.com/articles/inflation-cpi-consumer-price-index-1970-1979/

Nació el Petrodólar.

En pocas palabras, el acuerdo estipulaba que EEUU proporcionaría apoyo militar a Arabia Saudita a cambio no de petróleo como esperaba Arabia Saudita, sino de un acuerdo simple de que todas las ventas de petróleo se denominarían solo en dólares estadounidenses. Antes de eso, el precio del petróleo se cotizaba en dólares, pero la liquidación se podía realizar en cualquier moneda local. Ese acuerdo requería que otros países realmente pagaran solo en dólares estadounidenses y luego Arabia Saudita depositaría su exceso de dólares en la compra de letras del Tesoro estadounidense. Ello impulsó la decaída demanda de dólares en todo el mundo, ya que todos necesitaban comprar dólares primero para comprar petróleo, mientras que al mismo tiempo también impulsó la venta de obligaciones del Tesoro. Lo que permitió que EEUU exportara gran parte de su inflación en las siguientes décadas, ya que el exceso de dólares permaneció en el extranjero en lugar de circular dentro de EEUU y causar inflación.

*https://inflationdata.com/articles/inflation-cpi-consumer-price-index-1970-1979/

Recuerda en el artículo de #PrussiaGate, La Casa de Saud, la Hermandad Musulmana fue cofundada por Adolfo Hitler. Después de la Segunda Guerra Mundial, ese grupo islámico radical fue controlado por la CIA y parte de la organización fue transferida a Arabia Saudita. Los saudíes liderarían la carga en el complejo del petrodólar, que finalmente condujo a la completa desestabilización de Oriente Medio.

Para Kissinger, el trato era simple: fijar el precio del petróleo en USD o sentir el poderío de las Fuerzas Armadas de EEUU.

La decisión de “normalizar” las relaciones con el PCCh le costó empleos, capital y prosperidad a los estadounidenses. No solo eso, Estados Unidos estaba ahora en pie de guerra permanente en el Medio Oriente. Nixon había convertido el USD en una moneda fiduciaria. En la historia, ninguna moneda fiduciaria ha sobrevivido jamás. Kissinger fue un devoto estudiante de historia y comprendió que la situación estadounidense era insostenible.

Desafortunadamente, también tenía un plan allí.

Trampa de Tucídides

Tucídides (c. 460/455 – 399/398 aC) fue un general ateniense que escribió la Historia contemporánea de la Guerra del Peloponeso entre Atenas y Esparta, que duró desde 431-404 aC.

https://www.worldhistory.org/Thucydides/

Kissinger es quizás más famoso por su observación conocida como la “Trampa de Tucídides”.

“La trampa de Tucídides” / para referirse a cuando una potencia en ascenso provoca miedo en una potencia establecida que escala hacia la guerra. / Tucídides escribió: “Lo que hizo inevitable la guerra fue el crecimiento del poder ateniense y el miedo que esto causó en Esparta”.

Henry Kissinger fue un firme defensor del estudio de la historia, especialmente de Tucídides.

¿Cómo se preparó Kissinger para su primer trabajo importante en el gobierno de Estados Unidos como asesor de seguridad nacional del presidente Richard Nixon? En sus propias palabras, “Cuando asumí el cargo, traje conmigo una filosofía formada por dos décadas de estudio de la historia”. Ferguson descubrió un fragmento fascinante de uno de los contemporáneos de Kissinger cuando ambos eran estudiantes de posgrado de primer año en Harvard. John Stoessinger recordó que Kissinger argumentó “enérgicamente a favor de la importancia pertinaz de la historia”. En esas conversaciones, dijo Stoessinger, Kissinger citaba la afirmación del antiguo historiador griego Tucídides de que “el presente, aunque nunca repite exactamente al pasado, inevitablemente debe parecerse a él. Por lo tanto, también debe hacerlo el futuro”.

https://www.theatlantic.com/international/archive/2015/11/kissinger-ferguson-applied-history/417846/

La carrera de Kissinger apenas se parece a la de un hombre que defendió la supremacía estadounidense. De hecho, fue elegido para formar parte de una “élite noble” que decidiría el destino de EEUU. Ese concepto fue la antítesis de la intención de los padres fundadores. Además, una nación controlada por unos pocos elegidos no sólo era antiestadounidense, sino decididamente prusiana.

La proliferación nuclear, la eugenesia, la traición de Chiang Kai-shek, la adopción de la China comunista, el fin del patrón oro, la creación del complejo del petrodólar y la necesidad de una aplicación militar interminable en el Medio Oriente no son un buen augurio para el estadounidense promedio. La inmensa prosperidad que una vez disfrutó la clase media se ha ido.

La pregunta que surge lógicamente es ¿dónde termina todo esto?

Uno de los antiguos alumnos de Kissinger y defensor de la Realpolitik, el profesor Graham Allison, aplicó la Trampa de Tucídides en la era moderna. Describe perfectamente el potencial de guerra entre Estados Unidos, una nación que se ha debilitado estructuralmente durante 50 años y la China comunista, una nación que se ha fortalecido estructuralmente durante los últimos 50 años. Los destinos de ambas naciones han sido profundamente moldeados por Henry Kissinger.

“La guerra entre EEUU y China es más probable de lo que se reconoce en el momento. De hecho, a juzgar por el registro de la historia, la guerra es más probable que improbable”.
“El principal desafío geoestratégico de esta era no son los violentos extremistas islámicos o una Rusia resurgente. Es el
impacto del ascenso de China”.

*https://www.hks.harvard.edu/sites/default/files/centers/mrcbg/files/Allison%2C%202015.09.24%20The%20Atlantic%20-%20Thucydides%20Trap.pdf

El profesor Graham Allison pasó a escribir un libro sobre el tema.

Destinado para la guerra – ¿Pueden EEUU y China escapar a la Trampa de Tucídides? – Graham Allison
En los últimos 500 años, esas condiciones se han presentado dieciséis veces. La guerra estalló en doce de ellas. Hoy, cuando una imparable China se acerca a un inamovible Estados Unidos y tanto Xi Jinping como Donald Trump prometen hacer que sus países “vuelvan a ser grandes”, el decimoséptimo caso parece sombrío. A menos que China esté dispuesta a reducir sus ambiciones o que Washington acepte convertirse en el número dos en el Pacífico, un conflicto comercial, un ataque cibernético o un accidente en el mar podría convertirse pronto en una guerra total.

*https://www.amazon.com/Destined-War-America-Escape-Thucydidess/dp/0544935276

Allison enfatizó que las políticas MAGA del presidente Trump serían la causa de una guerra catastrófica con China. El establishment de Washington estaba claramente en estado de pánico por los indicadores económicos bajo la presidencia de Trump. Millones de puestos de trabajo creados, fábricas que regresaban a Estados Unidos, el mercado de valores que se disparaba, la independencia energética y la paz en el Medio Oriente estaban rápidamente revolucionando el plan del Estado Profundo.

¿Cuál era el plan del Estado Profundo?

Evitar una catastrófica “Trampa de Tucídides” que resultara en una guerra con China. Eso debía lograrse en el momento exacto en que el ascenso de China superaría el declive de Estados Unidos. En ese momento, Estados Unidos no declinaría lentamente, sino que colapsaría en el abismo. Habiendo quedado económica, militar y moralmente en bancarrota, Estados Unidos sería incapaz de mantener su supremacía en el escenario mundial. Al igual que Prusia antes, Estados Unidos sería sacrificado y desaparecería en la historia.

Henry Kissinger sería conocido como el arquitecto detrás de todo. En el 2015, cuando todo el mundo creía que Hillary Clinton sería la siguiente presidente, Kissinger estaba tan seguro de su estrategia que publicó un libro:

En No desde 1917, analizamos el que Prusia nunca desapareció realmente, sino que se transformó en una matriz de corporaciones globalistas. A su vez, esas corporaciones se beneficiaron inmensamente de las políticas gubernamentales implementadas en todo el mundo. La influencia de Henry Kissinger brindó una increíble oportunidad para que esas corporaciones expandieran su dominio en el escenario económico mundial, particularmente dentro de China. La inversión en China por parte de esas corporaciones ha hecho metástasis.

Cuando el presidente Trump dejó el cargo, el pánico del establishment disminuyó. Apenas un día después de la toma de posesión del husmeador de niños en jefe, el residente Joe Biden, uno de los inversores más poderosos del mundo declaró que las cosas volverían a la normalidad ahora que Trump “se fue”:

David Rubenstein: EEUU y China no tendrán las mismas tensiones económicas que tenían antes / El cofundador del grupo Carlyle, David Rubenstein, se une al equipo “Squawk Box” de CNBC en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

https://www.cnbc.com/video/2020/01/21/david-rubenstein-us-china-wont-have-the-same-economic-tensions-they-had-before.html

Los dudosos tratos del Grupo Carlyle y de sus inversores, como el deshonrado saudí Al Waleed bin Talal, no necesitan presentación. Lo más interesante es que David Rubenstein hizo esos comentarios en Suiza en el Foro Económico Mundial (WEF) anual. Aún más interesante es su posición como presidente de la reunión de élite de Washington, el Club Alfalfa.

Hemos discutido extensamente los orígenes prusianos del Club Alfalfa. En el 2013, con motivo de su centenario, el Club decidió homenajear al hombre que tanto había hecho por su causa:

El Club Alfalfa cumple 100 años con una cena anual de las élites: Henry Kissinger, Mitt Romney, Valerie Jarrett, otros / Como siempre, un miembro VIP fue honrado como el supuesto “nominado” a presidente por el club: Henry Kissinger, quien, lo crean o no, consiguió la carcajada más grande de la noche, nos dijeron:

https://www.washingtonpost.com/blogs/reliable-source/post/alfalfa-club-turns-100-with-annual-dinner-of-the-elites-henry-kissinger-mitt-romney-valerie-jarrett-others/2013/01/27/eb19e0ca-68d5-11e2-95b3-272d604a10a3_blog.html

Está claro que el establishment de Washington vio a Henry Kissinger como el hombre que había proporcionado una riqueza inimaginable a las corporaciones globalistas y que Donald Trump representaba una amenaza existencial para su nuevo “Orden Mundial”.

Increíblemente, aún hay más que revelar sobre el legado de Kissinger.

El profesor

Como se dijo anteriormente, el profesor Graham Allison fue un antiguo alumno de Henry Kissinger. Durante la década de 1960, Kissinger sería mentor de muchos estudiantes de Harvard, brindándoles los conocimientos que había adquirido al aplicar la Realpolitik prusiana en el escenario mundial.

El 16 de abril de 1967, se informaría que varios programas de Harvard habían estado recibiendo financiamiento de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Ello incluyó $135,000 de financiación para el Seminario Internacional de Henry Kissinger, financiación que Kissinger afirmó que no sabía que provenía de la agencia de inteligencia de EEUU. La participación de la CIA en la financiación del seminario internacional de Kissinger fue expuesta en un informe de Humphrey Doermann, asistente de Franklin L Ford, quien fue decano de la Facultad de Artes y Ciencias. El informe de Humphrey Doermann, escrito en 1967, solo se centró en la financiación de la CIA entre 1961-1966, pero el seminario internacional de Kissinger, que había recibido la mayor parte de la financiación de todos los programas de Harvard financiados por la CIA, seguiría funcionando hasta 1967.

*https://unlimitedhangout.com/2022/03/investigative-reports/dr-klaus-schwab-or-how-the-cfr-taught-me-to-stop-worrying-and-love-the-bomb/

Se especula que Kissinger estaba utilizando el “Seminario Internacional” como misión de reclutamiento para la CIA. Si bien es difícil de corroborar, existe una clara evidencia de que se trata de una clara posibilidad:

The New York Times / Domingo, 16 de abril de 1967 / Programas de Harvard recibieron ayuda de la CIA / Cambridge, Mass., Abr 15 (UPI) – Un informe de la Universidad de Harvard muestra que 13 programas de la universidad recibieron un total de $456,000 en fondos de organizaciones que actúan como conductos de la Agencia Central de Inteligencia. / El informe, difundido ayer, fue realizado por Humphrey Doermann, asistente de Franklin L. Ford, decano de la Facultad de Artes y Ciencias. / El Sr. Ford, quien sucedió al exasesor presidencial, Sr. McGeorge Bundy como decano, dijo que los fondos no estaban sujetos a condiciones. / El informe decía que los fondos se entregaron a programas y a profesores individuales en los departamentos de psicología, filosofía y relaciones sociales para investigación de 1960-1966. / Los programas incluyeron el seminario internacional de la escuela de verano. Henry A. Kissinger, director ejecutivo del seminario, reconoció haber recibido $135,000. El Sr. Kissinger dijo que no sabía que la agencia de inteligencia había brindado apoyo parcial al seminario. / El informe decía que 15 organizaciones habían estado involucradas en la canalización de fondos a la escuela.

Desde esa plataforma de enseñanza, Kissinger tendría un profundo efecto en cualquier persona que compartiera el amor de Kissinger por la Realpolitik, así como por la proliferación nuclear, la eugenesia, China, las corporaciones globalistas y el plan para marcar el comienzo del Nuevo Orden Mundial.

Esa iniciativa de 1967 probablemente dio a luz a uno de los enemigos globales más importantes que la humanidad jamás haya enfrentado:

Dr. Klaus Schwab o: Cómo el CFR me enseñó a dejar de preocuparme y a amar la bomba / El Foro Económico Mundial no fue simplemente una creación de Klaus Schwab, sino que en realidad nació de un programa de Harvard financiado por la CIA dirigido por Henry Kissinger e impulsado a buen término por John Kenneth Galbraith y el “verdadero” Dr. Strangelove, Herman Kahn. Es la increíble historia detrás de los verdaderos hombres que reclutaron a Klaus Schwab, a quien ayudaron a crear el Foro Económico Mundial y a quien le enseñaron a dejar de preocuparse y a amar la bomba.

*https://unlimitedhangout.com/2022/03/investigative-reports/dr-klaus-schwab-or-how-the-cfr-taught-me-to-stop-worrying-and-love-the-bomb/

Continuará…


Fuente:

https://prussiagate.substack.com/p/the-reichswef-part-ii#footnote-anchor-12-53184537


Relacionado:

03JUL2023 – El ReichsWEF – Parte I (Prussiagate – continuación)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *