Barr Sugiere que los ‘Titanes’ de las Redes Sociales ya no Necesitan un Escudo Legal

Este artículo escrito por Pete Williams y publicado en nbcnews.com reporta que el Fiscal General William Barr sugirió que las grandes plataformas de redes sociales ya no necesitan el escudo legal que les favorece desde sus inicios y que él estaría a favor de revisar la ley que las proteje.

A continuación la traducción del artículo:


Barr Sugiere que los ‘Titanes’ de las Redes Sociales ya no Necesitan un Escudo Legal

WASHINGTON – El Fiscal General William Barr dijo el miércoles que las grandes plataformas en línea como Facebook y Google ya no necesitan la protección legal que ayudó a fomentar la innovación en Internet al evitar que las compañías de tecnología sean demandadas.

Se cuestionó si una ley federal, adoptada en 1996 para proteger a la [entonces] joven industria tecnológica, está desactualizada. “Las empresas tecnológicas ya no son desvalidas. Se han convertido en titanes de la industria estadounidense”, dijo en un seminario organizado por el Departamento de Justicia.

El tema era una disposición de la ley conocida como la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, ampliamente elogiada por los defensores de la libertad en Internet. Esta dice que los proveedores de servicios de Internet no pueden ser legalmente responsables por el contenido publicado por los usuarios.

El Fiscal General William Barr habla en la Conferencia Legislativa y Tecnológica de Invierno de la Asociación Nacional de Sheriffs en Washington el 10 de febrero de 2020. Archivo de Susan Walsh / AP

Al comienzo de la revolución de internet, dijo Barr, las compañías de internet funcionaban como foros de anuncios comunitarios. Pero ahora, dijo, las plataformas en línea tienen “herramientas sofisticadas de moderación de contenido, algoritmos, funciones de recomendación y orientación. Con esas nuevas herramientas, la línea entre hospedar pasivamente el discurso de terceros y curar o promover activamente el discurso comienza a borrarse”.

El fiscal general dijo que la ley pone una gama de conductas ilegales fuera del alcance de los tribunales, incluida la venta de productos ilegales o defectuosos, la conexión de terroristas y la facilitación de la explotación infantil.
Alguna vez muy queridas por Washington, compañías como Google, Facebook y Twitter enfrentan crecientes llamados de ambas partes para asumir más responsabilidad por el contenido que difunden. Y otros países están presionando por reformas similares.

Esta semana, la Unión Europea rechazó una propuesta de Facebook para regular el contenido en línea y, en cambio, dijo que las empresas de redes sociales deberían asumir más responsabilidad para eliminar el material ilegal.

Los opositores a las restricciones gubernamentales en Internet defienden firmemente la Sección 230. La Electronic Frontier Foundation dijo que ha hecho posible una explosión de creatividad en videos en línea, reseñas de consumidores, anuncios clasificados y conexiones sociales. La ley “ofrece su escudo legal a los blogueros que actúan como intermediarios al presentar comentarios en sus blogs”, dijo en un comunicado el grupo activista de derechos digitales sin fines de lucro.

Los tribunales federales han interpretado ampliamente la ley para bloquear demandas contra las plataformas en línea. Un hombre de la ciudad de Nueva York, Matthew Herrick, perdió su batalla judicial contra la aplicación de citas homosexuales Grindr por su afirmación de que un ex novio se hizo pasar por él en la aplicación y solicitó sexo violento. Durante un período de diez meses, dijo Herrick, más de 1,400 hombres llegaron a su departamento y su lugar de trabajo exigiendo sexo.

Los tribunales también han desestimado demandas contra traficantes de armas en línea presentadas por víctimas de tiroteos masivos, en los cuales el atacante compró el arma a través de Internet.
Barr dijo que no ha llegado a ninguna conclusión, pero sugirió que él favorecería algunos cambios en la ley. Dijo que la pregunta es “si esos incentivos están funcionando o si necesitan ser recalibrados”.
Pete Williams es un corresponsal de NBC News que cubre el Departamento de Justicia y la Corte Suprema, con sede en Washington.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *