El Intento de Golpe de Estado Contra Trump Que Los Medios No Mencionan.

Comparte este artículo:

A continuación traducimos un artículo escrito por James Howard Klunster en su blog kunstler.com (publicado luego por zerohedge.com) el cual explica de la manera más resumida posible, cuánta gente está involucrada en el intento de golpe de estado contra Donald Trump, en las diferentes agencias de inteligencia y Departamento de Justicia de EEUU.

Esto realmente da una idea de lo que hemos comentado en muchos de nuestros videos: el alcance y profundidad de la corrupción del estado profundo en todas las organizaciones e instituciones de la sociedad.

Esto hace mucho más difícil y lento el proceso de hacer justicia, por lo cual mucha gente pierde la paciencia y piensa que nada va a ocurrir, pero en realidad, si siguen el desarrollo de los acontecimientos, se nota que se está avanzando, así que, si bien es cierto, es un poco lento, no es imposible.

Aquí la traducción del artículo:


Lo Que Está En Juego

Un “mal olor” de consternación se apoderó del pantano del río Potomac a fines de la semana pasada cuando el ex director interino del FBI Andrew McCabe no fue acusado por mentirle a su propia oficina mientras, en otras partes de DC, el distinguido teniente general Flynn todavía luchaba por su vida en contra de exactamente la misma acusación después de tres años de maniobras dilatorias por parte del Departamento de Justicia para ocultar su malversación procesal en el caso… y luego el sospechoso asunto de Roger Stone entró en una zona desconocida de malabares que parecían culminar en una artimaña organizada por sus cuatro fiscales acusadores para atraer al Fiscal General, el Sr. Barr, a una trampa.

Estás perdonado por no seguir todos los giros y vueltas en esta última entrega de lo que ahora podría llamarse CoupGate (GolpeGate), esto es un resumen de la campaña sediciosa para derrocar al presidente, que ya ha pasado por tantas puertas (o Gates como se dice en inglés), SpyGate, RusiaGate, MuellerGate, UcraniaGate, DenuncianteGate, que Trump parece haber pasado tres años entrenando para el slalom gigante en los próximos Juegos Olímpicos de invierno. Una guerra civil localizada está en marcha ahora en el Departamento de Justicia. El Sr. Barr está en el medio, recibiendo de ambos lados.

Aparentemente, el Fiscal General ha dividido al Departamento de Justicia en dos reinos separados: el cuerpo de golpistas ahora identificado que trabaja desesperadamente para mantener sus traseros encubiertos en una conspiración que se desmorona, y el grupo del Sr. Barr intentando dar cuenta de manera justa de todo lo que ha sucedido, mientras salva lo que queda de la legitimidad institucional de la institución. Hay demasiada evidencia documentada del delito en el dominio público para descartar estas actividades como una «teoría de la conspiración». El problema es que tantos estaban involucrados desde tantas sucursales y agencias, que el enjuiciamiento completo de cada ángulo de esto podría derribar la burocracia permanente como la torre Jenga en la que se ha convertido.

La decisión de dejar que McCabe salga patinando con su rap mentiroso enfureció a aquellos que exigían responsabilidad por parte de los abogados del gobierno, ya que incluso el Inspector General del Departamento de Justicia, el Sr. Horowitz, citó casos en serie de su «falta de franqueza» en más de un informe, y «Andy» parece haber sido un hombre clave para el FBI en las fases inicial y media del golpe, junto con su homólogo del Departamento de Justicia, el ex fiscal general adjunto Rod («Usaré un micrófono”) Rosenstein.

Tengo una teoría sobre el caso McCabe: el Fiscal General ha quitado de la mesa el cargo de «mentir al FBI». Se ha convertido en un lastre, prácticamente el emblema de la mala conducta del gobierno, y el Sr. Barr se está deshaciendo de esto en esos asuntos. Ya ha realizado demasiadas travesuras, ha insultado el sentido de justicia de los estadounidenses y ha dañado la posición del Departamento de Justicia. Ten en cuenta que Andrew McCabe ha sido liberado solo por ese cargo, derivado de una sola referencia del Inspector General en particular; Es muy posible que sea responsable de futuros cargos más serios. De ahora en adelante, no habrá más acusaciones “juguetonas” en contra de ninguno de los implicados en el golpe, solo los cargos más graves y solo aquellos que se sumen a un caso sólido.

«El Golpe Contra Trump»

El golpe ha sido tan amplio, profundo y denso que predigo que los casos deberán someterse a los estatutos de RICO (ley contra el crimen organizado) en lotes para diferentes grupos en agencias y ramas separadas del gobierno.

Por ejemplo, está la Pandilla de Inteligencia, incluido el ex Director de la CIA John Brennan, el ex Director de Inteligencia Nacional (DNI) James Clapper, el actual Inspector General de Inteligencia, Michael Atkinson, el así llamado denunciante (el que no puede ser nombrado, E*** C**********) y el Hombre Internacional del Misterio Joseph Mifsud.

Hay una pandilla del Departamento de Estado que ayudó a diseñar UcraniaGate, incluida la ex Embajadora Marie Yovanovich, el ex Secretario de Estado John Kerry y otros. Hay una gran manada de abogados deshonestos en el Departamento de Justicia y su hijastro, el FBI, los nombres ampliamente difundidos hasta ahora, Comey, Strzok, Baker, Boente, Carlin, Clinesmith, y otros.

Están Robert Mueller y sus secuaces, Andrew Weissmann, Jeannie Rhee, y otros.

Hay otra banda de sediciosos en el Congreso que incluye a Mark Warner del Comité de Inteligencia del Senado, el ahora notorio idiota Adam Schiff en la Cámara de Representantes y empleados que trabajaron para ambos.

Hay un montón en la Oficina de Evaluación Neta del Pentágono, que pagó más de un millón de dólares al Hombre Internacional Alternativo del Misterio (en realidad, agente de la CIA) Stefan Halper para ejecutar esquemas de trampas contra las personas que trabajan para Trump.

Hay un enjambre de la Casa Blanca de Barack Obama, que incluye a Valarie Jarrett, Susan Rice, Samantha Powers, Alexandra Chalupa, el ex vicepresidente Joe Biden y el ex presidente mismo.

Y finalmente, está el gorila de 800 libras en el matorral del Partido Demócrata, a saber, Hillary Clinton, y aquellos relacionados con ella y su fraude de caridad, la Fundación Clinton, la cual es la base real y verdadera para todo el sórdido asunto: una lista que incluye a Viktor Vekselberg del Proyecto Skolkovo de Rusia, el oligarca ruso donante de $25 millones Victor Pinchuk, el magnate ruso del aluminio Oleg Deripaska y Dmitri Alperovich de CrowdStrike, (colusión rusa, ¿alguien?), así como trabajadores independientes como Christopher Steele, Glenn Simpson de Fusion GPS, el abogado / “lobista” Adam Waldman y los “mandaderos” de Hillary, Sidney Blumenthal y Cody Shearer. Las historias detrás de esos nombres están en toda la web, en caso de que quieras informarte por ti mismo.

Ahora, tal vez puedas ver el alcance de este gran desastre y deducir el grado de dificultad que enfrenta William Barr al intentar aclararlo todo. Tiene que seleccionar cuidadosamente a los que van a ser acusados y probablemente ni siquiera molestarse con algunos de los jugadores pequeños. Los cargos van a tener que ser serios, y los casos deben ser fuertes. Es una cantidad de trabajo gigantesco, y un asunto bastante delicado considerando el potencial explosivo para un gobierno cuya credibilidad ya está bastante destrozada. No resolverlo puede convertir una simple guerra civil burocrática en una auténtica rebelión ciudadana con algunas de las 300 millones de armas de fuego que existen en general en la república. Creo que el Sr. Barr es consciente de lo que está en juego y se comportará honorablemente.


Fuentes (en inglés):

https://kunstler.com/clusterfuck-nation/at-stake/

https://www.zerohedge.com/political/coupgate-localized-civil-war-now-underway-doj


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *