Secretos de la CIA – Industria global de esclavos sexuales

Comparte este artículo:

GailAllen.com

Por la Dra. Sue Arrigo, 15 de junio del 2007

Dra. Sue Arrigo, doctora en medicina (foto tomada del video de James Rink Super Soldier Talk (James Rink, el súper soldado habla) – Sue M – Illuminati Monarch and Holistic Healer (monarca Iluminati y sanadora holística) – 21 de marzo del 2013, ubicado aquí: https://www.youtube.com/watch?v=0rc29N2– E0). Esta es la única foto de la Dr. Arrigo que he encontrado, pero parece coincidir con la de su página de Twitter en https://twitter.com/suearrigo. (GBA)

PARTE 1

Esta es la historia de cómo la CIA usa las «zonas en guerra» para atraer a los niños para el negocio de esclavos sexuales. Es posible que hayas escuchado cómo las dos compañías, DynCorp y Halliburton, fueron atrapadas traficando mujeres durante la guerra en Yugoslavia.

Algunos antecedentes sobre este tema se pueden encontrar en Dyncorp y Halliburton el escándalo de esclavos sexuales no desaparecerá.

Por favor, ve el video de la representante Cynthia McKinney Grills Rumsfeld en Redes de tráfico sexual Dyncorp.

En estos casos, estaban importando y traficando con mujeres del bloque ruso y oriental como esclavas sexuales.

Quiero hablar sobre los niños que son nativos de cualquier zona en guerra. La CIA hizo esto en todo África, y en cualquier lugar al que fueron como parte estándar de sus operaciones.

Los nombres de las compañías principales cambiarán con el tiempo. Estoy escribiendo esto de memoria después de haber estado dentro de la CIA por décadas. Algunos de los detalles pueden estar errados, pero la esencia del material será correcta.


LA ESPERANZA DE VIDA DE UN ESCLAVO SEXUAL

La economía en la venta de un niño como esclavo sexual es tal que es muy lucrativa.

Un niño en el negocio de esclavos sexuales tiene una vida útil de dos años. No logran prosperar en ese marco. Mueren de enfermedad, negligencia, abuso y abandono.

Los niños son asesinados si están gravemente heridos, se niegan a trabajar o están muy cansados como para atraer clientes. Casi nunca son liberados por sus dueños porque pueden hablar. Usualmente, es una ocupación sin salida.

Nadie lleva a un niño así a una sala de emergencias porque el abuso sexual podría salir a la luz. Son bienes desechables que los propietarios no esperan que duren de todas formas. Si son niños, podrían crecer y convertirse en proxenetas. Algunos niños huyen, pero a menudo son capturados por otros proxenetas. Si vienen de otro país, no tienen papeles y tienen pocas habilidades lingüísticas. Si la policía los recoge, son detenidos durante meses o años y deportados, a menudo de regreso a la misma zona de guerra.

Algunos eran niños soldados o niños espías antes de ser forzados a la esclavitud sexual. Incluso sin eso, han inhabilitado el Síndrome de estrés postraumático intencionalmente inflingido para desactivarlos y evitar que puedan escapar con éxito.

LA ECONOMÍA DE LA ESCLAVITUD SEXUAL

Si son transportados a un lugar como la ciudad de Nueva York, el propietario puede ganar alrededor de US$50 por hora durante aproximadamente 10 horas al día, algo así como US$500 al día o $3,000 a la semana, que son $150,000 al año.

La comida del niño cuesta casi nada. El dueño tiene que alojarlos. El alquiler y la ropa, etc. es menos de $10,000 dependiendo de la ubicación. Es aún una ganancia de $140,000 al año, o alrededor de $300,000 para la esperanza de vida de un niño.

El precio actual para que los propietarios de los burdeles que compran a un niño en un bloque de subastas en la ciudad de Nueva York y D.C. es de $500 dólares por un niño enfermo a $50,000 por uno virgen elegido que sea rubio y de ojos azules y hable inglés.

El precio promedio por un niño de una zona en guerra es de aproximadamente US$2,000. Luego, hay un costo aproximado de $10,000 para participar en la subasta.

(Nota: he asistido a varios de estos. Solía tener el pasatiempo de descubrir cómo cerrar las casas de subastas. Es un pasatiempo peligroso. Las personas que lo practican están coqueteando con la muerte. Con suerte, son buenos espías u operativos antes de intentarlo. Para entrenar a buenos espías, es una práctica de iniciación; como la práctica de los indios americanos de abofetear a un oso pardo).

La CIA lleva a los niños y los vende en grandes lotes, como un barco lleno o varios cientos en un tren cargado a los subastadores. En ese sentido, es como la droga que maneja la CIA, la CIA solo hace grandes cosas.

Si te metes con ellos a ese nivel, ordenan que te maten sin pensarlo dos veces. Si alguien interfiere con el siguiente nivel hacia abajo, después de que ya vendieron a los niños, no les importa mucho, puede que no sea su pérdida financiera.

REUNIENDO LA «COSECHA” DE HUERFANOS EN ZONAS EN GUERRA


La CIA y sus jefes corporativos como los Rockefeller y los Bush ganan alrededor de 1,000 USD por niño de una zona en guerra si los venden a los subastadores. De esos 1,000,
la CIA obtendrá aproximadamente 300, y aproximadamente 700 irán a los jefes corporativos. Con las drogas, la división es más como de 15 USD por 100 en ganancias para la CIA. Hay mucho más dinero que ganar cuando los jefes mantienen a los niños con ellos. Entonces, los mejores niños son la crema y nata y nunca llegan a las casas de subastas. Los niños son la crema y nata ya sea por su apariencia o por su inteligencia. Un niño inteligente, como yo lo era, puede ser un activo para toda la vida y hacer que el propietario gane mucho más dinero. Alrededor del 1 al 2 por ciento de los niños son tratados de esa manera, como espías o esclavos corporativos. Alrededor del 5 por ciento de los niños son retirados por los jefes por su apariencia. Los mejores terminan como un niño o niña en la casa de un político que el jefe quiere mantener feliz y controlado. También estarán espiando al político para el jefe. En esa posición, algunos de estos niños llegan a la edad adulta.

MODELOS PRESIDENCIALES: COSECHANDO A LOS NIÑOS DE LOS OFICIALES MILITARES DE LOS ESTADOS UNIDOS

Los «modelos presidenciales» que reciben capacitación de la CIA están en esa categoría. Brice Taylor es un ejemplo de eso (ver sus libros [en la barra lateral – el interesado deberá entrar al link de la página original de este articulo proporcionado al final en “Fuentes”]).

Ella dice que 3.000 mujeres se convirtieron en esclavas sexuales presidenciales según la cifra que escuchó. Son víctimas de control mental.

Ve el libro del Dr. Colin Ross «Bluebird: Deliberate Creation of Multiple Personality by Psychiatrists” (Bluebird: Creación deliberada de personalidad múltiple por psiquiatras), que escribió después de tener pacientes como este y leer 15,000 páginas de documentos de la CIA publicados bajo la Ley de Libertad de Información.

Sus mentes fueron divididas usando la tortura a una edad temprana. La mía fue dividida entre los 3 y 4 años. Una o más de las partes es a menudo muy psíquica. Sin embargo, hay formas mucho mejores de hacer psíquicos acertados sin trauma.

Los modelos presidenciales a menudo han sido entrenados por la CIA en habilidades especiales de ESP [extrasensorial perception = percepción extrasensorial] como tener una memoria fotográfica. Otras habilidades especiales de ESP de espías de la CIA para las que pueden haber sido programados incluyen la capacidad de hablar «en lenguas», es decir, en cualquier idioma, la capacidad de ver y escuchar a distancia, como en clarividencia y clariaudiencia) A/K/A [also known as = también conocido como] visión remota , cambiar de forma y pronosticar el futuro, incluidos los precios de las acciones, etc.

La CIA necesitaba estas habilidades en los espías. Los chamanes tenían las habilidades y la CIA hizo la R&D [research and development = investigación y desarrollo] para obtenerlas. (Ve los libros de John Perkins “Confessions of an Economic Hit Man” (Confesiones de un asesino económico» y «Shapeshifting” (Cambio de forma).


BENEFICIOS PRIVADOS DE LA INVESTIGACIÓN Y EL DESARROLLO PAGADOS POR EL CONTRIBUYENTE (R&D)

Los jefes poseen sus propios servicios de llamadas de clase alta que hacen mucho dinero con el servicio a sus amigables hombres de negocios.

(Ver el Washington Post Expose, ex senador DeCamp video / escribe sobre FEDERAL OCCULT PEDOPHILIC DRUG / PORN RITUAL MURDERING ELITE (Elite Ocultista Federal de Asesinatos, rituales, drogas/porno y pedofilia)).

Esto a veces se asocia con un tipo de servicio de escolta que permite que los niños crezcan también siendo encantadores. Pero eso es realmente difícil ya que la mayoría de los niños están demasiado hastiados y cansados después de un año o dos secuestrados.

En los entornos de clase más alta, los jefes ganan hasta un millón de dólares por día por el servicio de esclavos. Suena increíble, pero es una muestra de cuán ricos son los compradores de los servicios y lo que las habilidades de un buen pronosticador de precios de acciones valen para ellos por un día.

Ve el Psíquico de Hilter para un ejemplo histórico de pronóstico de precios de acciones.

Un jeque árabe que quiera complacer al presidente para lograr un acuerdo petrolero no pensará en gastar el millón para tener a una niña con la que el presidente se haya acostado; es una especie de estatus y de vinculación masculina.

CENAS EN LA CASA BLANCA – PROSTITUCION LUCRATIVA DE NIÑOS Y NIÑAS AMERICANOS DE CUALQUIER EDAD


Los modelos presidenciales hechos a la moda del control mental de la CIA, hermosas niñas y niños que eran espías encantadores sin habilidades avanzadas de ESP, generalmente obtenían $10,000-30,000 por día para sus jefes cuando se usaban en las funciones de la Casa Blanca.

Las chicas estarían en la cena de la Casa Blanca y los hombres indicarían sus preferencias hablando con ellas y mostrando un evidente interés en ellas.

O el hombre era lo suficientemente rico como para no preocuparse por el costo hasta que recibía la factura más tarde o se le informaba cortésmente del precio haciendo que figurara en la parte inferior de una tarjeta colocada al lado de su bebida en una bandeja de plata u oro.

Dependía del «mayordomo» el saber en qué categoría se encontraba el hombre en términos de riqueza y preferencias personales.

Por lo general, yo iba a la cena del brazo del DCI [director of central intelience = director del centro de inteligencia] y me sentaba a su lado durante gran parte de la noche para que pudiera hacerme responder sus preguntas como un visor remoto de precisión conocida en esa personalidad.

Dependía de él si iba a ser entregada a otro hombre por la noche, ya que afectaba la seguridad nacional.

Considera por un momento la cena habitual en la Casa Blanca. Su tamaño varía de 5 mujeres a unas 50 esclavas en una noche determinada.

Con una ganancia promedio de $20,000 por noche, 5 ganancias de $100,000 y 50 ganancias de $1 millón. No todas las noches sucede eso.

Pero aproximadamente el Presidente mismo hace unos $30-100 millones al año solo con las esclavas sexuales de modelo presidencial. Eso comienza a decirte sobre el conflicto de intereses al detener este sistema corrupto. Ha estado sucediendo desde hace mucho tiempo, desde el presidente Kennedy.

El presidente Carter es la única excepción a la regla que conozco. Ya que personalmente fui forzada a acostarme con

Johnson,

VP Nelson Rockefeller,

Reagan,

Bush padre,

Clinton,

and Bush Jr.

esto no es teoría para mí.

Sin embargo, debido a que principalmente era una Directora Modelo de Inteligencia Central, terminé más que nada en las camas de DCIs desde Helms (izquierda) hasta Tenet (derecha).

 

 

 

 

 

DCI Richard M. Helms                                                       DCI George Tenet

El club de lo $100,000 al mes para garantizar el éxito político a través del chantaje.

Ahora hablemos un poco sobre los bebés que salen de las zonas en guerra porque me desvié demasiado con los niños estadounidenses al hablar de las escoltas de los dignatarios extranjeros y nacionales.

Las mujeres son violadas en la guerra y a menudo abandonan a los bebés al nacer. La CIA ayuda a financiar orfanatos en las zonas de guerra para poder tomar a los niños que quiera. Los niños menores de 2 años generalmente están demasiado descuidados para sobrevivir: el síndrome de incapacidad para prosperar.

Los más lindos son comprados por la CIA para los jefes del Cabal y vendidos como parte del club de $100,000 al mes.

A la gente rica le gustan los vinos finos para mostrarlos mensualmente y esto es una variación de eso. Se inscriben casi automáticamente sin ninguna opción en el asunto si asisten a ciertas ceremonias de bienes de clase alta en todo el mundo organizadas por personas como los Rockefeller.

Entrar por la puerta significa que no puedes volver a salir cuando comience la ceremonia a menos que seas un muy buen espía. La ceremonia implicará el sacrificio humano de alguna persona, a menudo un niño pequeño o una joven virgen.

Después de esa iniciación en el fino arte del sacrificio humano, se espera que el invitado continúe con esa tradición de enredar a otros de la misma manera. De lo contrario, se le asocia con amenazas de muerte y chantaje. La muerte puede ser el resultado de «accidentes».

Pocas personas son lo suficientemente sofisticadas como para saber no meterse en una de estas trampas o cómo salir de ellas. Tienen familias y ceden a la presión. Luego se perpetúa a sí mismo. Consiguen un bebé por mes para el asesinato ritual y atrapar a todos los políticos y jefes de policía que podrían tratar de detener su ascenso a la fama.


CRISTIANISMO INVERSO: LA RELIGIÓN DE PRESIDENTES, POLÍTICOS Y DCIs

Continúan practicando el cristianismo por vía oral durante el día y el satanismo por la noche por sus obras. Algunos de ellos están controlados mentalmente por el trauma y las drogas en la ceremonia inicial y ni siquiera saben más tarde que son satanistas. Otros sí lo saben.

Diría que alrededor del 20 por ciento están plenamente conscientes de que lo que están haciendo es diabólico y está mal y simplemente no saben cómo detenerlo. Alrededor de 50 saben lo que están haciendo, pero niegan que sea malo.

Lo excusan como su derecho a ser paganos y desinhibidos. Luego, alrededor del 10 por ciento tienen personalidades múltiples y no tienen idea durante el día de lo que sucede en la noche.

Luego, alrededor de otro 20 por ciento son demasiado vagos y apáticos como para pensar en lo que están haciendo. Simplemente lo están haciendo porque otros lo hacen.

ORFANATOS FINANCIADOS POR LA CIA

Vayamos a algunos de los detalles, donde un investigador podría comenzar a hacer grandes descubrimientos, concretamente, Yugoslavia, que tenía muchos bebés abandonados, muchos de ellos de piel clara.

Yugoslavia – 1989

Yugoslavia – 25 de junio de 1991

Yugoslavia – 25 de septiembre de 1991

Yugoslavia – 03 de marzo de 1992

Yugoslavia – 07 de abril de 1992

Yugoslavia – 28 de abril de 1992
Desintegración de Yugoslavia

La CIA financió tres orfanatos importantes, incluido uno de los de la UNESCO. Los Rockefeller financiaron cuatro orfanatos. Hubo una superposición en uno de ellos que causó algunos problemas. Los «cazatalentos» de la CIA llegaron una semana después de lo que lo hizo Rockefeller y eso hizo sospechar a las monjas.

En cada caso, se les dijo a las monjas que los visitantes estaban trabajando para grandes agencias de adopción en los Estados Unidos y que los niños serían rápidamente procesados en un gran lote para adopción.

Los orfanatos locales en Yugoslavia quedaron totalmente saturados. Habían toneladas de bebés y un gran número de huérfanos de guerra, este último principalmente como resultado de las bombas estadounidenses que mataron a sus padres. Algunos habían sido extraídos de los escombros días después. Muchos de estos niños ya estaban extremadamente traumatizados.

Eso le ahorró a la CIA parte del trabajo de traumatizarlos ellos mismos, si iban a convertirse en esclavos de control mental. Algunos de los más inteligentes recibieron entrenamiento más tarde para ser jefes de gobierno títeres.

Estados Unidos los envía de regreso 20-30 años después como jefes de algún país o como un importante ministro.

Cada vez que escuches de un nativo de un país educado en los EE. UU. que regresa a él para asumir de repente una posición importante en su nuevo gobierno amigable con los EE. UU. piensa en esta posibilidad de esclavo de control mental. Sucede mucho más a menudo de lo que la gente se da cuenta.

La CIA y los jefes del Cabal han estado haciendo esclavos de control mental de los huérfanos de guerra por miles, desde la Segunda Guerra Mundial.

La CIA ha estado utilizando a los niños de los orfanatos desde su inicio.

Recuerda que en la Segunda Guerra Mundial, el Reino Unido y los EEUU acogieron a niños refugiados judíos del bloque oriental SIN sus padres. Sus padres estaban vivos, Estados Unidos simplemente no los querían.

Una mujer que conozco muy bien, que es mayor que yo, terminó entrenando a algunos de los huérfanos del Bloque del Este recogidos por la CIA, poco después del final de la Segunda Guerra Mundial. Fueron entrenados como niños músicos prodigios. Luego fueron insertados en las embajadas extranjeras del Bloque del Este para proporcionar servicios musicales y sexuales. Hablaban el idioma del lugar y pasaban como nativos. Ellos mismos no conocían otra cosa. Pero tenían personalidades que acudían a las cabinas telefónicas y llamaban a la CIA para informar sobre las acciones de sus «propietarios» del Bloque del Este en las embajadas. Muchos de los niños fueron descubiertos y asesinados por la KGB como «agentes extranjeros».

El promedio de tiempo que duraron en el campo antes de ser descubiertos y asesinados fue de aproximadamente dos semanas. Algunos nunca lograron su primera sonata.

La KGB descubrió la estafa después de los dos primeros meses.

La CIA continuó enviando a los niños sabiendo que su encubrimiento operativo había sido descubierto. Lo hizo durante otros dos años solo para fingir ante sus jefes, incluido el comité de supervisión del Congreso, que era una operación encubierta exitosa que justificaba los experimentos de control mental de la CIA en los niños.

Leí los informes en la CIA. Estuve allí como esclava de control mental durante 40 años y una de mis personalidades más rebeldes estaba interesada en el tema.

Nunca tuve el corazón de decirle a esa mujer lo que realmente le sucedía a los niños que ayudó a entrenar como espías cuando tenían 12 años. Comenzó a entrenarlos después de que la KGB supiera sobre esa artimaña musical específica en las embajadas, y después de que la CIA supiera que la KGB ya lo sabía y los estaban matando básicamente a su llegada.

Sé que es difícil de creer. La traición de incluso sus propios agentes es el segundo nombre de la CIA.

Durante la Guerra de Vietnam, la CIA envió a miles de espías de Vietnam del Sur a Vietnam del norte, después de saber que esta ruta secreta hacia el Norte había sido destruida y que los hombres estaban siendo torturados y asesinados.

Estados Unidos fue atrapado traicionando a sus agentes porque se negó a pagar los beneficios de muerte prometidos a las familias. Algunos de los hombres que más tarde regresaron después de años de horrendas torturas, demandaron a la CIA. Ganaron un acuerdo.

Recuerdo haberlo leído hace mucho tiempo en la revista Time o en Newsweek. Habla sobre traición. Es el segundo nombre de la mayoría de las agencias de inteligencia.

Las agencias no funcionan para proteger a los ciudadanos de su país, sino para hacer mucho dinero para los jefes supremos.

La CIA traicionó a los niños coreanos y los envió a una muerte casi segura. La CIA es un «empleador» de igualdad de oportunidades a la que no le gusta pagarle a sus espías nada mientras sea posible.

Aquí hay una pequeña comprobación de la realidad sobre el uso de espías infantiles por parte de los Estados Unidos del libro de Aldrich: “The Hidden Hand: Britain, America, and Cold War Secret Intelligence” (La mano oculta: Gran Bretaña, Estados Unidos y la inteligencia secreta de la Guerra Fría) en el capítulo sobre la guerra de Corea:

El Comando combinado de inteligencia estadounidense (unidad CIA-DIA) para actividades de reconocimiento, Corea = CCRAK decidió intentar penetraciones cortas con individuos coreanos; insertados 50 millas detrás de las líneas y armados solo con una pistola, se esperaba que regresaran a sus propias líneas, reuniendo información militar en el camino.

Los oficiales superiores admitieron que solo un tercio de los insertados regresarían, pero esperaban «alguna información realmente buena».

Anderson, que tenía experiencia directa en Corea, era menos optimisita. El escepticismo se convirtió en consternación cuando se enteró que los seleccionados para la inserción eran nuevos reclutas y tendrían 7 días para prepararse para su misión. Estaba claro que estos agentes se consideraban prescindibles en extremo.

Cuando los ’15 coreanos especialmente seleccionados’ que le habían prometido llegarían a las instalaciones de Anderson para el entrenamiento, apenas podía creer lo que veía.

Patéticos y desnutridos, en su mayoría eran jóvenes adolescentes tímidos y rústicos, algunos tan jóvenes como de 15 años. Una semana fue suficiente para dominar el uso de armas de fuego básicas, pero «solo tenían una vaga idea en el entrenamiento del uso del paracaídas».

Acompañar a sus ‘agentes’ hasta sus zonas de descenso provocó una sensación de profunda depresión:

Nunca antes había llevado a hombres no preparados a la batalla y ahora estaba a punto de hacer algo mucho peor. Estaba enviando a hombres sin entrenamiento a una de las más aterradoras y solitarias batallas… el aire frío de la noche entró por la puerta por donde iban a saltar…

El cuarto individuo vaciló y fue empujado por los que estaban detrás, por lo que la procesión de miedo continuó hasta que el fuselaje estuvo vacío, con excepción de mí persona …

Por un momento salvaje, deseé saltar tras ellos y, como el antiguo marinero, sentí que «había hecho algo infernal». (Página 284 de the Hidden Hand) »

Con respecto a la historia de los adolescentes coreanos que son dejados detrás de las líneas enemigas, esa fue la punta del iceberg. A Eisenhower le gustó la idea, al igual que a otras personas con información estadounidense en Japón.

Dejaban al menos a 10 por semana, semana tras semana, a pesar de que a veces nunca se volvía a saber de ninguno de los diez.

De 2,000 a 4,000 adolescentes más tarde, decidieron que la inteligencia no valía la pena y lo suspendieron. Pensé que deberías saber el final de la historia.


COMO DETECTAR EL USO DE ORFANATOS POR PARTE DE LA CIA EN UNA ZONA EN GUERRA

De vuelta a los orfanatos en Yugoslavia …

Los padres quieren adoptar a 1 niño, no a 100 a la vez. Cada vez que más de 3 niños son retirados de un orfanato a la vez, debe aparecer una bandera roja en la mente de alguien. Los individuos van y seleccionan de docenas a cientos a la vez.

Un tipo de la CIA que busca a niños inteligentes podría incluso hacer que todos sean examinados al llevar a un psicólogo y decir que están probando la capacidad del niño para adaptarse después de la guerra.

O podrían decir que están estudiando cualquier número de problemas que tengan estos niños, mientras que en realidad están buscando talento.

Algunos agentes de la CIA buscan audicionar a niños para ser esclavos sexuales haciéndolos realizar sexo oral en funcionarios locales en una excursión especial para los pobres huérfanos. Esos niños que son los mejores para socializar y tener sexo oral para mantenerse con vida, ganan un viaje a los Estados Unidos. Sí, ganan un viaje a los Estados Unidos, pero como esclavos sexuales. Es poco probable que vuelvan a caminar por la naturaleza otra vez.

Entonces, un investigador debe buscar quién sacó a los niños de los orfanatos en grupo, quién los llevó a «excursiones» o los examinó primero. Olvídate de la inocencia de las fundaciones.

Las Naciones Unidas, las Girl Scouts of America, la Iglesia Católica, etc., pueden ser utilizadas como frentes para actos despreciables por parte de jefes codiciosos.

Aquí hay un ejemplo del comercio de esclavos sexuales de los Estados Unidos en Bosnia desde mi experiencia de primera mano:

Una de las peores estafas que conozco en Yugoslavia durante las guerras de toma de control de los Estados Unidos en la década de 1990 implicó un orfanato en Bosnia cerca de Sarajevo.

Seguí buscando una referencia al respecto en la autobiografía del general canadiense MacKenzie de su tiempo allí como jefe del esfuerzo humanitario de la ONU.

Sabía que él sabía del incidente porque lo llamé por teléfono para informarle y pedirle que interviniera.

Sin embargo, no pude encontrar ni una palabra en su biografía: así es como se le oculta el mundo de estos escándalos de abuso sexual que involucran a políticos estadounidenses.

Tuve una misión en Bosnia poco antes de que MacKenzie llegara allí. Los combates en esa región llegaron después. Me asignaron a establecer un orfanato para la CIA. Querían que se construyera esta instalación realmente grande, de diez a veinte veces más grande de lo que cualquiera pudiera creer que se necesitaba para esa área.

Mi trabajo consistía en organizar la compra de la tierra para la construcción de esta gran nueva «escuela católica» para niños. El problema era que no habían aulas en el plan, solo interminables dormitorios.

La CIA quería 10 acres de dormitorios para los niños. Se parecía más a un campo de concentración para niños. Y querían que se construyera al lado de la línea del tren. Esa línea de tren hacia la costa era lo único en Sarajevo que no fue alcanzada por las bombas ni la artillería y continuaba trabajando.

La gente común no podía salir de la zona en guerra. El libro de MacKenzie lo muestra muy claramente. Los aviones llevaban suministros, pero la ONU no protegía a nadie ni sacaba a nadie. Esos niños no iban donde sus padres ni a estar seguros; iban hacia la humillación sexual, el tormento y, finalmente, la muerte.

Ahora, soy una visora remota. Pude ver qué pasaría con esos niños si ayudaba a la CIA a comprar tierras y construir esa instalación, así que regresé con las manos vacías.

La razón por la cual la CIA me pidió que comprara la tierra y no a una persona normal era porque querían un pedazo de tierra que fuera «defendible y no cayera en manos enemigas», por lo que querían un pronosticador.


UN AUSCHWITZ SOLO PARA NIÑOS

La CIA envió a alguien más al mes siguiente. Esa persona no era un visor remoto y no sabía qué pasaría con los niños si llegaban allí. Compró 14 acres de tierra, y la CIA construyó su campo de concentración para los huérfanos, con todo y alambre de púas y torres de control con guardias armados que portaban ametralladoras. Un investigador podría verificar esto.

Todo eso sucedió antes de que se hiciera un solo tiro para comenzar esa guerra en Bosnia. MacKenzie señala en su autobiografía que cuando llegó a Yugoslavia para ayudar a proteger a los croatas, la ONU lo obligó a abrir su oficina en Bosnia a cientos de kilómetros de distancia, donde nada estaba sucediendo, TODAVÍA.

Ya estaba planeado por la CIA. La CIA ya había comprado la tierra para alojar a los niños que planeaban vender como esclavos sexuales.

Recuerda que cada niño que se vende como esclavo sexual vale alrededor de $700 para los jefes si se vende en una subasta, como $300,000 durante su vida útil de 2 años si el jefe lo aloja en un burdel en los EEUU, y millones de dólares si se puede criar en los Estados Unidos y convertirse en un «modelo presidencial» o en un «títere modelo del gobierno», si es hombre. Y toda la capacitación, transporte, etc. es pagada por el contribuyente estadounidense para torturar a estos niños para que cumplan.

Oh, sí, y no te olvides de los $100,000 por los bebés en la categoría de sacrificio ritual de $100,000 al mes.

Sabiendo todo eso, creo que puedes imaginarte cómo lucían esos 14 acres. Se parecía a Auschwitz.

Fila tras fila de barracas para alojar niños y un pequeño ejército de trabajadores de cuidado infantil.

Ahora, estoy exagerando un poco aquí, porque había un parque de juegos e incluso un diamante de béisbol incluido.

Fue construido para albergar a 5,000 niños, pero en su uso máximo, según los registros de la CIA que vi en Langley, tuvieron 12,000 niños. La CIA estaba interesada no en tener a los niños allí sino en trasladarlos.

La CIA realizó estudios de investigación para ver por qué tomaba un promedio de 2 meses sacar a un niño de allí. Los quería clasificados y transportados más rápido que eso. El cuello de botella estaba en enviarlos en barco fuera de la zona en guerra.

Los barcos eran de propiedad privada de compañías de fachada para dar una negación plausible. Las compañías privadas no querían atracar tan cerca de la guerra.

La CIA trató de resolver el problema ayudándoles a obtener un seguro barato que cubriera las pérdidas durante la guerra (es decir, los contribuyentes subsidiaron el envío de las esclavos sexuales para los jefes).

Eso ayudó un poco, pero las tripulaciones de esos barcos se mostraron reacios a firmar una vez que supieron su verdadero destino.

La CIA ayudó a los jefes privados a forzar a algunas tripulaciones, secuestrando y esclavizando a los marineros.

Los orígenes de los piratas Skull and Bones (calabera y huesos) de la CIA y los jefes del Cabal se mostraban realmente en esta maniobra. Pero esa debilidad en el envío de esclavos sexuales a los Estados Unidos para los Jefes de los Bones siguió siendo un problema para la CIA durante la guerra de Bosnia.

¿Cuántos niños fueron enviados fuera de Yugoslavia para ser esclavizados durante el curso de la guerra?

La CIA puso el número en más de un millón durante el período de las guerras yugoslavas (1992-1999). Eso incluye otros centros de recogida además de este. Incluso si uno solo hacía $1000 en promedio por niño, es un negocio de mil millones de dólares.

Ahora puedes ver porqué la CIA se tomó la molestia de construir ese campo de concentración para niños. Lo construyeron antes de que comenzara la guerra porque es más difícil construir algo una vez que comienza el tiroteo. Así que estuvo vacío durante los primeros 6 meses de su existencia porque la CIA estaba teniendo problemas para iniciar la guerra en Bosnia.

Estaba retrasado y es por eso que MacKenzie no pudo ver la guerra ni la necesidad de que estuviera en Bosnia cuando fue trasladado a su lugar.

Cualquier periodista de investigación competente debería poder encontrar la ubicación de ese campamento y entrevistar a alguien de su pequeño ejército de trabajadores de cuidado infantil. Los barcos se llevaron a todos esos niños; alguien los hizo.

La CIA y la ONU trabajaron juntas para esclavizar a los niños y no rescatarlos.

Llamé a MacKenzie desde la sede de la CIA porque la CIA estaba entrenando a algunos de ellos como niños soldados para atacar la sede de MacKenzie y pensé que debía saberlo. La CIA lo hizo porque MacKenzie realmente quería ayudar a algunas personas a sobrevivir a esa guerra. Eso no estaba en la agenda del jefe, a menos que fueran esclavos y les dieran ganancias. Los 30 niños que la CIA entrenó como saboteadores para bombardear el edificio de MacKenzie nunca fueron usados debido a la llamada que hice.

La CIA grabó la llamada y suspendió el ataque. Pero MacKenzie no hizo lo que yo quería y reportó la esclavitud de los niños por parte de la CIA a la ONU.

Yo había llamado a la ONU al respecto y me dijeron que MacKenzie tenía que informarlo porque mi informe era un «rumor no confirmado». Aquí estoy parada en la sede de la CIA con documentos de la CIA en todo mi escritorio, pero todo lo que digo no es tomado en cuenta porque están demasiado asustados para tomar medidas. Colgué el teléfono y lloré.

Diez minutos después llamaron a mi puerta invitándome a bajar al sótano de la CIA para otra sesión de tortura. No era que no supiera lo que estaba pasando, era solo que el resto del mundo no quería escucharlo ni actuar.

OTRO AUSCHWITZ PARA NIÑOS EN MOZAMBIQUE

Veamos otro ejemplo de tiempos de guerra en el que participé personalmente. Este fue en la guerra en Mozambique a fines de la década de 1980, unos años antes.

Me pidieron que viera esa guerra de forma remota desde la Sala de Guerra del Pentágono. La Unión Soviética aún no había caído. Los negros morían en Mozambique en una guerra de poder entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Es decir, Rockefeller estaba vendiendo armas a ambos lados y provocando a ambas agencias de inteligencia para aumentar la intensidad de los combates. Fue bueno para la venta de armas.

Fue bueno para el negocio de esclavos sexuales. Mantuvo su promesa a las fuerzas de la oscuridad de violar, saquear y destruir tanto como sea humanamente posible hacerlo en todo el mundo.

Yo estaba en la Sala de Guerra porque la CIA me envió a buscar un espía en el Pentágono.

Un desertor soviético había dicho que un general estadounidense era uno de ellos y la CIA envió un espía psíquico (yo) para encontrarlo y capturarlo. El lugar para pasar el rato y ver a los generales estadounidenses es en la Sala de Guerra.

Era un lugar en el que había estado entrando y saliendo desde que tenía 15 años y enviado a espiar al general Westmoreland tanto dentro como fuera de la cama para averiguar por qué no estaba ganando la Guerra de Vietnam.

En resumen, era mi segundo hogar lejos de casa como espía de control mental de los Estados Unidos. El ejército de los EEUU me había entrenado a partir de los 12 años en la base de Miramar en San Diego en tácticas militares y me usaban a menudo para ver guerras de forma remota. Así que esa era mi cubierta mientras buscaba al general soviético.

Mientras veía la guerra en Mozambique, noté un campamento de entrenamiento de niños soldados en los Estados Unidos. La edad promedio de los niños era de 13 años. Algunos eran tan pequeños como de 9 o 10 años, y algunos eran ya veteranos de guerra a los 16 años. Eran niños.

Al lado, en un complejo de alambre de púas, habían niñas de todas las edades, desde bebés hasta los 12 años. Las niñas mayores ya habían sido enviadas a la esclavitud sexual.

No habían adultos negros a la vista. Me pregunté sobre eso por un tiempo. Entonces vi porqué era eso.

Los guardias de la CIA en esas instalaciones no querían que los adultos negros supieran lo que estaba sucediendo allí, por lo que habían establecido y mantenido bloqueos en todas las carreteras que entraban en esa área de aproximadamente 50 millas cuadradas que informalmente se conocía como la «base de niños».

El número de niños que vi entrenar allí era de miles, y el número de niñas en el complejo adyacente, de unos pocos cientos. Cada niña sostenía a un bebé en sus brazos, incluso si solo tenían 4 años y todavía habían bebés acostados en el suelo, solos y sin energía.

No había alojamiento, solo un recinto de alambre como para un rebaño de vacas. Los muchachos tenían un cobertizo para albergar las ametralladoras para mantenerlas secas si llovía, pero nada para ellos.

Todo eso me hizo sentir bastante triste. Lloro fácilmente y comencé a llorar en la Sala de Guerra.

Los generales no sabían porqué estaba llorando.

Desde su punto de vista, la guerra iba bien. Habían cadáveres para probarlo. Incluso había la cantidad correcta de moscas en los cadáveres en las imágenes que llegaban del campo para mostrar que estos cuerpos habían sido recientemente asesinados y no asesinados ayer.

Sí, la guerra avanzaba y mis lágrimas no eran apropiadas para una sala de guerra, uno de los generales se acercó y me lo dijo.

Dijo: «Guarda tus lágrimas para los muertos de Estados Unidos y ruega que nunca tengas que ver ese día. Por la gracia de Dios los mataremos a todos [gente de color] antes de que llegue ese día”.

Empecé a llorar aún más. Pude ver dónde terminaría ese general, en el infierno.

En comparación, hizo que la vida de una esclava sexual como yo pareciera un paraíso.

Ese es uno de los problemas serios que tengo como visora remota: sé demasiado desde una gran cantidad de perspectivas diferentes.

Para explicar mis lágrimas, comencé a contarle sobre los niños que estaba viendo. Me dijo que los Estados Unidos no tenían niños soldados. Le pregunté que porqué creía eso y dijo que todas las fotos que recibían de la guerra eran de adultos muertos.

Le pregunté que quién suministraba las fotos. Dijo que la CIA y la DIA. Le dije: «Ves, eso prueba mi punto. No lo sabes». Se negó a admitir el punto.

Llegué al día siguiente con la prueba de la oficina central de la CIA sobre la base específica de niños que había visto en Mozembique. Llevé fotos de la CIA de los niños e informes de la CIA de su entrenamiento militar.

Luego me dijo: «La CIA no tiene derecho a entrenarlos, solo nosotros en el Ejército sabemos cómo entrenar soldados». No le importó que fueran niños. Solo le importaba preservar el territorio del ejército.

Luego, para sacarlo de su ignorancia intencional, le mostré el informe de la CIA sobre las niñas y su venta como esclavas sexuales. Estaba indignado de que le mostrara tanta obscenidad. Habían algunas fotos de lo que las chicas habían sido entrenadas a hacer en un corto período de tiempo, incluso haciendo sexo oral.

Los autores del artículo de la CIA se habían jactado de lo bien que habían entrenado a estas chicas en la preparación para sus nuevas carreras y suministraron las imágenes para probarlo. El general se negó a dejar que este material afectara su visión tan honorable de los Estados Unidos.

Fue solo cuando le mostré el informe de la CIA y las cifras sobre el dinero ganado en la venta de armas y esclavas sexuales que admitió que la guerra era corrupta. Y eso realmente solo sucedió porque le mostré la lista de jefes y cuánto habían ganado cada uno en la guerra.

Uno de los jefes era un hombre con el que había tenido algunos encuentros personales. Cuando vio el nombre de ese hombre, dijo: «Me lo imagino. Siempre fue un bastardo”.

Encontré al «topo» que mencionó el desertor. Era un general estadounidense que sabía sobre el comercio de esclavas sexuales dirigido por los Estados Unidos. Simplemente no sabía sobre la trata de esclavos sexuales dirigida por los soviéticos. Les había dado a los soviéticos algunos pequeños secretos gratis, pensando que ayudaría a acabar con las guerras en Mozambique y otras guerras africanas. Por desgracia no lo hizo.

Entonces, tuve que llevar información a la sala de guerra de los Estados Unidos sobre el uso de los soviéticos de niños soldados y esclavos sexuales para ayudarlos a mantener una imagen equilibrada. El general estadounidense recibió una palmada en la mano. Los niños no obtuvieron ayuda alguna.

Los generales estadounidenses sabían la verdad pero se negaron a ayudar. Regresé a la CIA y lloré en privado en el baño de mujeres. No podía llorar por lo que me había sucedido a manos de la CIA y de los jefes repetidamente a lo largo de mi vida. Pero podía sentir el sufrimiento de otros niños y saber que lo que les estaba sucediendo estaba mal.

ENVÍO DE ESCLAVOS SEXUALES

Hablemos sobre el envío de esclavos sexuales, ya que es un cuello de botella en el comercio de esclavos sexuales. Podemos intentar hacer que sea más un cuello de botella exponiéndolo. Es obvio que la carga humana nunca figura en la lista de carga del barco.

Entonces, ¿cómo sabes qué barcos llevan a las esclavos sexuales? Para un visor remoto, la respuesta es fácil: uno mira dentro de las naves desde cualquier parte del mundo y ve los cuerpos de los esclavos.

Uno puede entrenar la mente para resaltar las naves que llevan esclavos sexuales en rosa fuerte, si lo desea. No es algo difícil de hacer, incluso para un novato. Cualquiera de los oficiales navales que entrené podría hacerlo después de una semana de entrenamiento como visor remoto. Pero voy a darles pistas para detectar tal envío que un periodista de investigación regular encontraría útil.

La mayoría de la gente supone que todos los barcos que llegan a un puerto están inscritos y registrados. Eso simplemente no es cierto.

Hay todo un sistema establecido para los contrabandistas e independientemente de lo que estén contrabandeando, es lo mismo: drogas, esclavos sexuales, tesoros de arte, minas terrestres, armas químicas, etc.

Cuando un barco entra por primera vez y hace contacto con las autoridades del puerto por radio, tiene que dar la señal correcta o la guardia costera lo rodeará como un barco «ilegal». Cuando se comunica por radio, indica a las autoridades portuarias si quiere ser inspeccionado o no y qué tan perecedera es su «fruta».

Cualquier embarcador en el ciclo «legal» sabe el código informal que indica si el barco está limpio y si puede ser inspeccionado para hacer que las autoridades portuarias y la compañía de transportes queden bien, o que está sucio y no debe inspeccionarse por esas mismas razones.

Todo es solo un gran juego. Solía hacer que mis estudiantes navales de visión remota jugaran un juego en el que arruinaban las comunicaciones de radio del puerto usando sus mentes.

Yo consideraba que era una victoria si podían inspeccionar un barco sucio y salirse con la suya. Era un poco como el juego de los indios americanos de abofetear a un oso pardo. Era divertido, pero peligroso. Estaban siendo entrenados para ser espías, así que querían un poco de peligro. No es un juego para principiantes. Los principiantes deben cortar las alas entrenarse en el oficio después de que los productos son vendidos a los independientes.

Tener uno o más propietarios de burdeles independientes enojados contigo no es tan malo. Puedes ir a la policía si te dan problemas.

Más del 75 por ciento de esclavos sexuales terminan en manos de propietarios independientes de burdeles, por lo que definitivamente es una parte del comercio que vale la pena apuntar en términos de salvar vidas.

Sin embargo, los jefes que se llevan lo mejor del 10 por ciento superior de los niños obtienen más del 90 por ciento de las ganancias. Es como la ropa de diseñador, que es donde se hacen los grandes márgenes de ganancia. En ambos casos, uno está pagando más por la ilusión de ser rico y famoso, que por los bienes en sí mismos.

Si uno quiere que los productos se envíen fuera de registro, se dice «por cierto«. Ese es el código en jerga para «fuera de los libros».

Lo mencionas en la conversación del envío. Supongamos que yo, en la CIA quiero enviar una carga de productos a Irak con fines de «reconstrucción». Llamo a casi cualquier transportista del mundo y digo, por ejemplo, ‘Quiero enviar 17 «cajas» de productos de construcción y «por cierto» dos cuerpos para cuidarlos. Ya sabes, para asegurarme de que lleguen a salvo.

El transportista sabe que no habrán dos personas, sino dos contenedores, cada uno con muchos niños y niñas. Pero la instrucción habitual para el transportista es más como «asegúrate de que lleguen en condiciones no muy malas» porque quieren una tasa de deterioro alta, pero para que algunos de ellos sobrevivan.

Otra forma en la que escuché esta frase es: «entregarlo maduro pero no estropeado» como si se hablara de plátanos. Los transportistas saben lo que quieren los jefes: se les paga grandes sobornos para que lo sepan.

La conversación es como un lenguaje interno. Tienes que saberlo y no equivocarte para hacer el pedido de moverlos. Pero todo se hace en texto simple, no en formato cifrado.

Mucho de esto se hace via teléfonos celulares y no es seguro en lo absoluto, cualquiera podría escucharlo. Tan pronto como te lo envíen, podría cambiar. El punto es que un investigador podría escuchar conversaciones de envío por un tiempo y descubrir rápidamente el sistema.

Es un sistema mundial e involucra a miles de personas a las que la CIA no quiere enviar nuevas notas cada semana, dándoles un nuevo sistema de código porque eso arruinaría la negación plausible y las personas que cargan los contenedores en los muelles tendrían que aprender un nuevo sistema cada semana.

Si la CIA sigue un proceso tan formal, sería fácil exponerlo porque cualquier trabajador portuario sería capaz de decirte que se le está dando una nueva terminología para usar. La razón por la que los esclavos sexuales y las entregas continúan es porque la persona promedio no está mirando a los muelles y los aeropuertos.

Solo se necesita prestar atención, ningún entrenamiento especial de inteligencia para descubrir que los aviones sin otras marcas, excepto una serie de números y letras, son aviones de la CIA que transportan personas a centros de detención negros.

La gente promedio que presta atención les puso trancas al secuestro de personas de la CIA.

A cualquier investigador que estuviera dispuesto a pagarle a algunos trabajadores portuarios por lo bajo se le diría cuál es el sistema. Esta es la forma en que lo haría si fuera un investigador para hacerlo de manera segura.

Ve a un muelle y mira lo que llevan los estibadores mientras entran a los bares. Se visten según la ocasión. Luego entra a un bar que esté cerca de un muelle y hazte amigo de alguien que esté bebiendo.

No hagas preguntas que sean demasiado peligrosas en el bar porque hay demasiados oídos, algunos de ellos protegen a sus jefes. Invita a un par de tus amigos a una fiesta en tu habitación de hotel. Escucha sus problemas por un tiempo y luego tantéalos.

A la mayoría de estos estibadores no les gusta tener que llevar carga humana. El olor a orina y heces en el interior lo delata. El agua tiene que entrar en un viaje de dos semanas o estar en contenedores en el interior. El agua casi siempre está alterada.

Algunas de las personas dentro de los contenedores mueren. Es intencional. El porcentaje que muere se llama tasa de deterioro.

Los propietarios de los burdeles quieren comprar niños con una tasa de deterioro del 40 por ciento en adelante para que puedan tener niños muy traumatizados para que se resistan o traten de escapar. El hedor puede ser terrible.

Los estibadores a veces vomitan cuando estos contenedores se descargan, así de malo es. A veces, echan agua con mangueras en los contenedores antes de llegar al puerto para que el olor no los delate. Pero luego ellos tienen que lidiar con los cadáveres que encuentran dentro.

Nadie quiere cadáveres flotando en el puerto, por lo que los arrojan el día antes de llegar al puerto, o tienen que cargar los cuerpos para hundirlos. Como sea, hay muchas personas que saben qué está sucediendo, ya sea por el olor o al tratar de combatir el olor.

Esos contenedores de carga humana a menudo se descargan lo más lejos posible de la nariz del público. A veces se descargan junto a los barcos de pesca para confundir a la nariz.

Los aficionados podrían entrenar fácilmente a sus perros para olfatearlos, si sus propias narices no fueran tan buenas. Busca cualquier área de descarga en el muelle que esté mucho más allá de una puerta, ya que la distancia es la principal forma de ocultar el olor.

En Vancouver, por ejemplo, hay muelles muy largos en la bahía, lejos de donde puede conducir una persona no autorizada.

La carga humana tiene que descargarse en un almacén y limpiarse. No es como otra carga que se puede cargar directamente en camiones o vagones debido al problema recurrente del hedor. Por lo tanto, el almacén tendrá mangueras y desagües en sus pisos. La mayoría de las «casas» de subasta se llevan a cabo en estos almacenes y los compradores son responsables de la siguiente fase de transporte a la costa. Entonces entra un barco y los contenedores se trasladan a un almacén.

Una gran cantidad de personal se apiña, se ve agua saliendo del fondo del almacén por al menos 10 minutos mientras los niños son lavados adentro. Entonces, y solo entonces, después de lidiar con el olor, hay una afluencia repentina de hombres ricos en automóviles elegantes y limusinas y una gran cantidad de camionetas generalmente sin marcas y sin ventanas. El investigador debe escribir las placas de todos los vehículos y asegurarse de que si el investigador desaparece repentinamente, muchas personas los envíen a la policía y a las organizaciones de derechos humanos.

No se puede confiar solo en la policía o el FBI, ya que las personas en los peldaños más altos ya están compradas o chantajeadas. Uno tiene que depender mucho de las redes informales o de las ONG [Organizaciones no gubernamentales ~ GLA].

Incluso organizaciones como la ACLU a menudo tienen en su junta directiva o en sus puestos más importantes a académicos que han sido «Rockefeller» o «Carnegie», o agentes de la CIA. Algunas de estas personas son esclavos de control mental. Se les ve bien, pero cuando evalúas si realmente responden adecuadamente, descubres algo diferente.

Los cuáqueros ordinarios y otros activistas son a veces más útiles. Tiene que hacerse casi todo de manera informal. Tan pronto como se formaliza algo, la CIA mueve a las personas para tratar de detenerlo de alguna manera. Todo tiene que hacerse de manera muy ética y no violenta.

Tan pronto como alguien sugiera algo poco ético o agresivo, deséchalo de tu vida; es probable que sea un agente provocador que podría llevarte a ser etiquetado como terrorista.

Las subastas de esclavos suceden rápido. La gente quiere entrar y salir en menos de dos horas como máximo. No es inusual que todo eso tome unos 45 minutos, incluso poner a los niños en las camionetas. Las camionetas son ingresadas al almacén y cargadas adentro. Un hombre gana la oferta de la subasta, y hace que su persona de seguridad ingrese la camioneta y la cargue y luego la retire. No quiere tener «carga suelta» sentada por mucho tiempo. Los niños son drogados en los barcos, pero se recuperan durante la subasta para que los compradores puedan ver qué tipo de personalidad tienen y si van a atraer clientes.

Tan pronto como se vende un «lote» de niños, por lo general de 10 a 100, se les vuelve a administrar drogas orales y se cargan en las camionetas. Pero estas drogas tardan hasta 10 minutos en sedarlos nuevamente y en ese período de tiempo pueden causar una gran cantidad de daño dentro de la camioneta o hacer una buena cantidad de ruido.

Algunos niños mueren en el proceso porque las armas paralizantes se usan demasiado o se les da demasiada droga. La droga que reciban dependerá de cuánto tiempo tengan que ser transportados en la siguiente etapa del viaje.

Rutinariamente los niños están desnudos todo el tiempo. Las furgonetas a menudo también están desnudas por dentro, con características fáciles de extraer. Los esclavistas solían usar furgonetas U-Haul y Ryder, pero esas compañías se enteraron y básicamente lograron salirse de esto ajustando sus reglas al registrar las licencias de conducir y los números de tarjetas de crédito de los que las alquilaban. Eso fue todo lo que se necesitó, obligando a sus propios trabajadores a seguir sus reglas, a obligar a los esclavistas a comprar sus propios vehículos.

Eso significa que sus propios números de matrícula de vehículos son un punto débil para ellos. Si los compradores son organizaciones de fachada para los jefes y la CIA, entonces esas placas pueden ser «no registradas», falsificaciones que no se vinculan con un nombre real en ninguna parte del mundo. Pero los números todavía ayudan a rastrear el comercio, al igual que los números en los planos de entrega.

Si los propietarios de las furgonetas son propietarios de burdeles independientes, esos números de vehículos pueden ir a una persona que la policía podría estar dispuesta a enjuiciar en el negocio de esclavos sexuales. Al igual que en el tráfico de drogas, la policía procesará a los independientes para que parezca que están haciendo su trabajo.

A menudo, los independientes son bastante obvios: son menos ricos y tienen una apariencia más variada, tanto en lo personal como en sus vehículos. Los ricos a menudo compran un vehículo, lo usan durante unos meses y luego lo cambian y lo venden para otro propósito. Los números VIN (número de identificación del vehículo) podrían ser un problema para ellos a pesar de que las placas sean falsas.

Sin embargo, casi todos los vehículos que los ricos usan para transportar a los esclavos sexuales en tierra en los EEUU se fabrican en una planta de los EEUU. Creo que esa planta está en Atlanta. Es la única planta que fabrica camionetas con agujeros en el fondo de un piso tipo esmalte.

El ganado no tiene que estar oculto en el transporte, por lo que esta combinación de tener que estar escondido y tener que ser lavado con una manguera y necesitar algo de ventilación, pero con una buena insonorización es casi única en la industria automotriz.

Más del 80 por ciento de esos vehículos se compran originalmente para el comercio de esclavos. Los jefes los compran en lotes de 100 o más. Presionar a ese fabricante de automóviles para que no produzca esos vehículos ralentizaría el comercio de esclavos sexuales. Creo que es Chevrolet el que fabrica esos vehículos. Hay un uso legítimo para esos vehículos, pero esas personas tienen otro vehículo que satisface sus necesidades y la mayoría de ellos compran esa alternativa de todos modos. Mi mente tiene algunos problemas para recordar esta información, razón por la cual hay largas presentaciones antes de llegar al punto.

He estado en esa fábrica en Atlanta. Un Rockefeller me llevó porque quería que los vehículos fueran rediseñados y quería mi opinión sobre los planes del ingeniero de planta y si el precio podría reducirse. Estuve allí durante aproximadamente 2 horas en la década de 1980.

Fue durante las audiencias de Irán Contra y tuve que volver a testificar en una sesión a puerta cerrada por la tarde. Así que volamos en un jet privado por la mañana, y luego usamos un helicóptero hacia la planta. Fue un viaje muy corto. Se sintió como si nos hubiéramos levantado en el aire y aterrizado nuevamente.

El requisito de necesitar un buen drenaje e insonorización era casi contradictorio. El ingeniero quería que los niños estuvieran más drogados para que no se necesitara la insonorización. Esa fue una expectativa poco realista de su parte, pero tuvo que escucharla de un médico para entender el por qué, y supongo que por eso Rockefeller me hizo volar para hablar con el ingeniero.

Frente a la importancia de las audiencias de Irán Contra para la CIA, es interesante que Rockefeller haya podido llevarme para tratar un problema de transporte de esclavos sexuales. Creo que eso te dice algo sobre el poder que había en las fortunas de Rockefeller y también qué tan bien creen que ya tenían al congreso como buenos esclavos.

Ok, entonces cuando uno ve una camioneta de este tipo ser conducida hasta un muelle, es extremadamente probable que esté llevando esclavos sexuales. Les costaría mucho a los jefes rediseñar las camionetas para que tuvieran un aspecto diferente. Por lo tanto, grupos de preocupados ciudadanos podrían tener un impacto en el hecho de que lleven esclavos sexuales a sus comunidades observando los muelles y registrando los números de matrícula de las camionetas que conducen a estos largos muelles. También sería útil escribir cartas al fabricante u organizar manifestaciones de protesta afuera de la planta y exigir la lista de compradores corporativos de estas furgonetas.

Las furgonetas: veamos si puedo decirte adecuadamente cómo lucen para que puedas reconocer una cuando la veas. Vienen en un par de tamaños diferentes. La más grande lleva 100 esclavos. La más pequeña unos 20, drogados y tirados en el piso. No es muy grande. Realmente son furgonetas del tamaño de las de Ryder. Pero no tienen espacio para sobre las cabinas, ya que los niños no suben en ese espacio.

El interior es un simple rectángulo. Las paredes exteriores tienen aproximadamente un pie de grosor y están redondeadas en el exterior. Sus pisos son sorprendentemente bajos como los Ryder porque los niños drogados son pesados y nadie quiere subirlos, si no es necesario. Casi siempre sucede que algunos de los niños no se despiertan en el paso entre los barcos y las furgonetas.

Los barcos que transportan dicha carga casi siempre tienen prioridad para descargar en un puerto. Casi siempre puedes saber qué barcos transportan carga “por cierto” por la rapidez con que son descargados. Usualmente, las autoridades portuarias suelen estar muy conscientes de qué cargas no deberían inspeccionar y quieren que salgan de su camino lo antes posible para que la DEA no los encuentre y no les dé ningún problema a las autoridades de los puertos. Casi todas las autoridades portuarias aceptan sobornos de los jefes.

De hecho, cómo podrían conseguir ese trabajo sin la aprobación de los jefes y sus agencias, está fuera de mi alcance. Tendría que ser un problema burocrático o un pequeño puerto para no tener un sistema de control adecuado.

Dado que solo alrededor del 2-4% de todos los contenedores de envío se inspeccionan de todos modos, no es difícil para las autoridades portuarias el evitar inspeccionar la carga «por cierto». El trabajo de las autoridades portuarias es evitar la competencia de los «ilegales«, aquellos que los jefes no autorizan.

Es un sistema de monopolio. Los jefes enviaron acuerdos corporativos con sus amigos para compartir el comercio y todos los demás se consideran ilegales. La diferencia es completamente arbitraria. Un ilegal podría firmar un acuerdo con un jefe y ser legal la siguiente semana. O un legal podría molestar a un jefe, y ser ilegal la siguiente semana. Esta es la forma en que el mundo realmente funciona en este momento de la historia.

Pero forcé la carga «por cierto» de las embarcaciones navales al entrenar a oficiales navales de visión remota y luego al vigilarlos para asegurarme de que no dejaran esa carga a bordo del barco sin tener que responderme por ello. Así que sé lo que se necesita para limpiar el envío porque lo hice en una esquina del envío.

Pero la Marina de los EEUU no es una empresa pequeña. Tiene muchos barcos y cargas. Así que hacer[lo] con ese tamaño de equipo no es una pequeña hazaña. Por otro lado, tuve el apoyo de la mayoría de los Almirantes y de la Oficina de Inteligencia Naval (Office of Naval Intelligence – ONI) en ese momento y del estatus equivalente de un contralmirante.

Como no he estado incrustada en las operaciones militares y de inteligencia de los EEUU desde agosto del 2004, los barcos de la Armada pueden haber vuelto a transportar carga «por cierto». Pero mientras estuve en la ONI desde 1993 al 2004 a tiempo parcial, logré liberarlo del control de los jefes, incluso haciéndolo financieramente independiente de su control. Entrené a oficiales navales sobre cómo invertir dinero limpiamente y cómo observar las transacciones financieras para encontrar corrupción. Es posible hacerlo. Los resultados son buenos.

Ese tipo de «contabilidad» solo necesita ser generalizada en todo el mundo. Creo que incluso los jefes eventualmente aceptarán un sistema limpio, porque será una ventaja para ellos el hacerlo.

Todos usan autos y aviones en estos días, incluso aquellas personas que solían tener los monopolios de las carretas a caballos en la ciudad de Nueva York. Los avances tecnológicos excedieron sus monopolios.

En el caso de la visión remota, es un avance tecnológico en inteligencia que supera las viejas formas de inteligencia del chantaje, la fuerza y la corrupción. Trabajar desde la verdad de los registros akáshicos utilizando métodos éticos es mucho más efectivo que el favoritismo y la inteligencia culinaria para obtener resultados, incluso si todavía tenían mismo el objetivo de ganar dinero.

El viejo sistema ha sido superado. Seguir usándolo es seguir usando carretas tiradas por caballos después de la llegada de los automóviles. Se hará por un tiempo y luego se comprará el auto y regirá hasta que llegue la próxima mejora.

La razón por la que estoy segura de que la inteligencia continuará de esta manera es porque mis habilidades de visión remota fueron muy buscadas y obtuvieron precios tan altos. Tenet solía quejarse mientras estaba en su cama de que la mayoría de las llamadas telefónicas eran para mí, no para él. Era cierto porque en cualquier emergencia, la persona que llamaba quería una respuesta rápida y una estrategia efectiva.

Si hablaban con Tenet, de todas maneras me preguntaba qué hacer. Así que al preguntar primero por mí, les ahorraba tiempo y esfuerzo. En realidad, es mucho más rápido y más efectivo ver de hacer lo correcto, que tratar de obligar a las personas a hacer lo incorrecto. El mismo fenómeno ocurrió cuando estuve con un Rockefeller en su oficina.

Si otro banquero o CEO (director ejecutivo) quisiera llegar a un acuerdo y no hubiera mucho tiempo, pediría hablar conmigo en lugar de con un Rockefeller. Pude ver el trato adecuado para que los dos lo hicieran mejor de lo que podrían incluso si pasaran una semana juntos. Entonces Rockefeller firmó los papeles sin hablar con el hombre. Iba a hacerme redactar los acuerdos y los abogados lo pusieron en legalidad de todos modos.

Una vez esto sucedió tan rápido que Rodman Rockefeller ni siquiera supo más tarde que acababa de comprar una gran empresa. El DCI me necesitaba de regreso en la CIA de inmediato. Pasó un año antes de que Rodman descubriera que era el dueño de esa compañía porque no cumplía con su tarea. De esta manera, el viejo sistema será ignorado porque carece de efectividad y satisfacción.

La verdad del asunto es que más que el sexo y las drogas, las personas quieren estar libres de sus dudas y tormentos internos. Los hombres pagaron mucho más por verme que a las bellezas de la Casa Blanca por ese motivo. Una chica realmente impresionante iba por 30,000 por día y Rockefeller estaba obteniendo 30 veces más por mí.

La gente quiere la verdad y resolver los problemas reales de sus vidas aún más de lo que quieren sexo y drogas. La gente tuvo relaciones sexuales conmigo porque buscaban más de la vida de lo que tenían y no sabían cómo obtenerlo. Una vez que una persona obtenía la verdad y satisfacción interna, el sexo y las drogas ya no les interesaban.

Una vez que uno aprende a estar lleno de alegría y satisfacción incluso bajo tortura, uno tiene algo que no tiene precio. Uno tiene todo lo que necesita, sin necesidad de nada más. Es un tipo de libertad que pocas personas saben que existe.


PARTE II

¿Cómo podemos arrojar luz sobre este problema de la esclavitud sexual con tanta intensidad que desaparezca bajo la exposición?

Supongamos que te dijera que una determinada Corte Suprema de Justicia se estaba relajando en el negocio de esclavos sexuales de la Casa Blanca y te dijera cómo sabía que eso era cierto.

Volvamos a las elecciones del 2000. Creo que Bush asumió el cargo porque a la Corte Suprema le pagaron en favores y dinero.

Lo que estoy alegando es un conflicto de intereses por parte de al menos una Corte Suprema de Justicia. Otros también podrían estar involucrados. Es contrario a los estándares de la práctica legal que un juez no se abstenga si tiene vínculos financieros con los miembros de un caso.

Cuando Bush asumió el cargo, todos los del Cabal que lo respaldaron y cuyas fortunas aumentaron con él eran miembros del caso.

Ya que he sido esclava sexual de los Bush y los Rockefeller es que conozco esta información. Como he sido toruturada por Bush padre, los Rockefellers y sus secuaces, estuve bajo una gran presión por hacer lo que me decían.

No era una agente libre.

Rockefeller me hizo revisar las transacciones financieras que hizo, ya que soy matemática con algunas habilidades habituales y valiosas. Aproximadamente un año antes de las elecciones del 2000, marqué una transacción en particular, o más bien un conjunto de transacciones que probablemente resultarían altamente problemáticas en el futuro. Recomendé que se invirtieran rápidamente. David Rockefeller declinó diciendo que llevaría a demasiados problemas.

Las transacciones eran una serie de 6 pagos al Presidente del Tribunal Supremo de Justicia. Los montos de pago eran grandes y curiosos. Se formaban solo de 6s y eran progresivos. Era como si una persona con una obsesión matemática intentara informar a la Justicia de su problema de una manera creativa. El primer cheque fue por 66 dólares. El segundo fue para 666. El siguiente fue por 6,666. El cuarto fue por 66,666. El quinto por 666,666 y el último por 6,666,666.

Así que estamos hablando de un pago total de más de 7,5 millones de dólares, que no es una cantidad banal para que aparezca en la cuenta bancaria de un juez en un período de una semana. Ahora, dije que eran cheques y no es del todo exacto. Fue una transferencia bancaria que figuraba como si fuera un cheque en el estado de cuenta. Pero no había ningún rastro de cheques en papel para respaldarlo.

Las transferencias vinieron de una cuenta de David Rockefeller en su banco a la cuenta del juez en ese mismo banco. Ese banco es uno cuyos registros he monitoreado durante años por transacciones inusuales según las órdenes de Rockfeller. Los activos sustanciales de este [‘ese’ banco] son el resultado directo del negocio de esclavos sexuales, principalmente del lado estadounidense.

Por ejemplo, cuando Rockefeller le cobraba a un hombre un millón por mis servicios, el banco recibía un millón de ese hombre al día siguiente o dos. Era un resultado recurrente y predecible de abrir mis piernas y mi mente como esclava de Rockefeller.

He estado entrando y saliendo de las propiedades y camas de los Rockefeller como esclava desde que tenía 16 años y el DCI Helms lo ordenó. Le dije a David Rockerfeller que tenía problemas de audición;

«DAVID, ¿EN QUÉ ESTABAS PENSANDO CUANDO ENVIASTE ESTAS SUMAS DE DINERO A LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA?» Parecía no haberme escuchado porque respondió: «Estaba pensando en ti, querida».

Decidida, repetí mi pregunta más fuerte y más cerca de su oído;

«DAVID, ¿EN QUÉ ESTABAS PENSANDO CUANDO ENVIASTE ESTAS SUMAS DE DINERO A LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA?»

Esta vez me miró de manera inquisidora y dijo: «¿Olvidé ponerme mis audífonos?»

Nunca se los ponía en las mañanas antes de levantarse de la cama. Quité la sábana de satén color crema de mi cuerpo desnudo y me levanté y le di sus audífonos y después que los puso repetí mi pregunta por tercera vez.

«DAVID, ¿EN QUÉ ESTABAS PENSANDO CUANDO ENVIASTE ESTAS SUMAS DE DINERO A LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA?»

Me dijo: «No tienes que gritarme. Puedo oírte perfectamente bien». Mientras tanto, tanto el mayordomo como la criada habían entrado para ver de qué se trataba el alboroto y fueron testigos de la respuesta que me dio. Dijo: «Quería que supiera quién era su jefe en la Corte Suprema, así que le envié el mensaje de una manera que sabía que lo recibiría. Y no lo olvides. También soy tu jefe».

Al ser una buena esclava, besé su muslo desnudo juguetonamente y le dije que nunca olvidaría que era mi jefe si me explicaba, de una manera muy simple, porqué envió 6 transacciones cuando la última habría transmitido el mismo mensaje.

Miró a la distancia por un momento y luego me preguntó «¿No lo entiendes?»

La criada y el mayordomo seguían parados al borde de la cama esperando sus órdenes, si es que hubiera alguna.

«No», dije lo más inocentemente posible. «¿Por qué?»

«Sabes porqué.» Dijo algo enojado. «El diablo no puede rechazar una solicitud cuando se le pide 6 veces».

«¿Pedirle qué?» pregunté.

«Pedirle que haga lo que yo quiera». dijo algo desagradable. Y luego, en caso de que fuera demasiado simple como para haberlo entendido, dijo. «Quiero que sirva a mis intereses. Le he pagado para que sirva a mis intereses y eso es todo. Hará lo que yo le diga a partir de ahora».

Pasaron los meses y se contaron los votos electorales y se dejaron sin contar algunos. El caso fue a la Corte Suprema. No más de un mes después de eso, volví a estar en la cama de ese mismo hombre, David, para evitar que sus guardias me torturaran una vez más. Tenía sus audífonos puestos. Estábamos en DC en una cena de la Casa Blanca de Clinton temprano en la noche.

El había mencionado el nombre del Presidente del Tribunal Supremo una vez en la conversación. Se había regodeado con Clinton: «Ese juez es un buen hombre. Creo que haría cualquier cosa que le pida, eso sí, como un favor personal». David había pagado mi vestido de lentejuelas de seda blanca y lo estaba quitando en ese momento para exponer un seno.

Le pregunté en ese momento oportuno «David, ¿crees que debería acostarme con el Presidente de la Corte Suprema?» Preguntó en un pequeño espasmo de celos, ya que le gustaba venderme, pero solo si me oponía al hombre, «¿Por qué preguntas?»

«Porque ya no me quieres». Me lamenté.

«Claro que sí.» Mintió no tan convincentemente. «Nunca amé a nadie mejor que a ti». Ahora, esa parte sí la creía. Nunca amó a nadie. No sabía lo que era el amor. El amor es sufrir tortura para proteger a los demás. Dejé caer el vestido al suelo y él se apresuró a recogerlo. Besé la parte posterior de su cuello y le pregunté. «¿Por qué querías darle mis servicios a ese Presidente del Tribunal Supremo?»

Su cuello se puso rojo y se volvió hacia mí y dijo: «No pensé que el dinero cubriría el monto total de sus servicios electorales. Me equivoqué. Fue suficiente».

«¡Pero 6 transacciones!» Me quejé «Seguramente alguien lo notará».

«Les pagaré para que no lo hagan», dijo. Nadie en el banco lo dirá.

No estoy en el banco Chase Manhattan como te digo.

¿Cómo se obtienen esos registros para probar la compra de una Presidencia? Me pregunto ¿cómo se prueba que la opinión de los jueces principales fueron influenciados por esos 7 millones de dólares?

¿O es suficiente que haya recibido el soborno? Como soy una esclava sexual y los hombres depositan dinero en la cuenta privada de los Rockefeller en ese banco, la misma cuenta de la cual el Presidente del Tribunal Supremo recibió el dinero, me pregunto si puedo obtener los registros del dinero que David Rockefeller obtuvo de mis servicios y cómo distribuyó mi dinero?


Dado que mi valía para él como esclava dependía en parte de si el hombre que él quería entraba en la Casa Blanca, y fue el salario que me robó, ¿no tengo derecho a los registros que muestran que le pagó a la Justicia para mantenerme esclavizada a su hombre en la Casa Blanca?

Realmente, no entiendo tan bien la ley. Creo que el Presidente del Tribunal Supremo nos debe a todos una gran disculpa: puso al hijo de un jefe de esclavos sexuales en la Casa Blanca. Aceptó un soborno que además me mantuvo esclavizada y torturada.

Ahora se podría decir que el Presidente del Tribunal Supremo de Justicia no sabía que el dinero que le dieron provenía del negocio de esclavos sexuales. Y es posible. Pero creo que sería difícil para él decir que no sabía que David Rockefeller estaba en ese negocio, porque le pidió a Rockefeller mis servicios sexuales. Y eso fue antes de recibir los más de 7 millones de dólares.

Ahora, ten paciencia conmigo mientras reduzco la velocidad y trato de pasar por esto con cuidado. Se trataba del primer mandato de Clinton. Estuve en una cena de Estado en la Casa Blanca. David estaba allí y también ese hombre que se convirtió o era el juez principal en ese momento. Era un hombre bastante guapo para su edad, aunque francamente, no me habría acostado con él si hubiera tenido libre elección sin coacción.

A mitad de la noche se acercó a donde estaba yo parada junto a David sosteniendo su bebida. Le preguntó a David de manera confidencial, «¿Por qué no la mandas a verme alguna vez?», como si yo no estuviera allí. David y él discutieron el precio de mis servicios. El juez levantó la ceja izquierda ante el monto y dejó caer su bebida al suelo diciendo: «Eso es demasiado para mí».

David le hizo algún tipo de trato mientras yo me alejaba para tomar otro trago con el juez para no tener que escuchar la discusión de ser como un objeto innato para ser comprado y vendido por capricho de los demás. Cuando regresé, ya se había fijado una fecha. Pero el juez estaba impaciente y me llevó a una habitación en la Casa Blanca. Al no conocer el lugar, le daremos el beneficio de la duda, me puso en la cama de Clinton. Clinton llegó más tarde a media tarde y nos encontró en su cama. Se rió entre dientes y dijo: «Cita cara, ¿eh?» y se fue. Supongo que todos sabían que Rockefeller era un tacaño. Vi al juez poner dinero o un cheque en la mano de David.

Estoy feliz de responder preguntas. El comercio de esclavos sexuales y el tráfico de drogas están directamente relacionados de varias maneras. Tienen los mismos jefes, las mismas agencias y las mismas prácticas de lavado de dinero en casi cualquier entorno de inteligencia.

Sin embargo, la CIA y la KGB no están tan separadas como se podría pensar. Ese ha sido el caso desde antes de la Primera Guerra Mundial. Uno de los Rockefeller financió la revolución bolchevique para Lenin con el fin de adquirir más de los campos petroleros del sur de Rusia para su [compañía] Shell Oil.

Eso significaba que en la Primera y Segunda Guerra Mundial, los Rockefeller tuvieron una gran influencia en la KBG y la CIA. Esto se está acercando a responder tu pregunta cuando te des cuenta de que el dinero de los Rockefeller se hizo originalmente en el comercio de opio en el siglo XIX. Esa familia también ha sido uno de los principales motores en el negocio de esclavos sexuales, representando alrededor del 40 por ciento de todo el mundo. Actualmente tienen alrededor del 28 por ciento del tráfico de drogas, habiendo entrado en esto por varias razones.

Habiendo dicho lo entrelazados que están los dos, ahora quiero decir que generalmente tienen diferentes hombres manejando sus operaciones una vez que ye encuentras por debajo del nivel de los directores ejecutivos.

Por ejemplo, Nelson Rockefeller, era jefe tanto del negocio de esclavos sexuales como del de drogas y los jefes de la CIA eran sus «empleados» del lado público en el sentido de que tenía el poder de despedirlos o ejecutarlos.

DCI William J. Casey

Casey murió como resultado de un golpe de la familia Rockefeller porque no hizo lo que querían lo suficientemente bien como para complacerlos. El cáncer de cerebro que tenía fue falso. Eran las radiografías de otra persona con su nombre en ellas. Y él era DCI en ese momento. No entendió completamente la estructura de poder en la que se encontraba. Fue engañado por los organigramas que muestran a la CIA como una institución pública encabezada por el Presidente. Traté de explicarle cómo funcionan realmente las cosas. No quiso creerme.

Estados Unidos no es una democracia ni una república y nunca lo ha sido, ciertamente no desde Carter, pero dudo que haya sido funcionalmente durante toda la década de 1900. Howard Zinn en «La historia de un pueblo de los Estados Unidos» probablemente estaría de acuerdo conmigo. Es fácil de ver porqué el movimiento populista en la década de 1930 no movió al gobierno. Las corporaciones llamaron a los pinkertons [Agencia de Detectives Nacional Pinkerton, son guardias privados de seguridad y agencia de detectives establecidos en EEUU por el escocés Allan Pinkerton en 1850 y actualmente es una división de Securitas AB] y sofocaron las huelgas.

La propia CIA está dividida en departamentos, de modo que mientras el Departamento de Operaciones maneja el traslado de drogas y esclavos sexuales, diferentes personas manejan eso. Es como en una universidad, hay profesores de literatura e historia y, sin embargo, aunque ambos leen libros y, a veces los mismos libros, son responsables de diferentes aspectos de la «cultura».

Déjame ser más específica. Había un Director Ejecutivo Adjunto de la CIA, el número 2 en la agencia en un momento, que secretamente estuvo de acuerdo conmigo en que el negocio de los esclavos sexuales estaba mal. En su oficina había un archivador que tenía todos los contratos entre proveedores y distribuidores. No estaba en las computadoras, para nada seguro. Los contactos del narcotráfico estaban en un archivador separado. Un día me dejó destruir los archivos de esclavos sexuales en su oficina.

Se estableció el comercio de esclavos sexuales en el mundo occidental de manera muy lenta. Tomó casi dos años recuperar su fuerza. Me torturaron por eso. No me arrepiento de haberlo hecho. Lo que hice no afectó mucho a los oficiales de la CIA que dirigían la entrega de esclavos sexuales en el campo. Todavía sabían dónde conseguir a los esclavos y a quién entregarlos.

Lo que sucedió fue que los contratos entre los jefes se destruyeron y se pelearon, cada uno reclamando más de la porción del mercado de lo que esto implicaba [¿con derecho?]. Ante esa falta de armonía, no pudieron colaborar bien y el comercio se desaceleró alrededor del 30 por ciento, luego más, a medida que se peleaban, y finalmente se recuperaron.

Sorprendentemente, tuvo muy poco efecto en el tráfico de drogas a pesar de que a veces los barcos transportan ambos. No lo frenó porque todavía tenían los acuerdos de drogas y aún los cumplían. La Marina de los Estados Unidos fue obligada a manejar ambos, lo esclavos sexuales y las drogas varias veces.

La mayoría de los almirantes son mojigatos y no lo aprueban y trabajarán muy duro para detener ese tipo de cosas. Pero a menos que uno sea un visor remoto, no es posible inspeccionar todos los contenedores que llegan en un barco de la Marina en busca de drogas. Las personas no son tan fáciles de ocultar.

Déjame ver si puedo profundizar en tu pregunta porque creo que es importante. El verdadero problema para mí es si es posible controlar estos negocios inmorales que destruyen almas en el planeta para que las personas puedan tener vidas sanas. Creo que la respuesta es sí, es completamente posible. Esto es después de ver este negocio durante 40 años desde adentro.

Sí, está completamente corrupto y generalizado. Sí, ha corrompido a la banca, los gobiernos y nuestra comprensión de lo que son las agencias de inteligencia y la seguridad nacional y cómo hacerlo. Aun así, a pesar de que este planeta tiene estos problemas como un paciente con cáncer terminal con varios tipos diferentes de cánceres invasivos, todavía sé que es posible que el paciente se recupere.

Voy a ver si puedo explicarte cómo lo sé de una manera que puedas aceptarlo. La respuesta más simple es que Nelson Mandela sabía que iba a ser presidente de Sudáfrica y terminar con el apartheid. Lo dijo antes de ir a prisión la primera vez. Lo dijo en un mitin. De niño, Winston Churchill sabía que Inglaterra iba a tener problemas más tarde y que él la salvaría.

Gandhi sabía que podía obligar a los británicos a salir de la India si persistía. El general Billy Mitchell supo en 1923 que tenía que conseguir que Estados Unidos fabricara aviones porque el poder aéreo determinaría quién ganaría la Segunda Guerra Mundial. Sé que reformaré la inteligencia y los gobiernos de todo el mundo para evitar el holocausto nuclear. A menudo sé cosas con certeza, por eso les he sido útil a los DCIs. Tengo la intención de hacerlo y lo haré, por la gracia de Dios, porque es el trabajo que Dios me ha dado y no me fallará. Nunca lo ha hecho.

Aunque he sido una espina del lado de Rockefeller, los Bush y la CIA e incluso la KGB por décadas, me han tolerado y me han usado, porque mis habilidades son muy útiles. Realmente solo tengo una habilidad, la fe. No importa qué problema se me haya planteado, podría encontrar la manera de reducirlo a la parte ética de hacerlo y lograrlo, porque confiaba en la sabiduría omnisciente que todo lo logra. Cristo caminó sobre el agua y resucitó a los muertos. Sanó a los enfermos. Personas como el Padre Pio también se han asociado con los milagros.

Sí, será necesario un milagro para que el mundo cambie y se sane y deje de adorar a la muerte y a la destrucción. Pero en mi experiencia, los milagros no solo son posibles sino que se pueden invocar de manera confiable.

Tal vez sea más que una respuesta de lo que querías. Solía tener un auditorio lleno de oficiales navales y hacer que fueran psíquicamente muy precisos en una noche. (Luego les tomaba una semana acostumbrarse). Eso, como la milla de 4 minutos, solía ser imposible. Ya no lo es más. Las corrupciones en el planeta desaparecerán debido a un avance en la tecnología. Ese avance es esta transmisión de poder leer directamente los registros Akáshicos [conciencia colectiva].

Entonces no hay forma de ocultar la corrupción. El comercio de esclavos sexuales, el tráfico de drogas, el robo de elecciones, las guerras, etc., todos tienen al secreto como ingrediente necesario, y mienten sobre las consecuencias de las acciones de uno. Lucen como muchos problemas separados, todos muy abrumadores. Pero en realidad solo hay un problema, un simple problema de contabilidad: las personas no están sumando los costos reales a sí mismos correctamente. No tienen la habilidad necesaria para hacerlo. Eso puede corregirse pronto.

LOS AVANCES TECNOLÓGICOS CAMBIAN LAS SOCIEDADES – RADICAL Y PERMANENTEMENTE

Durante cuarenta años he sido una entrenadora en visualización remota para el gobierno de EEUU. A los jefes les han gustado los resultados que se obtuvieron, pero quisieron ocultar la tecnología al público. Se resisten a hacerlo público. Pero no podrán contenerlo. Es más bien como los experimentos del centésimo mono. La innovación ya se ha convertido en parte del inconsciente colectivo y se manifestará. Entrené a más de 15,000 personas. Esa es mucha gente que realmente sabe la verdad sobre cómo el mundo puede salir de la devastación. Puede que todavía duden un poco al usar sus habilidades para exponer la corrupción y liberarla en perdón y arrepentimiento, al igual que los primeros pilotos tenían algunas dudas de volar a través de los océanos. Pero la certeza estaba allí.

Los registros akáshicos se convertirán en la base de la toma de decisiones de las personas porque muchas personas han intervenido. Esos registros no tienen sesgos ni fallas. Las decisiones que salen de la unión con ellos tienen certeza de resultado. La mayoría de las personas nunca han experimentado saber algo con certeza. Parece una contradicción.

Cuando enseñé en el Pentágono en 1981, les pedí a todos que llevaran un problema a mi clase que lo escribieran y luego que escribieran si estaban satisfechos con la solución que les dimos en una semana. Tuve cientos de problemas difíciles y al final solo hubo un hombre que no estuvo satisfecho. Murió en ese tiempo.

Hay una solución buena y viable para cada problema que sea ético de resolver. Es solo que puede requerir mucha fe, coraje y dedicación el lograrlo.

Desde mi perspectiva, Finders fue un experimento de esclavos sexuales de control mental realizado por la CIA.

      1. Primero te diré cómo supe sobre el experimento.

      2. Luego, cuál era el objetivo del experimento.

      3. Luego, cómo se realizó el experimento.

      4. Luego, cómo era la vida de los niños ahí.

      5. Luego, qué salió mal con el experimento.

      6. Luego, cuáles fueron los resultados del experimento.

      7. Luego, lo que dijeron los analistas de la CIA que fueron los resultados.

Esto realmente debería ser un muy largo libro sobre la esclavitud de los niños.

Tengo 40 años dentro de la CIA y mi intención era exponer algún día todo este abuso de niños por parte del gobierno de los Estados Unidos. Pero ahora no tengo tiempo para escribir todos los detalles. Solo quiero cubrir la descripción general de estos temas.

Mi conocimiento específico del experimento Finders provino de leer 3 libros en la CIA y de hablar con dos de los investigadores internos que fueron responsables de administrar el Proyecto en el Departamento de Planes, en la División que debería llamarse Control Mental pero debido la naturaleza sensible del tema se le denominó «Activos futuros» en su lugar.

Su oficina principal estaba en el tercer piso del edificio principal de la CIA, hasta que se trasladó al quinto piso debajo de Goss. Para entonces ya me había ido. La importancia de la mudanza fue que cuanto más arriba en el edificio, más cerca del DCI, mayor era la prioridad. Así funciona la CIA.

La instalación principal para esa División no está sorprendentemente en un edificio separado porque la CIA ha crecido con el tiempo. Ocupa 2 pisos de un gran edificio y cuenta con más de 40 investigadores a tiempo completo. Estos solo están dedicados al control mental.

La CIA tiene una División separada de Activos y su reclutamiento. La instalación más grande de «Activos Futuros» se encuentra en Maryland, cruzando el Potomac, a unas 40 millas; de hecho, uno de sus investigadores que llamaremos Ted Hallsted se quejó de mí porque le causé muchas dificultades.

Esa instalación cuenta con más de 200 investigadores y cuenta con una clínica y un hospital psiquiátrico para niños asociados a ella. Nominalmente es un centro universitario de investigación dedicado al estudio de las enfermedades mentales infantiles. Sin embargo, los clientes vienen por problemas menores como problemas de aprendizaje y déficit de atención y se van con personalidades múltiples sin que sus padres lo sepan. La clínica solo acepta niños con «alto funcionamiento», no esquizofrénicos o niños con parálisis cerebral. Como era de esperar, los Rockefeller y los Carnegie son los principales financiadores de la misma.

Para trabajar allí se requiere una autorización de seguridad especial que solo la CIA puede otorgar. Fui a ver el lugar una vez para evaluarlo. Eso fue en la década de 1980. Todos llevaban las mismos credenciales que usa la CIA con las mismas tiras magnéticas en la parte posterior con una identificación con foto.

Para entrar en el edificio de investigación principal, uno inserta la credencial en el mismo tipo de estilo de entrada que estábamos usando en la CIA en ese momento. Inserté mi credencial de la CIA y entré, cero preguntas. Ahora, estaba en una pequeña misión en ese momento. Quería dejar un libro en particular en el escritorio de un investigador en particular yo misma y luego irme antes de que se supiera quién lo había hecho. Esa acción mía se relacionó con el asesinato sin resolver de un niño.

Se suponía que el investigador debía hacer un seguimiento de todos sus temas experimentales. Quería que supiera lo que le había sucedido a ese niño en particular como resultado del experimento que él mismo había diseñado y realizado. El libro era una producción interna de la CIA, SOLO PARA OJOS, y no estaba en la lista de OJOS para verlo. Sentí que era un descuido deliberado que necesitaba ser corregido, así que lo hice.

El libro me llamó la atención en una reunión entre el DCI y un abogado de evaluación de riesgos de la CIA sobre una posible demanda por homicidio por negligencia. El DCI quería que me preguntara si lo que estaba en el libro era cierto. Naturalmente pedí una copia para leerlo.

Yo tampoco estaba en la lista de OJOS, pero tenía NECESIDAD DE SABER y también ese investigador. Le dije al DCI que el contenido del libro, producido por un analista de la CIA y un oficial de homicidios del FBI, era cierto. El DCI frunció el ceño. El asesino era un tal George Bush padre, que era vicepresidente de los Estados Unidos en ese momento. El libro había sido encargado por la CIA para encontrar todos los cabos sueltos y suprimirlos. Para hacer eso tenía que tener la verdad.

No es posible hacer un trabajo de encubrimiento competente si no tienes inteligencia precisa con la que comenzar. El DCI quería que escribiera un informe sobre qué más necesitaba saber la CIA que no estaba en ese libro. La mayor parte de lo que proporcioné fue una lista de más de 20 víctimas similares del mismo Vicepresidente; cada uno de los cuales necesitaba una investigación exhaustiva. No lo entendieron.

Parte de cómo más tarde terminé como «patóloga» a tiempo parcial en la Casa Blanca cuando Bush padre fue presidente, se debió a que este caso en particular casi fue llevado a juicio.

El niño tenía 6 años cuando Bush lo mató por un ritual en una ceremonia de Skull and Bones para ganarse el favor del señor obscuro. El asesinato se cometió a menos de 5 millas de esa instalación de la «Universidad para la Investigación». La mayoría de las más o menos 20 víctimas fueron asesinadas en el mismo lugar. Era un viaje rápido y fácil desde la Casa Blanca.

Esto es difícil de escribir en mi personalidad habitual. Ella nunca había oído hablar de esto antes. Así que tengan paciencia con nosotros mientras tratamos de revisar este material en la línea más recta posible; en una via pública sin tomar ningún desvío, hasta que llegas a la salida y avanzas aproximadamente 2 millas al este a través de una puerta cerrada hacia una base militar que es bastante pequeña.

Esa base se puso allí solo para Bush padre, como Vicepresidente. Su única función, y todavía está allí, es eliminar a algunos de esos niños en investigación para los rituales. La base es pequeña para la mayoría de los estándares. Alberga solo a los guardias que trabajan para la seguridad del mismo: alrededor de 3. No hay oficinas del Ejército, ni PX, ni patio de armas, etc.

Todavía está allí hoy mientras escribo esto. Podría ser arrasado mañana, como los túneles de McMartin como resultado de lo que estoy diciendo. Pero hoy, como una visora remota, puedo ver que tiene un edificio en la plaza principal en el centro de un lote cuadrado con la entrada en su lado oeste y un guardia parado a pesar de que la puerta está cerrada. Solo una persona tiene la llave. Ese es Bush padre. Todavía es su reserva privada. Los guardias son sus prisioneros. Son reclutas del ejército en teoría y en papel.

Ningún guardia asignado al trabajo allí ha salido con vida. Eso es para asegurarse de que no hablen de lo que han visto. ¿Qué han visto? Bush padre entra y sale. Un niño es conducido en una camioneta y dejado allí cuando llega Bush padre. Un «patólogo» y los guardias que Bush trae consigo llevan un ataúd cuando Bush padre, se va. El acceso de la carretera a la puerta está restringido. Así que, ningún vecino o tráfico ve esta extraña recurrencia de eventos. Mientras Bush padre, era presidente, no tuvo tiempo de ir allá y se utilizó la morgue y el incinerador de la Casa Blanca.

Esa base no tiene morgue ni incinerador. Bush padre, usualmente llega con 3 hombres, dos de sus propios guardias y el patólogo. Esperan afuera del edificio mientras Bush padre sodomiza y tortura al niño hasta la muerte. Su homólogo, el difunto Beria, estaría orgulloso de él.

Art of HRM de Lavrentiy Beria

¿Por qué te estoy diciendo esto? El hecho es que la forma en que lo describí hace posible que cualquier servicio de inteligencia con un satélite documente que Bush padre, hizo esto. Todo lo que tienen que hacer es mirar hacia atrás en sus imágenes de satélite y ver al niño entrar y salir el ataúd. Una y otra vez. No es broma. Ya tienen la prueba en sus archivos si la miran detenidamente. Lo que lo identifica como esa base es el hecho de que los guardias no entran ni salen de la puerta. Eso es fácil de verificar en imágenes satelitales, esa falta de tráfico regular. La base tiene una línea telefónica «segura», un tipo especial de receptor en el techo.

Esto también lo vincula. El tipo particular de receptor es un modelo «presidencial». Eso es un poco más difícil de ver en las imágenes satelitales, pero a medida que el sol sale en un día soleado, aparecerá debido a la sombra distintiva de ese modelo con un ángulo de poca luz.

Apuesto a que esa base será arrasada mañana, desaparecida, borrada de la faz de la tierra. Pero los datos satelitales aún estarán allí en Rusia, China y muchos otros lugares.

Debido a que mis correos electrónicos son de interés para muchos servicios de inteligencia, obtendrán esta información. Lo que hagan con eso dependerá de situaciones políticas futuras que son difíciles de predecir por la persona promedio de inteligencia.

Por cierto, los guardias que trabajan allí son sujetos controlados mentalmente, «graduados» de esa instalación de la Universidad de Investigación. La investigación allí lleva mucho tiempo. Fue una de las primeras instalaciones MKULTRA.

Georgetown University Healy Hall

La Universidad de Georgetown debería llamarse U de la CIA. El centro de investigación mental no se encuentra en el campus principal cerca de los estudiantes universitarios regulares. Está en un terreno separado que hace que sea más difícil escapar. El nombre no es Georgetown, pero es parte de la Universidad de Georgetown.

Algunas personas en la CIA se han quejado de que el trastorno por déficit de atención está asociado con la fluoración del agua y que la CIA se niega a divulgar los datos para mantener a tantos niños casi normales entregados en la puerta de sus clínicas de control mental en Norte América.

También se quejan de que la CIA conoce el tratamiento para el trastorno por déficit de atención, un medicamento para quelar el flúor y expulsarlo del cuerpo y también se niega a publicar esa información.

Es cierto que hay varios libros sobre el tema para consumo interno en la CIA. Un epidemiólogo ordinario podría analizar el problema y descubrir si esos rumores dentro de la CIA son ciertos.

Cuando la historia de control mental de esta instalación universitaria llame la atención del público, será un poco complicado. Cientos, no, miles de padres querrán saber de repente si su hijo, adulto o no, estuvo sujeto a control mental o pertenecía al grupo de control. Mencionaré rápidamente tres métodos bastante confiables de cómo saberlo.

Ese dato proviene de informes de la CIA sobre qué hacer para confundir a los padres si van con otro terapeuta después, es decir, qué desinformación darles para evitar que descubran que el niño estuvo controlado mentalmente.

La primera pieza de desinformación es: «Nadie puede saber si una persona es una víctima de control mental; ciertamente no la familia o vecinos normales, solo un terapeuta calificado podría saberlo y, como no pueden decirlo, nadie puede».

Eso se da porque la CIA se dio cuenta que el 56% de los niños habían sido descubiertos por parientes y miembros de la familia como «robóticos» o «desordenados mentalmente» o «con comportamientos inexplicables que provenían de fuera de sí mismos».

Los maestros eran particularmente buenos para distinguir a los niños controlados de los niños experimentales, y la CIA asesinó a varios maestros cerca de esa instalación, más o menos a una docena en una década.

La segunda pieza de desinformación que los terapeutas preparados por la CIA en todo el mundo han expandido es que es «normal» que los niños se porten mal en su adolescencia vistiéndose con ropa del otro sexo. Resulta que lo normal es todo lo contrario para los adolescentes normales. Quieren definir su identidad sexual y que no vestirse así.

Los adolescentes son los más intolerantes a vestirse de una manera diferente a su sexo según la investigación de la CIA. A menos que, por supuesto, sean sujetos de control mental y hayan sido entrenados para complacer sexualmente a estos cobardes para que los niños se vistan como niñas. No hay mercado para niñas vestidas como niños, por lo que el travestismo solo va en una dirección.

Sorprendentemente, la investigación de la CIA mostró que los niños homosexuales rara vez se visten con ropa del otro sexo a esa edad, a menos que hayan sido usados por cineastas porno, depredadores sexuales y controladores mentales. Entonces, la presencia del travestismo en un adolescente es un signo altamente predecible de que es una víctima de abuso o control mental.

La tercera pieza de desinformada con que la CIA alimentó a los terapeutas en revistas para engañarlos y a los padres, es un poco más sutil. La desinformación decía: «No hay una edad normal en la que se deba informar a los niños sobre el sexo. La educación sexual puede ocurrir a cualquier edad, depende de los padres el decidirlo. Y la educación sexual puede ser mala para los niños, así que quizás no deberíamos tenerla en nuestras escuelas … «

La CIA gastó mucho dinero para convencer a los padres, a las iglesias y a las escuelas el no tener clases reales de educación sexual. La razón fue que cuando a los niños se les permitía hablar libremente en grupo sobre sus experiencias sexuales o fantasías o teorías del sexo, los mismos niños podían ver que algunos de ellos tenían niveles muy diferentes de exposición y sofisticación en estos asuntos.

Entonces, si la educación sexual tenía que ser enseñada, la CIA quería conversaciones preparadas con antelación en las que a los niños no se les permitiera hablar. Por lo tanto, capacitó a los educadores sexuales para controlar la cantidad de lo que los niños podían hablar y trató de hacer que fuera tabú para que los niños hablaran entre ellos después.


La CIA también descubrió que había una mejor edad para la educación sexual, alrededor del comienzo de la pubertad. Entonces
fomentaron algunas campañas para obligar a la educación a más temprana edad. La razón de esto fue que algún niño pequeño cuya curiosidad innata no conduciría a un conocimiento sofisticado de la acción sexual, estaba presentando esto frente a sus padres y terapeutas.

Era mejor para la CIA si pudieran decir que el niño lo aprendió en una clase de educación sexual en vez de en la prostitución de la CIA. Entonces, aunque suene contradictorio, la conclusión de la CIA sobre la desinformación de la educación sexual fue: no tener clases de educación sexual, pero si las vas a tener, hazlo a muy temprana edad y no dejes que los niños hablen de ello. Conviértelo en un tema tabú por la forma en que lo eludes o que solo se permita ser enseñado en un segmento muy corto y nunca se vuelva a mencionar.

La CIA patrocinó conferencias para educadores sexuales bajo una subsidiaria llamada «Primeras experiencias de citas» si no recuerdo mal. O tal vez solo «Primeras experiencias». Cuando las personas que se abstienen se opusieron, el nombre de la subsidiaria se llamó algo así como «Esperar al matrimonio, Inc.»

Era lo mismo. El mismo personal, dirección, etc. La CIA también impulsa la abstinencia y la fidelidad matrimonial sin que ellos mismos lo practiquen. Lo hace para aumentar la efectividad de sus operaciones de chantaje.

El chantaje sexual solo funciona cuando la sociedad está condenando a los demás. No es la abstinencia de la fidelidad lo que persigue la CIA, sino la condena de los demás.

Condenar es una forma de odio y la CIA provoca odio y condenación como una forma de controlar a los demás. Es una técnica de control mental que luego puede usarse para hacer que la gente pelee guerras, etc., en contra de sus mejores intereses.

La CIA está buscando «controles» en la psique de una persona, un problema emocional que impulse a una persona a actuar. Luego los explotan. También crean controles al financiar la creación canciones y letras. Ese es otro nivel completo de control mental dirigido a una población en lugar de individuos.

Me he desviado un poco aquí. Es información útil pero no se centra en el tema principal.

Quiero mencionar otra forma en que aprendí sobre el Experimento Finder. El nombre Finder proviene de una palabra de la jerga de la CIA que fue popular al momento en que comenzó este experimento.

Era “Fregado a No Negar” (FIND – “fucked into not denying” por sus siglas en inglés). Un jefe de la CIA le podría decir a un empleado «Averigua quién lo hizo».

Era como un juego de sillas musicales. Todos negarían que lo hicieron hasta que finalmente alguien era el chivo expiatorio y era fregado por no poder negarlo.

Por lo tanto, el acrónimo de Finders fue una advertencia a las personas de la CIA para que tengan cuidado y no se conviertan en una víctima de este Proyecto al dejar escapar una palabra al respecto. Una persona que filtrara tales cosas generalmente era culpada por las cosas en sí mismas, ya que las personas fuera de la agencia no podían decir quién estaba por encima de quién y dónde se detenía el dinero.

La primera vez que escuché sobre el Grupo Finders fue en una fiesta. Algunos niños fueron llevados a una elegante propiedad de DC vestidos con disfraces tipo Halloween: payasos, brujas, fantasmas, etc. Pero los disfraces tenían grandes botones en los paneles traseros en la parte inferior para que los niños pudieran exponer fácilmente sus partes privadas. Los niños tenían edades para hacer trick or treat. Pero no era otoño.

DCI William Colby

Hubo alrededor de 15 de estos niños traídos a una fiesta exclusiva de personas en esmoquin. Llegué del brazo del DCI Colby. Los hombres comenzaron a jugar sexualmente con estos niños, poniéndolos en sus regazos con sus paneles desabrochados. Ni siquiera entraron en una habitación separada para hacerlo. Me sentí incómoda con eso, me recordó mi propio abuso cuando era niña, y salí a los escalones para mirar el cielo nocturno e imaginar estar en otro planeta por un rato.

[William] Colby salió y me preguntó si quería ir a casa, eso significaba volver a su cama. No me pude escapar de ese problema. Me enojé un poco con él y le pregunté quién había llevado a los niños, como si, al ser una visora remota, no lo supiera. Se puso a la defensiva y luego admitió que formaban parte de un experimento de la CIA y esta era su prueba de «salida»: su prueba de graduación para ver si podían seducir a los políticos de DC (para mantenerse con vida).

Los que reprobaban el examen eran liquidados. Había estado en ese sistema toda mi vida: ser útil sexualmente o morir. No me hizo gracia. Colby entró en los detalles técnicos del experimento y me lanzó un «¿No fue una buena idea?».

Vomité mi cena en los escalones del frente de la hacienda y me disculpé para ir a lavarme al baño. Fue bueno vomitar en el momento justo.

¿Qué era lo que Colby me había dicho?

Colby me explicó que el objetivo del Experimento Finder era entrenar a los niños para que se parecieran a los perros detectores de drogas, solo que debían detectar quién sería un buen dealer no solo de drogas, sino también de armas ilegales, esclavos sexuales, etc.

La CIA estaba buscando algo a futuro en estos negocios y quería utilizar agentes desechables. La CIA estaba teniendo problemas para explicar cuántos de sus operativos morían. Nunca puso nombres en las estrellas doradas en el panel de mármol en la entrada porque ese panel era una mentira descarada.

La CIA tuvo muchos oficiales muertos en acción. Las estrellas doradas eran propaganda para los novatos, para engañarlos con una falsa sensación de seguridad, como si a la CIA les importaran. A la CIA no le importaba cuántos de ellos morían. Los Rockefeller querían sus muertes. Era la GAO [Oficina de Contabilidad General] a quien le importaban.

La formación de agentes era costosa. Cubrir sus muertes fue aún más costoso que eso debido al costo de encontrar los cabos sueltos y atarlos. Entonces, la CIA había decidido, incluso probablemente antes de que Colby se convirtiera en DCI, ir a los más baratos y desechables para fomentar su comercio de contrabando. Los niños se dividían en dos grupos: aquellos que recibían capacitación sobre cómo elegir a las personas para que se conviertan en dealers y convertirlos en uno o los que no tenían ningún entrenamiento.

En el grupo sin entrenamiento le dices al niño, bajo hipnosis y tortura lo que quieres que logren y dejas que descubran cómo hacerlo. Crecí con este modelo, el general Patton lo usó. Era más barato. Los niños morían a mi alrededor. Pero algunos descubrieron qué hacer para tener éxito.

Tenía una especie de inteligencia lógica que era «si el niño tiene que descubrir qué hacer por su cuenta, tal vez la KGB no vea esa estrategia de antemano y funcione».

A continuación, quiero hablar sobre el tipo de capacitación que recibían los niños si eran asignado a recibir alguna. El entrenamiento consistía en dos semanas de fuerte tortura durante las cuales se les enseñaba cómo hacer sexo oral, extender las piernas, pedir que se mueva el contrabando y firmar nombres de alias en los lugares correctos en los formularios de contrato para «presenciarlos».

Los contratos obligaron al dealer a trabajar para la subsidiaria de la CIA sin poder demandarlos. Déjame decirlo de otra manera. Ambos grupos era torturados con electricidad y dolor intenso durante dos semanas.

Los niños entrenados, además de que les dijeran que tenían que mover el contrabando porque sus vidas dependían de ello, también tenían un par de horas de instrucciones y orientación práctica sobre cómo hacerlo. ¿Cuáles crees que fueron los resultados del experimento?

La CIA descubrió gracias a este experimento que no había una diferencia apreciable si el niño era entrenado o no. Sus informes no mencionaron las dos semanas de tortura, ya que era «extraoficial» después de las Audiencias MKULTRA de 1977.

Tampoco mencionaron el tipo de entrenamiento ya que la CIA quería esconder de posibles futuras miradas indiscretas del Congreso, que los niños debían mover el contrabando para encontrar compradores.

En cambio, los documentos de la CIA decían que el objetivo del experimento era detectar qué niños podían «tener éxito en la vida» y si algún entrenamiento que la CIA les diera podría marcar la diferencia.

La razón por la que todo se limitó a dos semanas fue que era el tiempo que la hospitalización psiquiátrica en el hospital se pudo extender al máximo para ejecutarlo en niños básicamente sanos «a través de pruebas en su condición». La CIA desarrolló un montón de pruebas falsas para ejecutarlas en niños con TDA (trastorno de deficiencia de atención) para justificar su hospitalización de dos semanas como hacer que «abandonen el azúcar, los colorantes alimentarios, etc.»

Era un total engaño. Simplemente necesitaban algo tan difícil que los padres no pudieran hacer fácilmente en casa para hacer que dejaran que Johnny se quedara en el hospital. Les retiraron la comida completamente. Apenas alimentaban a los niños. Los alimentaban con comida de caja, chips de papa preenvasados como Pringles y lo llamaron una dieta libre de azúcar. El último día los padres llegarían a recoger al niño y la interacción se observaba cuidadosamente para ver qué tan bien podía mentir el niño sobre su estadía y lo que había comido en el hospital.

Era una completa fantasía. El niño había estado en el sótano sin una cama, ropa o una simple comida caliente. Los niños que pasaban tenían habilidades increíbles para hacerlo creíble. Tan bueno que incluso ellos mismos lo creían. Habían niños con múltiples personalidades, como yo. Habían pasado por una hipnosis de una hora al final de esa tortura y con la ayuda del hipnotizador habían imaginado todo lo que les había sucedido en ese período de dos semanas.

A los padres se les dijo que no podían ver a los niños porque los niños necesitaban aprender una nueva forma de relacionarse con ellos para ayudarlos con su TDA, y eso había que aprenderlo mucho antes de volver a verlos.

Los padres querían un descanso de sus hijos con TDA durante 2 semanas, así que funcionó. Y los niños se relacionaron con sus padres de manera diferente después de dos semanas de fuerte tortura sin una comida caliente. Mientras tanto, algunos dicen que la CIA realmente les dio el medicamento quelante de fluoruro, una píldora una vez al día para que el TDA mejorara. El programa fue popular entre los padres.

Las instalaciones de la Universidad promocionaron sus beneficios. Los investigadores falsificaron resultados para mostrar cuán efectiva era y otros estudiaron cómo torturar a los niños y dividir sus mentes de manera más confiable.

No todos los niños pudieron tener tantas personalidades como para fingir o mantener la simulación. Estos son los que la gente conoce como los niños Finder. Fueron separados de sus padres. No pudieron encontrar dealers en sus comunidades, por lo que fueron enviados a ser esclavos sexuales y mulas donde no tenían que actuar a un nivel tan alto.

Si ni siquiera podían hacer eso, eran asesinados. No eran niños de un solo uso para el uso sexual/tortura de los ultra ricos, ya eran bienes usados. Los niños que Bush padre estaba usando eran niños que llegaban a esa instalación que eran seleccionados para ser mantenidos en reserva para su uso y solo para su uso. Sus padres habían solicitado la hospitalización del niño, pero la «solicitud se había retrasado».

Bush padre tenía un gusto específico del niño que quería, como el chico más joven «Eager to Beaver» en Brady House Boys (?). Se parecían a como se veía cuando era un niño, antes de que «le sucediera a él» a los 6 años. Seguía sodomizando a los niños como su papá lo hizo con él. Su padre lo mantuvo mucho más tiempo de lo que otros pueden imaginar. Lo mantuvo así hasta que estuvo cerca de la muerte. Algunas cosas se mantienen en las familias.

¿Te gustaría ver a tu padre si eso continuara siendo a lo que tuviste que someterte? Secretos obscuros y feos que incluso los directores podrían no saber, ya que la multiplicidad es lo que es. Bush padre, ¿sabe siquiera que va a esa base y por qué? Lo dejo a sus habilidades de visualización remota e imaginación el decidirlo.

No estaba en la CIA debido a mi capacidad de imaginar qué cabos sueltos habían. Estaba allí para saber qué cabos sueltos habían y el no saberlo podría costarme la vida y más que eso.

Los resultados reales fueron que el entrenamiento de la CIA no era adecuado en cantidad ni en calidad para hacer algo para entrenar a un niño a ser agresivo. Entonces el experimento no era una prueba de eso en absoluto. El experimento fue una historia encubierta sobre cómo poner a los niños en sus manos.

Hubo muchos experimentos sobre cómo controlar mentalmente a los niños, pero fue principalmente una cuestión de prueba y error, no una investigación científica. Hubo mucha variabilidad debido a las habilidades y personalidades de cada torturador. La CIA incluso mal estudió si el usar torturadores de personalidades múltiples era mejor para hacer niños con personalidades múltiples. A veces parecía tener alguna ventaja: dependía de la personalidad en la que se encontraran.

Como eso no siempre fue fácil de controlar, fue un poco impredecible si usabas personas con personalidades múltiples como torturadores. No siempre conocían y seguían los protocolos, porque no estaban en la personalidad que los conocía. Sin embargo, aún podrían sentir intuitivamente que era peligroso admitir la ignorancia de los protocolos. Al final, la CIA rara vez usó gente con personalidades múltiples como torturadores en los experimentos: eran demasiado poco confiables. Alguien con personalidad múltiple ayudó a un niño a escapar y eso provocó una gran conmoción.

Ese alguien de personalidad múltiple fui yo. Bush padre quería que yo torturara a un niño de su familia para que fuera un «oráculo», como yo había sido torturada para ser un oráculo. Este fue solo uno de varios intentos que Bush padre hizo para intentar que «mis» poderes pertenecieran directamente a su familia. Yo estaba entrenando a oficiales en visión remota muy bien sin ninguna tortura o lavado de cerebro.

Pero cuando Bush padre fue DCI, me dejó en el sótano de la CIA con este niño, George, que tenía unos 10 años de edad, con instrucciones de torturarlo para convertirlo en un oráculo. Dadas las edades de sus parientes cuando fue DCI, este chico llamado George era probablemente su sobrino George Herbert Walker IV. Tenía a un asustado niño en mis manos. Ya antes había hecho «interrogatorios» para la CIA. Para hacerlo, miraba en la mente de la persona para encontrar lo que la CIA quería saber, y lo escribía. No tenía que mirar a la persona, y mucho menos amenazarla ni lastimarla para conseguirlo. Cuando me reunía con ellos era algo formal y les preguntaba qué necesitaban en términos de comida, ropa, cigarrillos, etc. para que estuvieran felices.

Así que lo primero que hice fue preguntarle a George si tenía hambre y ordené que bajaran la comida de la cafetería de acuerdo con sus especificaciones. No era cómo quería su hamburguesa. El ketchup estaba mal; sobre cuándo debería haber o algo así. Entonces lo llevé a la cafetería. Aún así, no lo hicieron bien; dijo que pusieron la lechuga al revés, lo que sea que eso signifique. Ok, era muy exigente con su comida, no fue mi culpa.

Pedí un taxi. No era mucho mayor que él y ya tenía mi propia manera de moverme esperándome en la CIA en ese momento. Hice que el taxi nos llevara a un restaurante 4 estrellas en el hotel Ritz en DC e hice que le sirvieran lo que quería. Su tío DCI me había llevado allí antes, por eso pensé en ello. Comió mientras yo salía y lo abandoné en el restaurante. Era muy sofisticado. Pensé que nadie lo dañaría allí. Era mejor que ser torturado en el sótano de la CIA. Me escondí por dos días. Para entonces la furia de Bush padre habría encontrado otro objetivo.

George se había comido su hamburguesa y pedido otra. Fue solo después del postre, dos horas después, que se preguntó qué me habría pasado. Finalmente, fue encontrado, mientras tanto, el FBI comenzó una cacería para encontrarme.

Me buscaban por un «cargo de secuestro», por secuestrar al sobrino del DCI. No era como si estuviera tratando de ocultar dónde estaba George: había usado una tarjeta de crédito de la CIA con mi alias conocido de la CIA para pagar la cuenta por adelantado.

Solo estaba tratando de ser una buena niñera y darle la comida que quería. Quería una hamburguesa Ritz hecha de un trozo de filete a la parrilla, salsa de barbacoa y lechuga picada. ¿Quién no querría tal cosa en lugar de lo que se servía en la cafetería de la CIA?

Cuando salí de mi escondite, llamé al FBI y les dije dónde estaba. Luego me fui a su sede central en DC, lo que los confundió. El hombre del FBI en su cede central insistió en que «me rindiera», desde donde los había llamado por primera vez. Supongo que mi ángel guardián me estaba cuidando; en cambio, volví a la CIA.

Entré en la oficina de Bush padre y le pedí que suspendiera la cacería en mi contra. Como estaba parada frente a él y ya no estaba perdida, lo hizo. Estaba demasiado ocupado como para torturarme en ese momento, así que no lo hizo.

La siguiente vez que vi a George se quejó de que lo había abandonado. No parecía tener idea de que su tío me había ordenado torturarlo y lavarle el cerebro. Lo dejé hacerlo. No puedo evitar si algunas personas tienen personalidades múltiples por sí mismas sin mi ayuda. Pero tal vez no tenía ni idea por otra razón, como cuando un miembro de la familia te arrincona en una esquina con demasiada frecuencia. Hay varias maneras en que uno puede tener amnesia. La CIA también estudió el daño cerebral como una forma de inducirlo.

Oh, dije que diría algo sobre la vida de esos niños que pasaron por las instalaciones de esa universidad. La tortura fue inimaginablemente mala durante dos semanas.

Después de eso, tuvieron que presentarse una vez por semana más o menos con un oficial de casos de la CIA en una esquina cerca de su escuela para darle un contrato firmado. Si el niño no cumplía, no seducía a los amigos de sus padres y los chantajeaba para pertenecer a la CIA, o de alguna otra manera lograba que una persona aceptara el negocio de las drogas, armas o a ser proxeneta, entonces la CIA lo presionaba. Eso podría tomar una variedad de formas y dependía en gran medida de la imaginación del oficial del caso.

El método más simple era intimidar al niño forzándolo o amenazándolo a él o a sus padres con la muerte, el desmembramiento o la tortura. Por lo general, eso era suficiente para que el niño cumpliera. Los niños tenían entre 6 y 16 años de edad. Los oficiales del caso preferían a los más jóvenes, de entre 8 y 10 años, que todavía trataban de obedecer sin mucha resistencia. Había un sistema de cuotas. El niño tenía que ganar una cierta cantidad de dinero para la CIA cada mes.


Si no lo hacía podría desaparecer en la «Guarida de los Finder». Esos niños lo tenían mucho peor. A veces, un oficial de casos llevaba al niño a ver esos prostíbulos guaridas de drogas para impresionarlo para que no lo arruinara. Los niños que terminaban en la Guarida de los Finder ya estaban severamente traumatizados antes de llegar. La tortura, ya sea que se recuerde conscientemente o no, tiene un efecto devastador en la mente. Es peor que los huesos rotos. Los huesos se curan. La confianza violada no.

Los niños realizaron un soborno, una pequeña tarifa de «finder» por entregar a cada dealer. Ascendió a unos 100 por mes. Era mucho dinero para esos niños pobres. De vez en cuando un padre descubría que le pagaban al niño; y no era por cortar el césped.

Algunos padres enviaron a otros de sus hijos al programa para recibir una segunda entrada en la casa. A menudo, otros niños notaban el dinero extra y querían saber cómo obtenerlo. Como resultado, algunos niños fueron absorbidos por esta red de la CIA para ganar dinero sin saber lo que estaba involucrado.

Este fue un programa nacional. Solo estoy hablando de una instalación. Los fracasados terminaban en la Guarida de los Finder, o muertos. Estos niños generalmente no se vendían como esclavos sexuales a dueños de burdeles independientes en los Estados Unidos.

Habían sido controlados mentalmente en una instalación fija y habían recordado que podrían haber expuesto a esa universidad afiliada a publicidad y demandas negativas. Sin embargo, se vendían en el extranjero si cometían algún error.

Parte de la razón por la cual la CIA dirigió este programa fue porque sentían que estaban perdiendo muchas de las ganancias de contrabando por los intermediarios. Usando niños así, eliminaban la mayor parte de ese gasto.

Estaba en contra de las leyes de trabajo infantil, pero a la CIA y al Cabal multinacional no les importaba. Si el niño era arrestado por la policía, la CIA simplemente se desligaba y negaba que lo conocieran. El niño no podía probar que había sido la CIA. Los oficiales de los casos no les mostraban sus gafetes ni se reunían con ellos en la sede principal. Un niño que era arrestado pasaba tiempo en detención juvenil. Algunas veces cometían asesinatos y grandes ofensas para mover los bienes y terminaban en las cárceles para adultos.

En un momento revisé el tema del crimen en los Estados Unidos. Alrededor del 40% del crimen en los Estados Unidos se debe directamente a la CIA. Estos niños eran una parte importante de aquello.

La CIA solo quería tenerlos por aproximadamente 2 años. Luego se volvían muy astutos y no era fácil manejarlos. Después de eso, tenían que independizarse o trabajar para la competencia si querían seguir ganando dinero de esa manera. Algunos no tenían libertad mental como para hacer lo contrario porque el control mental no se había terminado, simplemente no se reforzaba ni mantenía.

Muchos terminaron siendo proxenetas, incluso entre la edad de los 12 y los 16 años. La CIA les estaba pidiendo que engañaran a las chicas en las calles para sus burdeles o en cualquier habitación de hotel en la que albergara a un esclavo sexual.

Cuando la CIA se deshacía de los niños, vendían a sus hermanas o enamoradas, o a la niña con retraso mental de la calle. Para entonces ya sabían cómo prostituirse. Sabían cómo mentir. Y muchos de ellos aprendieron cómo sobornar a la policía para hacer que miraran hacia otro lado. Aprendieron esas cosas del oficial de casos y de la presión que tenían para no ser arrastrados al mar en la corriente de resaca hacia una tierra extranjera.

¿Por qué terminar como esclavo sexual en Arabia Saudita si podías vivir en casa y trabajar para ti mismo? Algunos vendían sus propios cuerpos en la calle. Pero por lo general no podían hacer lo suficiente como para satisfacer la cuota.

Era principalmente un extra en caso de que no pudieran mover los productos y tuvieran que hacer un poco más. La cuota ascendió a una ganancia de aproximadamente $3,000 por mes para la CIA, o alrededor de $40,000 por año. En ese momento, era más que el ingreso promedio de alguien. Los jefes obtenían aproximadamente $33,000 por niño, aproximadamente el salario completo de un adulto. Entonces 3 niños eran 100,000 al año para ellos, 30 eran un millón, 300 eran 10 millones, 3,000 eran 100 millones y 30,000 eran mil millones. Era una operación mundial, aunque en los países más pobres los réditos financieros eran diferentes.

El narcotráfico es un gran negocio. Estos niños eran los niños soldados. Morían por heridas de bala, suicidio, choques automovilísticos de alta velocidad en autos robados, SIDA, violaciones de pandillas y guerras de pandillas. Alrededor del 30% ya habían muerto para cuando la CIA quería dejarlos ir, dos años después. Era aproximadamente 20 veces la tasa de mortalidad esperada.

La CIA trató de encontrar la manera de “eliminar gradualmente” al 90% para entonces para que no pudieran hablar más tarde. Promovieron pandillas y fomentaron la guerra de pandillas para lograrlo. Proporcionaban los nombres de los niños en el lado opuesto y daban recompensas por su muerte de alrededor de $800. Obtuvieron una tasa de extinción de casi el 90% al final de la «vida útil» de los niños.

Habla con los niños que sobrevivieron en Los Ángeles en the Bloods and the Crips (dos pandillas que se unieron en 1992). Háblales sobre cómo decidieron a quién matar después.

Para unirte a la pandilla tenías que matar. Para ser el top dog (el jefe de la pandilla) tenías que seguir matando. Los nombres eran entregados con el dinero y los productos para vender. Si no movías la mercancía, no eras libre. Para mover la mercancía, tenías que tenerla.

Para obtenerlos, tenías que matar a una persona de la lista que tenías antes de la próxima entrega de mercancía o no recibías ninguna. La razón para matarlos se explicaba como «están perjudicando nuestro negocio, están trabajando para la oposición». Ve por ellos».

La CIA dirigía tanto a los Bloods como a los Crips en Los Ángeles. La oposición era un espejismo. Querían a los niños muertos después de dos años.

La CIA ya sabía dónde vivía el niño y a quién se lo vendía. Si querían que un niño desapareciera, hacían una llamada. La policía llegaba a la casa y arrestaba al niño o llegaban los secuestradores de la CIA a la escuela y se lo robaban.

Algunos niños trataron de correr y otros lograron permanecer bajo tierra. Pero la mayoría no entendió que era un problema nacional y global. Establecer negocios en otra ciudad no necesariamente te protegía.

Quiero decir un poco más sobre cómo supe sobre este esquema de «matar al niño» porque es relevante para el tema de cuán confiable es la información. La CIA quería que yo, como ex asesina de niños, entrenara a algunos de ellos. Supusieron que, dado que me habían obligado a matar cuando tenía 9 años, debería poder ayudarlos a obligar a estos niños a matar por ellos. Era casi una suposición razonable. Pero también era cierto que había aprendido de niña cómo no matar a las personas a partir de los 10 años, incluso mientras estaba dentro de la CIA. Fue algo mucho más difícil de aprender a hacer porque la presión en la CIA iba hacia la dirección del asesinato.

Parte III

DCI Robert Gates

La asignación me fue entregada por el DCI Gates, el DCI de Bush padre, ya como Presidente. Quería que fuera a Bakersfield, California, a unas 3 horas en coche de donde vivía y que entrenara a una pandilla de niños a matar.

Para ser específicos, Gates, en una reunión, nos contó a un grupo de nosotros, personas con experiencia en la CIA, sobre la nueva iniciativa: el plan para eliminar gradualmente a los niños de la «línea inferior» después de 2 años en lugar de liberarlos. Explicó que esto era necesario porque los niños eran demasiado rebeldes y arrogantes después de dos años de obedecer al oficial de la CIA.

Sin embargo, soltarlos significaba que un buen 20% de ellos terminarían trabajando para la oposición o para ellos mismos. De este modo, se convertían en competencia y reducían las ganancias del Cabal. Señalé que el límite de 2 años era arbitrario y que era injusto desperdiciar a los niños. De hecho, alrededor del 40% continuaban siendo buenos productores y obedientes. Entonces, incluso si uno atribuye la idea de que los rebeldes deben ser asesinados, lo cual no hice, esta política de 2 años era descaradamente injusta. Y el 60% eran delincuentes rebeldes solo porque la CIA los había hecho de esa manera desde que eran niños, niños que ellos mismos habían seleccionado como bien educados e inteligentes.

Pero Gates se negó a cambiar la política, que fue establecida por el Cabal por recomendación de un grupo de expertos independientes sobre cómo maximizar las ganancias del Cabal. Entonces, aunque 3 veces en esta reunión de aproximadamente 15 personas, me opuse a este programa por varias razones morales no llegué a ninguna parte.

Le recomendé que la CIA al menos estudiara cómo evaluar a estos niños en cuanto a cuáles valía la pena retener con miras a su ascenso a la CIA más tarde. Intentar retrasar la orden de ejecución fue una maniobra para postergarlo de mi parte. Gates no lo consideraría. Él iba a obedecer esta orden de ejecución sin demora. Los niños debían ejecutarse unos a otros.

Me recordó la purga cuando tenía 9 años, cuando solo 3 de más de mil de nosotros sobrevivimos a la purga. Yo quería llorar. Miré por la ventana del séptimo piso las copas de los árboles en la distancia mientras Gates seguía hablando. Se quejó de que lo estaba ignorando. No lo estaba ignorando. Estaba pensando en lo que me tomaría arrojarlo a través del cristal a su muerte.

Después de darme cuenta cómo podría hacerlo, pensé si realmente impediría que los niños fueran ejecutados por el Cabal. Cuando, tristemente, mirando el futuro me di cuenta que no sería así, abandoné el plan.

En ese momento, Gates se volvió hacia mí y me dijo que esa noche sería una de sus guardaespaldas. Esa no era una tarea inusual: a menudo hacía algún trabajo de guardaespaldas para los DCIs por la noche, generalmente mientras estaba en sus camas. Afortunadamente, Gates no me estaba obligando a hacerlo desde su cama. Solo me quería con él esa noche para poder hacerme jugar con un maestro de ajedrez ruso. Lo menciono porque como estaba en el medio de un juego con Gufeld (sp) y ganando, se me ocurrió que si podía vencer a un competente maestro de ajedrez usando mis habilidades de visualización remota, debería ser capaz de descubrir cómo burlar a Gates y prevenir la orden de ejecución de la siguiente semana.

Al día siguiente, en lugar de arrojar a Gates por una ventana del séptimo piso, arrojé su juego de ajedrez por la ventana. Me acusaron de tirar basura. Aproveché la oportunidad para salirme de la reunión, la segunda parte sobre la implementación de la orden de ejecución.

Mientras recogía las piezas de ajedrez, lloraba y las imaginaba como si fueran esos niños. Los puse en la caja y luego, sintiendo de manera irracional que los había metido en la cárcel accidentalmente, los saqué y los alineé en la acera como para comenzar un juego de ajedrez. Un analista de alto rango, el equivalente del número 2 en el departamento pasó y comenzamos a jugar ajedrez en la acera.

A mitad de camino, cuando estaba perdiendo, dijo: “Pareces molesta. No es usual en ti. ¿Hay algo que pueda hacer para ayudarte?

Me eché a llorar y luego le expliqué la orden de ejecución. Escuchó con paciencia y luego dijo: «Oh, creo que podría detenerlo durante al menos unos 6 meses». Fue tan bueno como su palabra. Logró iniciar estudios «cruciales» de la relación costo-beneficio del plan.

Desafortunadamente, incluso sus propios analistas concluyeron que era más rentable matarlos a todos después de 2 años que hacer que los oficiales de casos los evaluaran en cuanto a cuál no debería ser eliminado. La lógica para eso fue algo así como: “Si los oficiales tienen que decidir a quién conservar, querrán salvar a sus favoritos. Y habiendo decidido salvar a los niños que ellos personalmente están teniendo en sus camas, se sentirán tentados a salvar a otros también. Dado que cualquiera de ellos al hablar podría destruir el flujo de ingresos de la Agencia, ninguno debería ser excluido de esta medida necesaria”. Eso me horrorizó.

La única razón por la que la CIA podría pensar en salvar a una persona era para seguir teniéndola en la cama. Pensé en eso en relación con mi propia posición en la CIA. Por útiles que fueran mis habilidades de visualización remota, era cierto que yo, como esclava, probablemente no habría sobrevivido si no hubiera estado regularmente en las camas de los DCIs.

Fui a Bakersfield y me encontré con la pandilla de niños de escencialmente 13 años. No les enseñé bien cómo matar. Les enseñé a morir bien. Fui bastante honesta con ellos. Les expliqué que la CIA los quería muertos después de dos años en el trabajo y tenía la intención de hacer que mataran a sus amigos.

Solo había una pandilla en Bakersfield con la que hablar y me habían enviado a esa ciudad porque la CIA no estaba segura de cómo lograr que una sola pandilla se suicidara. Asumieron que descubriría cómo dividirla en dos como una estrategia de dividir y conquistar.

Cuando terminé de explicarles esto a estos jóvenes usualmente ruidosos e inquietos, la sala de recreación estaba en completo silencio. Uno de ellos me preguntó qué les recomendaba hacer.

Podían ver por sí mismos que era fácil dividirlos en fracciones en guerra y hacer que pelearan entre ellos. Les dije que les recomendaba que aprendieran a morir protegiéndose unos a otros.

«¿Contra toda la CIA?», preguntó una niña con ansiedad.

«¿Por qué no?», pregunté. «No importa cuántas personas te disparen si puedes tener la satisfacción de morir para proteger a un amigo».

Lo entendieron. Estos adolescentes que habían estado vendiendo drogas y haciendo proxenetismo para la CIA, entendieron que podían obtener satisfacción personal ayudando a un amigo.

Entonces les enseñé a morir por cada uno. Cómo poner sus cuerpos frente al de otro mientras que otros apuntaban con un arma hacia ellos o los lastimaban mucho.

Lo practicamos un par de horas juntos. Fue todo el tiempo que tuve con ellos.

La orden de ejecución llegó unos 8 meses después. La CIA envió a otra persona a Bakersfield para dividirlos y conquistarlos. Lo intentó y luego escribió un informe diciendo que no sabía lo que yo había hecho, pero que los niños eran tan solidarios entre sí que nada de lo que hizo para dividirlos funcionó.

Ninguno de esos niños murió. La CIA no pudo lograr que se mataran entre sí y por la gracia de Dios, la policía se negó a arrestarlos. Más tarde escuché que, como grupo, votaron para enderezarse y dejar el proxenetismo para la CIA.

Sin duda, la CIA reclutó a otros niños a través de medidas de control mental. Fue solo una pequeña victoria contra el mal, pero no obstante fue una victoria.

Logré informar esta intervención de mi parte como un importante estudio de investigación sobre resistencia no violenta y, dado que la CIA tenía cierto interés en conocer los métodos que podrían usarse contra ellos, aceptaron esa explicación. Fue gracias a las buenas habilidades que logré sobrevivir.


No mucho después de que la orden de ejecución entrara en vigencia, hubo una reacción violenta por parte de los oficiales del caso en el campo. Algunos renunciaron.

Algunos se negaron a llevarlo a cabo y otros simplemente lo llevaron a cabo de manera tan ineficaz que fue como no llevarlo a cabo en absoluto. En algunos casos, las bandas en guerra descubrieron lo que estaba sucediendo y crearon treguas para detenerlo.

Pero sobre todo, las pandillas lucharon entre sí y los niños en los EEUU murieron como lo hicieron en los países del tercer mundo por las políticas estadounidenses de hombres a quienes les preocupan las Ganancias, no las Personas (ver el libro de Chomsky con ese título). Los niños murieron solos por heridas de bala en callejones por miedo a ir al hospital por temor a ser arrestados o, lo que es peor, la tortura que habían sufrido a manos de los controladores mentales.

Las niñas quedaban embarazadas y tenían a sus bebés a los 11, 12 y 13 años porque la CIA había, efectivamente, obligado a sus hermanos a prostituirlas para que siguieran con vida. Y toda la cultura de seguridad, de creer que un niño podía caminar a la tienda de la esquina de manera segura, murió bajo la villanía de la CIA.

Políticos y agencias corruptos condujeron a la violencia en las calles y a la interrupción de la vida familiar. Los estadounidenses pasaron de ser una sociedad en la que uno podía dejar la casa sin seguro a otra en la que no era seguro dejar a sus hijos fuera de la vista. Y sucedió en una sola generación desde el comienzo de la CIA en 1947 hasta ahora.

Llora, mi querido país, por lo que te han hecho en nombre de la seguridad nacional.

Llora por los niños inocentes que fueron torturados y forzados a cometer crímenes contra su voluntad y cordura.

Llora por los niños robados en las calles y vendidos como esclavos sexuales y sacrificios humanos.

¿Ya no tienen almas los hombre que violan, torturan y corrompen a los niños que, en cambio, han jurado proteger?


UNA HISTORIA PARCIAL DE MI EDUCACIÓN EN EL NEGOCIO DE SER ESCLAVA SEXUAL EN LA CIA

Todavía no he explicado cómo sé todo esto acerca de cómo la CIA maneja su comercio de esclavos sexuales, excepto para decir que yo también fui una esclava sexual de alto nivel dentro de la CIA.

Pero mi conocimiento específico al respecto surgió debido a las tareas que me dieron en la CIA.

La primera tarea que tuve en relación con esta área fue cuando aún era una adolescente. Poco después de mi decimosexto cumpleaños me escapé de casa y me fui a vivir con un vecino. Helms estaba furioso conmigo, principalmente porque no le había dicho que iba a hacerlo y durante dos días la CIA se volvió loca buscándome. Tenían miedo de que la KGB me hubiera recogido.

Helms me asignó la tarea de investigar qué pasaba con los niños que se escapaban de sus casas y que lo tuviera en su escritorio en una semana. No me dio mucho tiempo.

Investigué el problema de varias maneras, desde el uso de la biblioteca de la CIA hasta la visualización remota, ya que esa era mi especialidad dentro de la CIA y mi razón de estar en ese sitio.

En primer lugar, descubrí que el problema no era mi fuga, sino los tiburones en el agua que intentaron aprovecharse de uno más tarde. Como el principal tiburón en el agua era la CIA y ya había sido maltratada por ellos, huir hizo poco para aumentar mi riesgo.

Se lo puse en el informe a Helms, diciendo, quizás algo no aconsejable dada mi condición de esclava que «dado que la CIA es la razón principal por la cual los fugitivos terminan en esclavitud sexual, mi razón principal es que no me escapé de la CIA sino que simplemente huía de mi abusivo padrastro «.

De hecho, llamé a la CIA el lunes después de escapar el domingo, pero mi supervisor estaba enfermo y mi mensaje telefónico no llegó a Helms.

Mi informe tenía cuatro páginas y Helms, no estando satisfecho de que estuviera lo suficientemente arrepentida, me asignó escribir 100 páginas sobre el tema en un mes, durante las vacaciones de Navidad.

Mientras tanto, fui a Checoslovaquia para encontrar combatientes de la resistencia que se congelaban en los bosques como partidarios después de la caída de la Primavera de la Peste y los conduje a Hungría. No habían muchos visores remotos en ese momento que pudieran encontrar personas e irrumpieran en la frontera este-oeste. Así que aquí estaba, tratando de llevar a los Bloqueadores del Este a un lugar seguro mientras veía la esclavitud de los niños estadounidenses por parte de la CIA en cada momento libre de mi tiempo.

¡Habla sobre por qué tenía yo personalidades múltiples! Fue realmente difícil adecuarme a la realidad de lo que les sucedía a los niños que escapaban en los Estados Unidos con la retórica de que Estados Unidos era un país libre y democrático.

Fue particularmente conmovedor para mí porque estaba guiando a estos combatientes de la resistencia checa a la supuesta libertad mientras los llevaba directamente a la CIA que me había torturado sexual y brutalmente regularmente desde que tenía tres años. Si lo hubieran sabido, nunca habrían venido conmigo.

Cuando regresé a la CIA con los más de 200 combatientes de la Resistencia del Bloque Este que había rescatado, Helms estaba muy contento con mi desempeño. Pedí que me excusara de escribir el informe, pero se negó.

Así que pasé los siguientes dos días, escribiendo furiosamente en el papel lo que se me ocurría, justo como ahora. Derramé una historia de niños fugitivos estadounidenses y su abuso a manos de sinvergüenzas y de la CIA tan pronto como esta se formó.


Helms lo leyó y lloró, su esposa me lo contó. Pero no cambió las políticas de la CIA. Una vez, cerca a su muerte, lo visité y le pregunté porqué. Me dijo, unas dos semanas antes de morir en un momento de honestidad inusual:
«Tenía miedo de lo que los pervertidos me harían si me interponía en sus celebraciones orgásmicas».

Estaban matando niños en rituales. Aún lo hacen. Y los jefes de la CIA son todos unos cobardes que prefieren permitir que los niños estadounidenses sean violados y torturados bajo su mando y luego ser hombres honorables y protegerlos. Ni siquiera levantan un lapicero para abolir la tortura de la propia CIA hacia los niños estadounidenses.

Gates, el DCI bajo la presidencia de Bush padre, me dijo una vez: «Alguien va a torturar a los niños, ¿por qué no sacarle provecho?»

También se podría decir que alguien los asesinaría, así que deberíamos vender armas para obtener un beneficio de ello. Ya sabemos que eso es precisamente lo que hace la CIA. No lo hace moral.

La siguiente vez que me asignaron investigar el negocio de esclavos sexuales de la CIA fue cuando tenía unos 24 años aproximadamente en 1977. La guerra en Nam había terminado. Helms se había ido. Colby se había ido. Pero no Bush padre. Era DCI. Me pidió que tapara una fuga en los ingresos de los esclavos sexuales en el sur.

Había un burdel dirigido por la CIA en Nueva Orleans. Estaba perdiendo dinero. Nadie podía imaginar cómo podría estar sucediendo eso: le había estado yendo muy bien. Bush me pidió que lo viera y descubriera qué estaba mal.

Me entregó un informe sobre el número de prostitutas y su salario por hora y también sobre la subasta de esclavos sexuales y en cuánto se vendía el bloque. Incluía el costo de alojarlos y transportarlos. Todo fue presentado en blanco y negro. Solo había un problema: las cifras no tenían sentido. Los costos de vivienda y alimentos eran demasiado altos para la cantidad de esclavos, etc.

Resultó que el funcionario de la CIA que manejaba ese «refugio» no informaba sobre el número de esclavas sexuales vendidas en el bloque para embolsarse el dinero. En promedio, informaba que solo uno de cada cuatro esclavas sexuales pasaba por sus manos. Resultó ser un problema crónico en la CIA.

Los hombres que actuaban ilegalmente para la CIA, a menudo también actuaban ilegalmente para ellos mismos. La CIA establecería el objetivo de «lavar» un cierto número de niños que se escaparan y «sobraran» en efectivo, y terminaría esclavizando cuatro veces ese número para lograr ese objetivo.

El objetivo a veces era declarado por Gates y Bush padre, como una medida de control de la población en la que mientras la población de hispanos o negros aumentara significaba que el objetivo no se estaba logrando. Para mí no estaba claro que tener relaciones sexuales con esclavos era una medida realista de control de la población.

Supongo que si uno pretendía matar a la persona como parte de tener relaciones sexuales con esta, entonces podría verse como una medida de control de la población.

Ese es estándar en el ritual cristiano inverso.

Como resultado del informe que escribí para la CIA sobre ese burdel Refugio, el director del mismo fue reemplazado. Tenía la esperanza de que toda la operación se cerrara.

Al año siguiente recibí un premio muy embarazoso como la persona de la CIA que más había mejorado la eficiencia en una estación de la misma. Nunca había estado en esa estación de Nueva Orleans, y fue en los EEUU que oficialmente se hizo ilegal. Luché contra las lágrimas cuando acepté el premio.

Fue una broma cruel, ya que yo misma era esclava sexual de Bush padre. La gente dijo que yo había multiplicado por cuatro el número de esclavos sexuales de la CIA en Nueva Orleans. Eso no era cierto. Instituí un mecanismo administrativo de control de contabilidad por el cual todos los esclavos sexuales fueron puestos en los libros.

Después de eso, tuve la reputación de ser alguien que podría hacer que las estaciones de la CIA mejoraran. Era una distinción dudosa en el mejor de los casos. Todavía bajo la dirección de la CIA de Bush, esta vez el Director del departamento de operaciones, me pidió que viera otra estación de la CIA que estaba perdiendo dinero sin razón. Esta estaba en Guatemala.

Fluía mucho dinero de la CIA hacia ellos y, a pesar del auge del tráfico de drogas en América Central en el que la CIA era el principal supervisor, esta estación estaba acumulando deudas. La causa de eso rápidamente se hizo evidente para mí cuando vi la situación desde la oficina del DDO (deputy director of operations – director adjunto de operaciones).

La mano derecha del jefe de la estación de Guatemala estaba robando efectivo por fanegas. Era un general guatemalteco que era tan cruel como astuto y el jefe de la estación le tenía demasiado miedo como para llamarle la atención por su fechoría. Despedirlo no funcionó: se quedó sin paga y continuó robando.

Frustrado, el DCI, Bush ordenó que lo «neutralizara». El general guatemalteco se enteró de la orden de asesinato y le disparó en la cabeza al jefe de la estación. No lo mató, pero resultó gravemente herido y tuvo que ser hospitalizado. Fue en este punto cuando me llamaron a este lío para tratar de hacer que la estación volviera a funcionar, para intentar que fuera financieramente exitosa.

Decidí que la forma de hacerlo era aprovechar la energía del general definitivamente. La gente de la CIA pensó que estaba loca. Pero como mi plan era fácil de implementar y no costaba casi nada según los estándares mundiales de inteligencia, se puso en práctica.

El plan requería reemplazar a la amante del general con otra mujer para que fuera una buena influencia sobre él. Fue casi un oximoron encontrar a una prostituta que fuera una buena influencia para él, excepto que había visto que ya había tenido una amante que había sido una buena influencia para él. Hice que la CIA le pagara para que volviera con él. Fue una buena suma de dinero, en el rango de los $100,000, a pesar que antes había estado durmiendo con él por unos 200 la noche como una prostituta de clase alta.

Todos estaban felices y el herido jefe de la estación reanudó su posición y la situación funcionó y la estación volvió a hacer dinero.

En la siguiente ceremonia de entrega de premios recibí un premio igualmente embarazoso. Esta vez el premio fue por pagar más por una prostituta. No conocía a la mujer. Simplemente tenía la capacidad de ver lo que estaba mal a distancia y recomendar cómo solucionarlo.

La gente decía que lo que hacía limitaba con lo milagroso. Limitaba más claramente con lo inmoral.

Solo menciono este episodio porque, al ver los problemas de la estación, vi cuántas trabajadoras sexuales usaban y mucho sobre el comercio de esclavas sexuales en una estación individual de la CIA en el extranjero.


Fuentes:

https://www.gailallen.com/theo/Secrets-of-the-CIA-Global-Sex-Slave-Industry-by-Dr-Sue-Arrigo.html

https://www.prisonplanet.com/articles/january2006/010106sexslavescandal.htm

http://portland.indymedia.org/en/2005/01/309481.shtml

https://www.salon.com/2002/02/27/hanussen/singleton/

https://www.dictionary.com/browse/snafu

https://www.crystalinks.com/akashicrecords.html


Libros:

Bluebird : Deliberate Creation of Multiple Personality by Psychiatrists Paperback – December 6, 2000: https://amzn.to/2OJllhL

Confessions of an Economic Hit Man Paperback – December 27, 2005: https://amzn.to/385HApG

The Hidden Hand: Britain, America, and Cold War Secret Intelligence Hardcover – May 22, 2002: https://amzn.to/2YihFqn

A People’s History of the United States: https://amzn.to/2qgueWE

Profit Over People: Neoliberalism & Global Order Paperback – December 8, 1998: https://amzn.to/33Fni36

Comparte este artículo:

Una respuesta a «Secretos de la CIA – Industria global de esclavos sexuales»

  1. Muy buen artículo Fernando e Ileana. Solo si ayuda, hay un traductor que se llama deepl.com que desde mi punto de vista es mejor que google translator usando inteligencia artificial, quizás podáis usarlo para que os quite trabajo. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *