Juez Federal Acepta Pedido de Hacer Declarar a Hillary Clinton Sobre Correos Electrónicos.

Comparte este artículo:

La organización Judicial Watch, liderada por Tom Fitton, ha logrado otro paso importante para descubrir la verdad sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton.

Un juez federal ha concedido a Judicial Watch el pedido de hacer declarar a Hillary Clinton sobre su servidor privado de correos electrónicos, en un avance importante para este caso que se está llevando a cabo desde el año 2014.

Este artículo escrito por Ronn Blitzer para foxnews.com, publicado el 2 de marzo del 2020 nos da los detalles:


Juez federal ordena que Hillary Clinton declare sobre correos electrónicos privados: «Aún hay más por saber»
Un juez federal aceptó el lunes una solicitud del grupo conservador Judicial Watch para que la exsecretaria de Estado Hillary Clinton se presente a dar una declaración jurada para responder preguntas sobre su uso de un servidor de correo electrónico privado para conducir asuntos gubernamentales.

Clinton ha argumentado que ella ya ha respondido preguntas sobre esto y que no debería tener que volver a hacerlo; el asunto no dio lugar a ningún cargo para la candidata presidencial en el 2016 después de una investigación de alto perfil, pero el juez del Tribunal de Distrito de DC, Royce C. Lamberth dijo en su fallo que sus respuestas pasadas dejaban mucho que desear.
«Por más extenso que sea el registro existente, este no explica suficientemente el estado mental de la Secretaria Clinton cuando decidió que sería una práctica aceptable instalar y usar un servidor privado para llevar a cabo los asuntos del Departamento de Estado», dijo Lamberth.

El juez continuó reconociendo que si bien Clinton respondió a preguntas escritas en un caso separado, «esas respuestas fueron incompletas, inútiles o superficiales en el mejor de los casos. En pocas palabras, sus respuestas dejaron muchas más preguntas que respuestas». Lamberth dijo que el uso de preguntas escritas esta vez «solo confundirá cualquier comprensión del estado mental de la Secretaria Clinton y no capturaría la imagen completa, lo que retrasaría aún más la disposición final de este caso».

Lamberth incluso dio algunos ejemplos de preguntas pendientes sobre los correos electrónicos de Clinton, tales como, ¿cómo llegó a creer que sus correos electrónicos privados se conservarían bajo los procesos normales del Departamento de Estado?, ¿quién le dijo esto y cuándo?, ¿en qué momento ella se enteró que los funcionarios de gestión de registros del departamento no sabían sobre el servidor?, «¿y en primer lugar, por qué pensó que la ley permitía usar un servidor privado para llevar a cabo asuntos del Departamento de Estado?»
El fallo se produce después de que Judicial Watch reveló en una conferencia de diciembre del 2019 que el FBI lanzó «aproximadamente treinta correos electrónicos de Clinton previamente no divulgados» y que el Departamento de Estado «no pudo explicar completamente» de dónde venían.

El Departamento de Estado ha estado presionando para que finalice la fase de descubrimiento del caso, pero Lamberth dijo que no está listo para hacerlo, y dijo que «aún hay más por saber».

Judicial Watch, que inició este caso en el 2014, está buscando información sobre si Clinton utilizó su servidor de correo electrónico privado para evadir intencionalmente la Ley de Libertad de Información, sobre si el Departamento de Estado actuó de mala fe cuando intentaron resolver el caso hace años, y si el departamento había buscado adecuadamente los registros en respuesta a la solicitud inicial FOIA (Ley de Libertad de Información) de Judicial Watch.
Dado que los intentos de acuerdo y la búsqueda de registros tuvieron lugar después de que Clinton dejó el cargo, el juez dictaminó que la deposición debería centrarse en si ella intentó intencionalmente usar su servidor privado para evadir FOIA y su comprensión de los requisitos de gestión de registros del Departamento de Estado.
Lamberth también accedió a la solicitud de Judicial Watch de hacer declarar a la ex jefa de personal de Clinton, Cheryl Mills, el especialista en Tecnología de Información Paul Combetta, quién estuvo involucrado en la eliminación de los correos electrónicos de Clinton, así como a Brett Gittleson e Yvette Jacks, quienes eran funcionarios del Departamento de Estado familiarizados con el servidor privado de correo electrónico de Clinton.

Judicial Watch también quería interrogar a Clinton y Mills sobre los puntos de discusión del gobierno, después del ataque de Benghazi en el 2012. Lamberth dijo que si bien «no pueden ser cuestionados sobre las acciones subyacentes tomadas después del ataque de Benghazi», pueden enfrentar preguntas sobre «su conocimiento de la existencia de correos electrónicos, documentos o mensajes de texto relacionados con el ataque de Benghazi».

Bill Mears de Fox News contribuyó a este informe.


Fuente (en inglés):

https://www.foxnews.com/politics/federal-judge-orders-hillary-clinton-deposition-to-address-private-emails-there-is-still-more-to-learn


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.