Administración Trump Emite Orden Ejecutiva Sobre el Espacio Exterior

En una orden ejecutiva emitida hoy 6 de abril del 2020, la Administración Trump ha declarado que los Estados Unidos no forman parte del «Acuerdo de la Luna», el cual es un tratado multilateral que transfiere la jurisdicción de todos los cuerpos celestes (incluidas las órbitas alrededor de dichos cuerpos) a los países participantes. Por lo tanto, todas las actividades se ajustarían al derecho internacional, incluida la Carta de las Naciones Unidas.

Este acuerdo (según Wikipedia) no ha sido ratificado por ningún estado que participe en vuelos espaciales humanos de lanzamiento propio o tenga planes de hacerlo (por ejemplo, Estados Unidos, la mayor parte de los estados miembros de la Agencia Espacial Europea, Rusia (antigua Unión Soviética), República Popular de China y Japón) desde su creación en 1979, y por lo tanto tiene poca o ninguna relevancia en el derecho internacional. A partir de enero del 2019, 18 estados son partes del tratado.

Lo sospechoso es que es una iniciativa que se inició en la ONU y como sabemos, desde hace muchos años, existen rumores que ese organo internacional era el intento del Estado Profundo por establecer un gobierno mundial.

Al emitir la orden ejecutiva hoy, la Administración Trump confirma que va a hacer caso omiso a ese supuesto tratado (que parece globalista) y en cambio va a alentar al apoyo internacional en el uso de los recursos espaciales, sin necesidad de estar bajo la sombra o tutela de una organización globalista.

En medio de la locura de la pandemia, este acto, está en total conexión con la preparación de la Fuerza Espacial de los EEUU, la cual, se rumorea, sería el vehículo a través del cual se liberarían tecnologías avanzadas ocultas desde la década de 1950, y desarrolladas en programas espaciales secretos.

A continuación el texto completo, traducido al español, de la orden ejecutiva:


Orden ejecutiva sobre el fomento del apoyo internacional para la recuperación y el uso de los recursos espaciales

Infraestructura y tecnología
Emitido el: 6 de abril de 2020

 

Por la autoridad conferida a mí como Presidente por la Constitución y las leyes de los Estados Unidos de América, incluido el título IV de la Ley de Competitividad para Lanzamiento Comercial al Espacio de los Estados Unidos (Ley Pública 114-90), por la presente se ordena lo siguiente:

Sección 1. Política. La Directiva de Política Espacial-1 del 11 de diciembre del 2017 (Revitalizando el Programa de Exploración Espacial Humana de Estados Unidos), establece que socios comerciales participarán en un «programa innovador y sostenible» encabezado por Estados Unidos para «liderar el regreso de los humanos a la Luna para la exploración y utilización del espacio a largo plazo, seguido de misiones humanas a Marte y otros destinos». La exploración exitosa a largo plazo y el descubrimiento científico de la Luna, Marte y otros cuerpos celestes requerirán una asociación con entidades comerciales para recuperar y usar recursos, incluyendo agua y ciertos minerales, en el espacio exterior.

Sin embargo, la incertidumbre sobre el derecho a recuperar y utilizar los recursos espaciales, incluida la extensión del derecho a la recuperación comercial y el uso de los recursos lunares, ha desanimado a algunas entidades comerciales de participar en esta empresa. Las preguntas sobre si el Acuerdo de 1979 que rige las actividades de los Estados en la Luna y otros cuerpos celestes (el «Acuerdo de la Luna») establece el marco legal para los estados nacionales con respecto a la recuperación y el uso de los recursos espaciales ha profundizado esta incertidumbre, particularmente porque Estados Unidos no ha firmado ni ratificado el Acuerdo de la Luna. De hecho, solo 18 países han ratificado el Acuerdo sobre la Luna, incluidos solo 17 de los 95 Estados miembros de la Comisión de las Naciones Unidas para el Uso del Espacio Exterior con Fines Pacíficos. Además, las diferencias entre el Acuerdo de la Luna y el Tratado de Principios de 1967 que rigen las actividades de los Estados en la exploración y el uso del espacio exterior, incluida la Luna y otros cuerpos celestes, al cual se han unido los Estados Unidos y otros 108 países, también contribuyen a la incertidumbre con respecto al derecho de recuperación y uso de recursos espaciales.

Los estadounidenses deberían tener derecho a participar en la exploración comercial, la recuperación y el uso de recursos en el espacio exterior, de conformidad con la ley aplicable. El espacio exterior es un dominio legal y físicamente único de la actividad humana, y Estados Unidos no lo ve como un bien común global. En consecuencia, la política de los Estados Unidos será alentar el apoyo internacional para la recuperación y el uso público y privado de los recursos en el espacio exterior, de conformidad con la ley aplicable.

Sección. 2. El Acuerdo de la Luna. Estados Unidos no es parte del Acuerdo de la Luna. Además, Estados Unidos no considera que el Acuerdo de la Luna sea un instrumento efectivo o necesario para guiar a los estados nación con respecto a la promoción de la participación comercial en la exploración a largo plazo, el descubrimiento científico y el uso de la Luna, Marte u otros cuerpos celestes. . En consecuencia, el Secretario de Estado se opondrá a cualquier intento por parte de cualquier otro estado u organización internacional de tratar el Acuerdo de la Luna como un reflejo o expresión del derecho internacional establecido.

Sección. 3. Fomentar el apoyo internacional para la recuperación y el uso de los recursos espaciales. El Secretario de Estado, en consulta con el Secretario de Comercio, el Secretario de Transporte, el Administrador de la NASA (Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio), y el jefe de cualquier otro departamento ejecutivo o agencia que el Secretario de Estado determine que es apropiado, tomará acciones apropiadas para alentar el apoyo internacional para la recuperación pública y privada y el uso de recursos en el espacio exterior, de conformidad con la política establecida en la sección 1 de esta orden. Al llevar a cabo esta sección, el Secretario de Estado buscará negociar declaraciones conjuntas y acuerdos bilaterales y multilaterales con estados extranjeros con respecto a operaciones seguras y sostenibles para la recuperación y el uso público y privado de los recursos espaciales.

Sección. 4. Informe sobre los esfuerzos para alentar el apoyo internacional para la recuperación y el uso de los recursos espaciales. A más tardar 180 días después de la fecha de esta orden, el Secretario de Estado informará al Presidente, a través del Presidente del Consejo Nacional del Espacio y el Asistente del Presidente en Asuntos de Seguridad Nacional, sobre las actividades realizadas en virtud de la sección 3 de esta orden.

Sección. 5. Disposiciones generales. (a) Nada en este orden se interpretará para menoscabar o afectar de otra manera:

(i) la autoridad otorgada por ley a un departamento o agencia ejecutiva, o al jefe del mismo; o

(ii) las funciones del Director de la Oficina de Gestión y Presupuesto relacionadas con propuestas presupuestarias, administrativas o legislativas.

(b) Esta orden se implementará de conformidad con la ley aplicable y sujeta a la disponibilidad de apropiaciones.

(c) Esta orden no tiene la intención, y no crea, ningún derecho o beneficio, sustantivo o procesal, exigible por ley o en equidad por ninguna de las partes contra los Estados Unidos, sus departamentos, agencias o entidades, sus funcionarios, empleados , o agentes, o cualquier otra persona.

DONALD J. TRUMP

LA CASA BLANCA,
6 de abril de 2020.


Fuente (en inglés):

https://www.whitehouse.gov/presidential-actions/executive-order-encouraging-international-support-recovery-use-space-resources/


 

Una respuesta a «Administración Trump Emite Orden Ejecutiva Sobre el Espacio Exterior»

  1. Esto me suena directamente a la liberación de las tecnologías, esos «recursos» bien podrían ser las naves, estaciones y equipos del programa espacial secreto… Y que falten 180 días para el FULL Disclosure, es la bomba!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *