03MAR2022 – PrussiaGate – No puedes dejar un cautiverio que no puedes ver – Will Zoll

Comparte este artículo:

Síntesis

Will Zoll
4NOV2021

Una mano invisible se sienta detrás de la humanidad, ejerciendo control sobre la voluntad humana. Este virus oculto recorre la tierra en busca de anfitriones que adopten su ideología y hagan la guerra a los disidentes.

No puedes dejar un cautiverio que no puedes ver.

ESCUCHA ESTE ARTICULO:

La ideología prusiana es este cautiverio. El despertar es ver a este enemigo invisible, conocer sus patrones, reconocer cómo nos enfrentamos a él y comprender su objetivo final. Revelando al enemigo oculto, es como la humanidad vence al enemigo oculto.

Comprender el antiguo libro de jugadas prusiano arroja una luz no deseada sobre este insurgente tiránico. Este es el camino hacia la verdadera libertad.

Esto es #PrussiaGate.

Los documentos de #PrussiaGate están revelando cuándo y cómo el ejército más formidable de la tierra [pareció] desvanecerse, pero en realidad solo se volvió invisible. Esta fue la clave para su transición de guerras localizadas a completar la dominación mundial. Para hacerlo con éxito, necesitarían controlar las agencias de inteligencia y los medios, pero también optaron por utilizar los bancos centrales, la deuda y las grandes corporaciones para controlar a la gente. De esta manera, Estados Unidos era esencialmente la “cabeza de la serpiente”, aunque la influencia era mundial.

Para comprender realmente esta «mano invisible», las elecciones estadounidenses del 2016 demostrarían ser un punto de inflexión para el mundo entero. La humanidad recibió una lección de cuatro años sobre cómo engañan los medios y cómo se infiltran las agencias de inteligencia.

La presidencia de Donald J. Trump fue un período notable en la historia. Fue públicamente odiado por la izquierda progresista, los RINO, los principales medios de comunicación, Al Waleed bin Talal, Antifa, George Soros, BLM, John Brennan, Hillary Clinton, Obama y la multitud de expertos globalistas que expresaron su desdén por el resultado de las elecciones del 2016. Trump, es también el hombre que al mismo tiempo se volvió venerado por liderar el camino contra todos aquellos que lo odiaban y todo lo que representaba, esos deplorables que votaron por él para la presidencia. Este seguimiento crecería a cientos de millones, posiblemente miles de millones, que apoyaron todo lo que dijo y trató de lograr. Se les conoce colectivamente como Patriotas.

Trump se presentó como un personaje poco convencional, a veces diciendo cosas que parecían incorrectas y que proporcionaron semanas de material cómico para las noticias falsas. Pero, para aquellos que han operado en las sombras, Trump no divagaba diciendo mentiras incoherentes en absoluto. Estaban siendo arrastrados hacia la luz. Trump hablaba muy en serio e hizo todo lo que pudo para describir y definir al enemigo que estaba entre nosotros. Ese “Horrible Enemigo Invisible” fue Prusia y atacó al mundo “como nunca antes”; “peor que Pearl Harbor; peor que el 9-11”.

Federico el grande / El cristianismo es una vieja ficción metafísica, llena de fábulas, contradicciones y disparates: se engendró en la imaginación febril de los orientales, y luego se extendió a nuestra Europa, donde algunos fanáticos la abrazaron, donde algunos intrigantes simularon ser convencidos por ella y donde algunos imbéciles realmente lo creyeron.

Esta es una historia sobre Prusia. El otrora gran imperio que ya no existe, o al menos oficialmente. Como dijo Comte de Mirabeau: “Prusia no es una nación con un ejército, sino un ejército que controla naciones”. Prusia nunca fue otra cosa que una ideología de Guerra contra todo lo que no podía controlar. Desde las tierras que los Caballeros Teutónicos habían domesticado, Prusia utilizó métodos astutos de espionaje diplomático, llevado a cabo por sus embajadores e industrialistas. Prusia buscó destruir todo lo que no podía controlar a través de campañas de «obedecer o morir». Los marcos de tiempo prusianos se miden en siglos.

Como dijo una vez un presidente de los Estados Unidos, “fue una Gran Idea, un Nuevo Orden Mundial”.

Al mando de Prusia estaba la poderosa familia Hohenzollern. En 1871, después de siglos de militancia y ciudadanía complaciente, ya no eran solo los reyes de Prusia; eran los Kaisers de Alemania y los Príncipes de Orange, junto con muchos otros monarcas que controlaban. Habiendo pasado siglos practicando su táctica de «infiltración en lugar de invasión», Prusia estaba ganando el control del mundo moderno. Lo lograron a través de sociedades secretas, monarcas, arbitraje de Tratados y controladores indirectos de corporaciones globales. No había nada en lo que no pudieran influir o controlar.

La guerra es la industria nacional de Prusia / Honore Mirabeau

Cuando los EEUU libres, quedaron bajo la influencia de Prusia a través de la banca central, las grandes corporaciones y los Tratados, Prusia se embarcó en el ambicioso plan de implementar su «Gran Idea» en todo el mundo. Su misión era dar lugar al inicio de un Nuevo Orden Mundial.

JFK, Reagan y Trump intentaron advertirnos. De hecho, ahora parece que Trump puede haber estado advirtiéndonos con todo lo que tenía. ¿Podrían sus extrañas frases y errores haber sido pistas?

“Los Orígenes (Naranjas) de la investigación”,
[Trump se “equivocó” varias veces, en lugar de decir la palabra “origins” (orígenes), decía “oranges” (naranjas), ambas palabras tienen sonidos muy parecidos en el idioma inglés].

“Mi padre nació en una hermosa parte de Alemania”,

“Nos atacaron como nunca antes; no desde 1917”, y

1917 – la Gran Pandemia, dicen, que algunos dicen que no terminó hasta fines de 1945; los soldados estaban demasiado enfermos como para luchar”.

Todo tenía un significado. ¿Fue la Gran Pandemia un arma, nacida de Prusia, y psicológica en su lanzamiento?

¿Es su arma actual la Psicosis Masiva del Fascismo?

La Primera Guerra Mundial marcó el comienzo de una era de comunismo, de nazismo, de hermandad musulmana y de Islam radical, de caos económico de burbujas, de caídas y de depresiones; todo a través del Arte de la Banca Central, la propaganda de los medios masivos, protestas violentas y revoluciones de colores. Los últimos 100 años han visto el aumento de la incalculable muerte y miseria en todo el mundo. Todos ellos tienen sus «oranges» [orígenes] en la Gran Idea de Prusia.

Los jesuitas, los Rothschild y los Illuminati, todos nos llevan hacia Prusia.

La violencia detrás de esta ideología prusiana asegura que toda la humanidad esté contenida dentro de tres reinos de conciencia o los tres lados del triángulo. Estos son el miedo, la codicia y la revolución. Las personas se ven obligadas a tener emociones profundamente innatas, lo que significa que nuestra mente colectiva alimenta al Ojo de la Providencia.

Esta es la historia del Horrible Enemigo Invisible y de la Guerra para derrotarlo.

Prusia nació de una bala de cañón. / Napoleón Bonaparte

Fuente:

https://prussiagate.substack.com/p/prussiagate-summary?s=r

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.