La Fuerza Espacial Selecciona a Más de 2400 Aviadores Para Sus Filas.

Esta es la traducción de un artículo publicado en Stripes.com el 16-JUL-2020 que da cuenta de el movimiento de personal de la Fuerza Aérea a la nueva rama militar conocida como la Fuerza Espacial.

Es notable el movimiento de personal militar y la gran cantidad de efectivos que se van a unir a esta nueva rama militar, que ocupa un lugar importante en los planes de la Administración Trump.

A continuación el artículo traducido por completo:


La Fuerza Espacial selecciona a más de 2.400 aviadores para unirse a la nueva rama militar

Escrito por Corey Dickstein, publicado por Stars and Stripes. 16-JUL-2020

WASHINGTON – La Fuerza Espacial de EE. UU. anunció el jueves que aprobó mover a la nueva rama militar a finales de este año, a más de 2,400 militares de la Fuerza Aérea que ya están sirviendo en especialidades espaciales.

Los 2.410 oficiales de operaciones espaciales y especialistas en operaciones de sistemas espaciales enlistados aprobados para unirse a la Fuerza Espacial serán transferidos el 1 de septiembre o poco después, dijo Lynn Kirby, una portavoz del nuevo servicio. Se espera que los aviadores que prestan servicio en otras 11 especialidades elegibles para ser transferidos a la Fuerza Espacial lo hagan a principios del 2021, y las tropas enfocadas en el espacio de los otros servicios militares podrían moverse en el 2022 o 2023, dijo.

El teniente general David «DT» Thompson, subcomandante de la Fuerza Espacial, calificó el movimiento como «emocionante e histórico» para los operadores espaciales seleccionados.

«Cada uno de ellos tiene la responsabilidad importante de aportar ideas audaces para transformar la Fuerza Espacial en un servicio del siglo XXI», dijo Thompson en una declaración.

Las transferencias harán crecer drásticamente el nuevo servicio, el cual se encarga de salvaguardar las operaciones espaciales de los EE. UU. y tiene un papel clave en la detección de amenazas potenciales, como los misiles dirigidos hacia su territorio. Estas acciones ampliarán el servicio a casi 2.500 soldados. El Pentágono tiene la intención de aumentar la Fuerza Espacial a unos 16,000 miembros en servicio.

Las tropas seleccionadas para unirse a la Fuerza Espacial deberían ser notificadas a través de canales de comunicación oficiales en las próximas semanas, dijo Kirby. Los oficiales tendrán que renunciar a su comisión en la Fuerza Aérea y ser comisionados oficialmente al nuevo servicio. El personal reclutado también se someterá a un proceso de enlistamiento formal.

En total, la Fuerza Espacial vio a unos 8,500 aviadores en servicio activo solicitar transferencias a la nueva rama militar, que operará como un servicio militar separado dentro del Departamento de la Fuerza Aérea, al igual que el Cuerpo de Marines opera dentro del Departamento de la Marina. El servicio tiene la intención de seleccionar a unos 6,000 aviadores para ser transferidos el próximo año, dijeron anteriormente los funcionarios.

Los operadores espaciales de la Fuerza Aérea que decidieron no solicitar una transferencia deberían ser informados de sus opciones en las próximas semanas, dijo Kirby. Esas opciones incluyen mudarse a otro campo de carrera de la Fuerza Aérea, solicitar la transición a la Guardia Nacional o la Reserva de la Fuerza Aérea, o solicitar separarse del servicio o retirarse. Por ahora, es probable que a esos aviadores se les asignen deberes dentro de la Fuerza Espacial.

Actualmente, alrededor de 16,000 tropas de la Fuerza Aérea, incluidos muchos de los seleccionados para la transferencia, y civiles están sirviendo asignaciones temporales con la Fuerza Espacial hasta que la nueva rama pueda tener personal.

Los aproximadamente 4.000 espacios disponibles para ser transferidos a la Fuerza Espacial a partir de febrero provendrán de oficiales de la Fuerza Aérea y aviadores enlistados que ahora trabajan en inteligencia, operaciones ciberespaciales, ingeniería de desarrollo, gestión de adquisiciones, inteligencia de operaciones, inteligencia geoespacial, señales de inteligencia, análisis de fusión, análisis de focalización, soporte de ciberespacio y sistemas clientes.

La Fuerza Espacial comenzará su evaluación de los oficiales que solicitaron el traslado desde esas especialidades a finales de este mes, dijo Kirby. Se espera que los aviadores enlistados que solicitaron entrar desde esas especialidades sean evaluados en el otoño, dijo.

Si bien los funcionarios de la Fuerza Espacial revelaron una estructura organizativa este mes para las unidades del nuevo servicio, los legisladores de la Cámara de Representantes han incluido una disposición en su versión borrador de la Ley de Autorización de Defensa Nacional del 2021, el proyecto de ley anual de defensa que establece los gastos del Pentágono y las prioridades de política, para que la Fuerza Espacial presente una planificación más detallada. Los legisladores han dicho que quieren saber con precisión cuántos militares deben completar el nuevo servicio y cuántos miembros del servicio ocuparán cada rango y los trabajos que desempeñarán.

También quieren saber los planes del servicio para las fuerzas de Reserva. El Pentágono aún tiene que decidir si la Fuerza Espacial tendrá su propio componente de Reserva, como una Guardia Nacional del Espacio. Los principales líderes del Ejército y la Guardia Aérea han presionado durante meses por tal fuerza de Guardia enfocada el espacio. Los funcionarios del Pentágono dijeron que todavía están estudiando el tema.

Además, aún no se ha decidido cómo se llamarán los miembros de la Fuerza Espacial, cuáles serán los títulos de rango del servicio y cómo lucirán sus uniformes de gala.

Las autoridades han dicho que esos anuncios vendrán en los próximos meses.

«Ha habido una planificación sustancial detrás de escena entre la Fuerza Espacial y la Fuerza Aérea (…) para llegar a este día», dijo Patricia Mulcahy, subdirectora de operaciones espaciales para personal y logística, en el comunicado del jueves. «Estoy increíblemente orgullosa de la consideración que el equipo ha puesto en cada decisión para garantizar que proporcionemos a los miembros un proceso de transferencia lo más fluido posible».


Fuente:

https://www.stripes.com/news/us/space-force-selects-more-than-2-400-airmen-to-join-newest-military-branch-1.637798#.XxGOheYnyIs.twitter

La Eterna Crítica del Porqué Alguien Cobra Por Contenido.

En días recientes, surgió una polémica en la red social Twitter, entre usuarios que comentaban a favor y en contra de las personas que compartimos información y creamos contenido en las plataformas de redes sociales, sitios web o blogs de noticias y canales de YouTube.

Unos acusaban a otros de «lucrar» con el movimiento de la búsqueda por la verdad, por haber creado libros u otro tipo de contenido para vender, que tiene que ver con el «Gran Despertar», Q, u otro tema interesante.

Continuar leyendo «La Eterna Crítica del Porqué Alguien Cobra Por Contenido.»

Los Polos Magnéticos (no geográficos) Se Están Moviendo.

Este es un artículo publicado por Astronomy.com en el que el autor nos explica que los polos magnéticos (no los geográficos) de la Tierra, se están moviendo, en especial el polo norte, incluso, con mayor rapidez.

A continación el texto traducido del artículo de Astronomy.com:


Nuestros polos magnéticos cambiaron en el pasado. ¿Estamos atrasados para otro cambio, y cómo afectará eso a nuestra electrónica, los continentes y el efecto del Sol sobre nosotros mientras cambian los polos?

El campo geomagnético se genera por convección de fluidos en el núcleo de la Tierra. El funcionamiento de este dínamo es complicado, y el campo que produce el núcleo no es simétrico. Esto ha sido una molestia para los navegantes durante siglos: la aguja de una brújula no apunta exactamente al norte en casi ningún lugar. En el Océano Ártico, en un lugar conocido como el polo norte magnético, la aguja de una brújula sostenida en el plano horizontal no tiene una orientación preferida. En ese lugar, si la aguja de la brújula tuviera total libertad de orientación, apuntaría directo hacia abajo. De igual manera, frente a la costa de la Antártida, en el punto del polo sur magnética, una aguja de brújula orientada libremente apuntaría directo hacia arriba.

Las ubicaciones observadas de los polos norte (izquierda) y sur se han medido solo esporádicamente. Las medidas que muestran sus posiciones están marcadas con cuadrados amarillos. Las ubicaciones modeladas de los polos desde 1590 hasta el 2020 se muestran como líneas y círculos de colores que progresan del azul (1590) al amarillo (2020). Aunque el polo norte parece moverse relativamente rápido, una inversión completa del polo magnético no parece inminente.
Astronomy: Roen Kelly, para NOAA

El campo magnético de la Tierra cambia con el tiempo. En particular, durante miles de años, las ubicaciones de los puntos de los polos magnéticos tienden a deambular cerca de los polos geográficos norte y sur. Ocasionalmente, la intensidad del campo disminuirá y los puntos de los polos se alejarán mucho

de los polos geográficos. A veces, los polos incluso intercambiarán hemisferios, en cuyo caso la polaridad del campo magnético de la Tierra se habrá invertido. Esto no sucede periódicamente; de alguna manera, las reversiones ocurren al azar, como resultado de una dinámica caótica en el núcleo de la Tierra. La última vez que se invirtió la polaridad geomagnética de la Tierra fue hace unos 780,000 años.

Para una polaridad geomagnética que se invierte en comparación con la polaridad actual, ¡las brújulas tenderían (aproximadamente) a apuntar hacia el sur!

Últimamente, los científicos han notado que el polo norte, actualmente ubicado frente a la costa del norte de Canadá, ha estado migrando hacia Siberia a aproximadamente 34 millas (55 kilómetros) por año. En comparación con la velocidad a la que el polo norte se ha movido en los últimos doscientos años, la tasa actual es relativamente rápida. Para colmo, la intensidad del campo ha disminuido en aproximadamente un 10 por ciento en los últimos 150 años. Esto ha llevado a especular que el campo magnético de la Tierra está a punto de invertir su polaridad.

Pero retrocedamos y consideremos algunos hechos más. Mientras que el polo norte está, por ahora, moviéndose bastante rápido, el polo sur no. Y aunque la intensidad geomagnética ha estado disminuyendo últimamente, sabemos por el paleomagnetismo (magnetización preservada en rocas) que la intensidad actual es casi igual al promedio a largo plazo.
Considerando todas estas pruebas juntas y reconociendo que el comportamiento de la dínamo de la Tierra es difícil de predecir, no podemos decir con confianza que el campo magnético de nuestro planeta pronto se revertirá. También sabemos por paleomagnetismo que las reversiones no ocurren periódicamente. Ocurren de manera bastante aleatoria en el tiempo, aproximadamente una vez cada medio millón de años más o menos (en promedio), y, por lo general, una reversión tarda unos pocos miles de años en completarse.

Las reversiones no han tenido ningún efecto aparente en el medio ambiente global, no afectan el movimiento de los continentes y no se ven afectados por el Sol.

Si la humanidad sobrevive en el futuro lejano y se encuentra en medio de una inversión, el impacto en la navegación basada en la brújula probablemente se acomode al progreso tecnológico. Hermosas exhibiciones de auroras, generalmente vistas solo en latitudes altas durante la noche y durante tormentas magnéticas, pueden ser visibles en latitudes más bajas. Desafortunadamente, no creo que viva lo suficiente como para disfrutar de tal espectáculo.

Escrito por Jeffrey J. Love
Geofísico de Investigación, Servicio Geológico de EE. UU., Denver


Fuente: http://astronomy.com/magazine/ask-astro/2019/09/our-magnetic-poles-shifted-in-the-past-are-we-overdue-for-another-shift-and-how-will-that-affect-our-electronics-the-continents-and-the-suns-effect-on-us-while-the-poles-shift