Los Polos Magnéticos (no geográficos) Se Están Moviendo.

Comparte este artículo:

Este es un artículo publicado por Astronomy.com en el que el autor nos explica que los polos magnéticos (no los geográficos) de la Tierra, se están moviendo, en especial el polo norte, incluso, con mayor rapidez.

A continación el texto traducido del artículo de Astronomy.com:


Nuestros polos magnéticos cambiaron en el pasado. ¿Estamos atrasados para otro cambio, y cómo afectará eso a nuestra electrónica, los continentes y el efecto del Sol sobre nosotros mientras cambian los polos?

El campo geomagnético se genera por convección de fluidos en el núcleo de la Tierra. El funcionamiento de este dínamo es complicado, y el campo que produce el núcleo no es simétrico. Esto ha sido una molestia para los navegantes durante siglos: la aguja de una brújula no apunta exactamente al norte en casi ningún lugar. En el Océano Ártico, en un lugar conocido como el polo norte magnético, la aguja de una brújula sostenida en el plano horizontal no tiene una orientación preferida. En ese lugar, si la aguja de la brújula tuviera total libertad de orientación, apuntaría directo hacia abajo. De igual manera, frente a la costa de la Antártida, en el punto del polo sur magnética, una aguja de brújula orientada libremente apuntaría directo hacia arriba.

Las ubicaciones observadas de los polos norte (izquierda) y sur se han medido solo esporádicamente. Las medidas que muestran sus posiciones están marcadas con cuadrados amarillos. Las ubicaciones modeladas de los polos desde 1590 hasta el 2020 se muestran como líneas y círculos de colores que progresan del azul (1590) al amarillo (2020). Aunque el polo norte parece moverse relativamente rápido, una inversión completa del polo magnético no parece inminente.
Astronomy: Roen Kelly, para NOAA

El campo magnético de la Tierra cambia con el tiempo. En particular, durante miles de años, las ubicaciones de los puntos de los polos magnéticos tienden a deambular cerca de los polos geográficos norte y sur. Ocasionalmente, la intensidad del campo disminuirá y los puntos de los polos se alejarán mucho

de los polos geográficos. A veces, los polos incluso intercambiarán hemisferios, en cuyo caso la polaridad del campo magnético de la Tierra se habrá invertido. Esto no sucede periódicamente; de alguna manera, las reversiones ocurren al azar, como resultado de una dinámica caótica en el núcleo de la Tierra. La última vez que se invirtió la polaridad geomagnética de la Tierra fue hace unos 780,000 años.

Para una polaridad geomagnética que se invierte en comparación con la polaridad actual, ¡las brújulas tenderían (aproximadamente) a apuntar hacia el sur!

Últimamente, los científicos han notado que el polo norte, actualmente ubicado frente a la costa del norte de Canadá, ha estado migrando hacia Siberia a aproximadamente 34 millas (55 kilómetros) por año. En comparación con la velocidad a la que el polo norte se ha movido en los últimos doscientos años, la tasa actual es relativamente rápida. Para colmo, la intensidad del campo ha disminuido en aproximadamente un 10 por ciento en los últimos 150 años. Esto ha llevado a especular que el campo magnético de la Tierra está a punto de invertir su polaridad.

Pero retrocedamos y consideremos algunos hechos más. Mientras que el polo norte está, por ahora, moviéndose bastante rápido, el polo sur no. Y aunque la intensidad geomagnética ha estado disminuyendo últimamente, sabemos por el paleomagnetismo (magnetización preservada en rocas) que la intensidad actual es casi igual al promedio a largo plazo.
Considerando todas estas pruebas juntas y reconociendo que el comportamiento de la dínamo de la Tierra es difícil de predecir, no podemos decir con confianza que el campo magnético de nuestro planeta pronto se revertirá. También sabemos por paleomagnetismo que las reversiones no ocurren periódicamente. Ocurren de manera bastante aleatoria en el tiempo, aproximadamente una vez cada medio millón de años más o menos (en promedio), y, por lo general, una reversión tarda unos pocos miles de años en completarse.

Las reversiones no han tenido ningún efecto aparente en el medio ambiente global, no afectan el movimiento de los continentes y no se ven afectados por el Sol.

Si la humanidad sobrevive en el futuro lejano y se encuentra en medio de una inversión, el impacto en la navegación basada en la brújula probablemente se acomode al progreso tecnológico. Hermosas exhibiciones de auroras, generalmente vistas solo en latitudes altas durante la noche y durante tormentas magnéticas, pueden ser visibles en latitudes más bajas. Desafortunadamente, no creo que viva lo suficiente como para disfrutar de tal espectáculo.

Escrito por Jeffrey J. Love
Geofísico de Investigación, Servicio Geológico de EE. UU., Denver


Fuente: http://astronomy.com/magazine/ask-astro/2019/09/our-magnetic-poles-shifted-in-the-past-are-we-overdue-for-another-shift-and-how-will-that-affect-our-electronics-the-continents-and-the-suns-effect-on-us-while-the-poles-shift


 

Comparte este artículo: