FBI encontró más evidencia del mal manejo de Emails de Clinton

El 10 de enero del 2020, Judicial Watch reportó a través de una nota de prensa que obtuvieron más evidencia del mal manejo de información de asuntos de gobierno por parte de Hillary Clinton, a través no solo de correos electrónicos, sino también, de mensajes de texto.

Esto es lo que reportó Judicial Watch:


Judicial Watch: el FBI encuentra nuevos correos electrónicos de Clinton – Incluye información clasificada y revela que Clinton usó mensajes de texto para asuntos del gobierno

(Washington, DC) Judicial Watch reveló hoy 37 páginas de nuevos correos electrónicos de Clinton encontrados recientemente por el FBI que muestran que la ex-secretaria de Estado Hillary Clinton usó su correo electrónico no seguro y no gubernamental para transmitir información clasificada. Los nuevos correos electrónicos también muestran que Clinton utilizó mensajes de texto para asuntos del gobierno. Los documentos, entregados a Judicial Watch luego de una revisión por parte del Departamento de Estado, incluyen 13 nuevos correos electrónicos de Clinton.

El Departamento de Estado no proporcionó información sobre dónde se encontraron los correos electrónicos; porqué no fueron entregados previamente; o si se esperan  registros adicionales. El mes pasado, un abogado del Departamento de Justicia no pudo decirle a un juez de un tribunal federal cómo y dónde el FBI descubrió el nuevo grupo de correos electrónicos de Clinton. El Departamento de Estado afirmó anteriormente que había entregado todos los correos electrónicos de Clinton que se podían liberar, incluidos los correos electrónicos recuperados por el FBI que Hillary Clinton intentó destruir o retener. El Departamento de Estado inicialmente afirmó que todos los correos electrónicos en respuesta se habían entregado en el 2018, pero luego encontró más correos electrónicos que se entregaron, por primera vez, a principios del año pasado.

Luego, en noviembre del 2019, el Departamento de Estado reveló por primera vez al tribunal que el FBI había encontrado este último lote de correos electrónicos.

Los correos electrónicos se entregaron gracias a la demanda bajo la Ley de Libertad de Información de Judicial Watch (FOIA) pidiendo todos los correos electrónicos de gobierno de Clinton enviados o recibidos en su sistema de servidor secreto (Judicial Watch v. Departamento de Estado de los EE. UU. (No. 1: 15-cv-00687) ):

Todos los correos electrónicos enviados y recibidos por la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton en su calidad oficial de Secretaria de Estado, así como todos los correos electrónicos de otros empleados del Departamento de Estado a la Secretaria Clinton con respecto a su dirección de correo electrónico que no sea «state.gov».

El nuevo grupo de correos electrónicos incluye uno fechado el 23 de enero del 2012, en el que el ex primer ministro británico Tony Blair envía un correo electrónico al correo electrónico personal de Clinton cuyo contenido fue tachado como clasificado.

En un correo electrónico que contenía información clasificada del 30 de agosto del 2011, Jeffrey Feltman, entonces subsecretario de la Oficina de Asuntos del Cercano Oriente, sugirió que Clinton se reuniera con el primer ministro libanés, Najib Mikati, en París para hablar sobre Siria y otros asuntos.

En un intercambio de correos electrónicos el 31 de agosto del 2011, la asistente principal de Clinton, Huma Abedin, dice que le envió a Clinton «un par de mensajes de texto» y ofrece «enviar a Mónica [Hanley] a Hamptons para ayudarla a organizarse».

En un correo electrónico enviado el 10 de abril del 2012, Clinton envía un memorando sobre la campaña electoral egipcia que incluye información sobre la Hermandad Musulmana que ella recibió de Sidney Blumenthal enviado a su entonces subjefe de gabinete Jacob Sullivan. En ese memorando, Blumenthal afirma tener «Fuentes con acceso a los niveles más altos de la Hermandad Musulmana en Egipto, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y los servicios de inteligencia y seguridad occidentales».

El 7 de noviembre del 2012, Mills reenvía una cadena de correos electrónicos clasificada con el asunto «documento de salud global» al correo electrónico personal de Clinton. El correo electrónico inicial, el cual incluía un borrador de ese documento, fue etiquetado y resaltado como «Información confidencial, no para una mayor difusión a CUALQUIER otro».

En un correo electrónico fechado el 30 de agosto del 2011, Clinton reenvía a Sullivan, su principal asesor de política exterior, un memorando de inteligencia sobre Libia que Blumenthal le envió anteriormente con el asunto: “H: Muy buena información de inteligencia: dentro de NTC. Sid”. NTC es el acrónimo del Consejo de Transición Nacional de Libia. El Departamento de Estado tachó los comentarios de Hillary Clinton sobre el memorando de Blumenthal sobre Libia.

En una cadena de correos electrónicos muy censurada entre el 25 y el 26 de enero del 2009, Clinton envía una copia a su teléfono BlackBerry en una discusión sobre un enviado a Corea del Norte con su entonces jefa de personal, Cheryl Mills, y al ex asesor especial del Departamento de Estado para la no proliferación y el control de armas Robert Einhorn. Einhorn le envía a Clinton «varios nombres para consideración [de Clinton]». Clinton responde desde su cuenta de correo electrónico personal.

Después de que Einhorn responde, Clinton le pide a Mills en privado que ponga a Einhorn y a alguien que solo se identifica como «Rose» «en el espacio de transición». Ella también pide que los senadores John Kerry y Richard Lugar estén en las listas de llamadas para «programar a los dos”.

El 18 de febrero del 2009, Mills envía un correo electrónico a Clinton, BlackBerry y Abedin de Clinton que contiene un mensaje «Para HRC del [ex Embajador] Frank Wisner» sobre la solicitud de Clinton de sus pensamientos sobre su próximo viaje a Egipto.

El 2 de agosto del 2009, en un correo electrónico con el asunto «Feingold», Huma Abedin envía al correo personal de Clinton un memorando de Russ Feingold sobre asuntos relacionados con Somalia, Angola, la República Democrática del Congo, Liberia y Nigeria. La nota también incluye información sobre el grupo militante islámico, Boko Haram en Nigeria.

En un correo electrónico fechado el 8 de enero del 2012, que incluía el horario de Clinton, Abedin envía un correo electrónico a la programadora principal de Clinton, Lona Valmoro, para verificar si Clinton tendrá tiempo suficiente para prepararse para su entrevista en la revista Elle. También tuvo una entrevista con Lisa DePaolo de la revista More. Ese mismo día, Clinton respondió cinco preguntas durante su llamada telefónica con 200 miembros del personal de la Embajada de los Estados Unidos en Kabul.

En un correo electrónico fechado el 31 de octubre del 2012, Anne-Marie Slaughter, la entonces directora del Departamento de Estado de Planificación de Políticas, envió un correo electrónico al correo electrónico personal de Clinton, así como también a Sullivan, Abedin, Mills y al asesor de innovación de Clinton, Alec J. Ross, con un documento solicitando al Departamento de Estado apoyo para un canal satelital que «permitiría a los sirios hablar con sirios en un formato controlado por los ciudadanos». Slaughter agrega que «se puso en contacto con los suecos» sobre este tema.

El 4 de noviembre del 2012, Valmoro vuelve a enviar la sensible agenda diaria de Clinton a Clinton y a Abedin en el servidor no seguro.

«Mágicamente, después de años, el FBI encuentra más correos electrónicos de Clinton que muestran que Clinton utilizó mensajes de texto para el trabajo del gobierno, sin mencionar el flujo contínuo de información clasificada transmitida a través de su sistema de correo electrónico no seguro», dijo el presidente de Judicial Watch, Tom Fitton. «Estos documentos subrayan aún más la necesidad de una investigación criminal nueva, imparcial y exhaustiva sobre la flagrante malversación de Clinton, y el encubrimiento relacionado con el Departamento de Justicia, el FBI y el Departamento de Estado».

Clinton declaró repetidamente que las 55,000 páginas de documentos que entregó al Departamento de Estado en diciembre del 2014 incluían todos sus correos electrónicos relacionados a su trabajo. En respuesta a una orden judicial en otro caso de Judicial Watch, declaró bajo pena de perjurio que ”ordenaré que todos mis correos electrónicos en clintonemail.com bajo mi custodia que fueran o sean potencialmente registros federales, sean proporcionados al Departamento de Estado, y en información y creencia, esto se ha hecho».

La entrega de documentos en este caso debía haber concluido con la recuperación del FBI de aproximadamente 5,000 de los 33,000 correos electrónicos de gobierno que Clinton tomó e intentó destruir, sin embargo, el caso sigue en curso.


Fuente (en inglés):

https://www.judicialwatch.org/press-releases/judicial-watch-fbi-finds-new-clinton-emails-includes-classified-information-and-discloses-that-clinton-used-text-messages-for-government-business/


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *