Hillary Clinton Trata de Evadir Orden Judicial Para No Dar Testimonio.

Comparte este artículo:

Hillary Clinton parece luchar desesperadamente, a través de sus abogados, para no acatar una orden judicial de comparecer ante un tribunal y dar, en persona, su testimonio sobre su mal manejo de correos electrónicos y datos sobre el ataque a la embajada de EEUU en Benghazi, cuando fue Secretaria de Estado, durante la Administración Obama.

Judicial Watch, la organización anti-corrupción independiente reportó lo siguiente con respecto a este caso:


Judicial Watch: los abogados de Hillary Clinton solicitan a la corte de apelaciones que anule la orden de su deposición

(Washington, DC) Judicial Watch anunció hoy que los abogados de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton y su ex jefa de gabinete Cheryl Mills han pedido al Tribunal de Apelaciones que revoque una orden judicial de una Corte de distrito de los Estados Unidos la cual aprueba la solicitud de Judicial Watch de tomar sus declaraciones sobre los correos electrónicos y Registros de ataques de Benghazi. Los abogados de Clinton y Mills presentaron una «Petición de Escritura de Mandamus» el día de hoy.

La solicitud de Clinton viene por la demanda de Judicial Watch que busca registros sobre «puntos de discusión o actualizaciones sobre el ataque de Benghazi» (Judicial Watch v. Departamento de Estado de los Estados Unidos (No. 1: 14-cv-01242)). Judicial Watch descubrió en el 2014 que los «puntos de conversación» que sirvieron de base para las declaraciones falsas de Susan Rice fueron creados por la Casa Blanca de Obama. Esta demanda bajo la Ley de Libertad de Información (FOIA) condujo directamente a la divulgación del sistema de correo electrónico Clinton en el 2015.

El 3 de marzo de 2020, el juez Lamberth accedió la solicitud de Judicial Watch de cuestionar a Clinton sobre sus correos electrónicos y documentos del ataque de Benghazi. El tribunal también ordenó la declaración de Mills y otros dos funcionarios del Departamento de Estado. Además, el tribunal accedió a la solicitud de Judicial Watch de citar a Google por documentos y registros relevantes asociados con los correos electrónicos de Clinton durante su permanencia en el Departamento de Estado.

En diciembre del 2018, el juez Lamberth ordenó por primera vez descubrir si el uso de un servidor de correo electrónico privado por parte de la Secretaria Clinton tenía la intención de obstaculizar la FOIA (ley de libertad de información); si la intención del Departamento de Estado de resolver este caso a fines del 2014 y principios del 2015 fue de mala fe; y si el Departamento de Estado ha buscado adecuadamente los registros que responden a la solicitud de Judicial Watch. El tribunal también autorizó el tratar de descubrir si la controversia de Bengasi motivó el encubrimiento de los correos electrónicos de Clinton. El tribunal dictaminó que el sistema de correo electrónico de Clinton era «uno de los delitos más graves para la transparencia del gobierno». Los departamentos de Estado y de Justicia continuaron defendiendo la conducta de Clinton y la de agencia con respecto a los correos electrónicos.

El juez Lamberth anuló las objeciones de Clinton y del Departamento de Estado y de Justicia al descubrimiento adicional limitado al señalar primero:

El descubrimiento hasta este momento había sacado a la luz una cantidad notable de información relevante, pero Judicial Watch solicita una ronda adicional de descubrimiento, y es comprensible que así sea. Con cada ronda de descubrimiento que pasa, el Tribunal se queda con más preguntas que respuestas.

Además, el juez Lamberth dijo que está preocupado por el hecho de que tanto el Departamento de Estado como el Departamento de Justicia desean cerrar el descubrimiento en este caso:

Aquí hay aún más por saber. A pesar de que muchas preguntas importantes siguen sin respuesta, el Departamento de Justicia aún, inexplicablemente toma la posición de que el tribunal debe cerrar el descubrimiento y dictaminar sobre las mociones dispositivas. El Tribunal está especialmente preocupado por esto. Argumentar que el Tribunal ahora tiene suficiente información para determinar si el Departamento de Estado realizó una búsqueda adecuada es absurdo, especialmente cuando se consideran las representaciones deficientes del Departamento de Estado con respecto a la existencia de correos electrónicos adicionales de Clinton. En cambio, el Tribunal autorizará una nueva ronda de descubrimientos …

Con respecto a Clinton, el tribunal consideró que su testimonio previo, principalmente a través de respuestas juradas por escrito, no era suficiente:

El Tribunal ha considerado las numerosas veces en que la Secretaria Clinton dijo que no podía recordar ciertos detalles en sus respuestas en interrogatorios anteriores. En una declaración, es más probable que el abogado del demandante pueda usar documentos y otros testimonios para intentar refrescar su recuerdo. Y así, para evitar el resultado insatisfactorio e ineficiente de múltiples rondas de interrogatorios infructuosos y acercar este caso de casi seis años a su conclusión, Judicial Watch podrá aclarar y explorar aún más las respuestas de la Secretaria Clinton en persona e inmediatamente después de que ella las de. El Tribunal está de acuerdo con Judicial Watch: es hora de escuchar directamente de la Secretaria Clinton.

El presidente de Judicial Watch, Tom Fitton declaró: «Este acto desesperado es otro intento más de la máquina Clinton para retrasar la verdad y la rendición de cuentas por su conducta con los correos electrónicos y cómo esto impactó el ‘derecho a saber’ de la gente bajo la FOIA».


Fuente (en inglés):

https://www.judicialwatch.org/press-releases/judicial-watch-lawyers-for-hillary-clinton-ask-appeals-court-to-overturn-order-for-her/


 

Comparte este artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *