24-OCT-2019: Boletín Diario de la Casa Blanca: Energía Estadounidense.

Comparte este artículo:

Boletín Diario enviado por la Casa Blanca del 24 de octubre del 2019:

El presidente Donald J. Trump viajó a Pittsburgh ayer, donde habló con los trabajadores del floreciente sector energético de Estados Unidos en la Conferencia Shale Insight.

La última vez que el presidente Trump habló en la conferencia fue en la campaña electoral en el 2016. En aquel entonces, la energía estadounidense estaba bajo un asalto implacable, no de algún enemigo extranjero, sino de nuestro propio Gobierno Federal. La Administración anterior hizo su misión el frenar el crecimiento con regulaciones paralizantes dirigidas a los productores de energía. Estas políticas no hicieron nada para promover la «energía verde», pero sí les costó el trabajo a muchos trabajadores.

El dominio energético estadounidense es un poderoso símbolo de la misión más grande del presidente Trump para nuestra nación, dijo: «En lugar de depender del petróleo extranjero y la energía extranjera, ahora dependemos de la energía estadounidense y de los trabajadores estadounidenses como nunca antes».

«Estoy aquí con las personas increíbles que mueven nuestras fábricas, iluminan nuestros hogares, impulsan nuestras industrias y llenan nuestros corazones con verdadero orgullo estadounidense», agregó. «Con una habilidad, determinación y devoción inigualables, están convirtiendo a Estados Unidos en la mayor superpotencia energética de la historia del mundo».

Lo de superpotencia energética no es exageración. Estos son algunos de los hechos y números detrás del auge energético de Estados Unidos bajo la administración Trump:

    • Estados Unidos es ahora el líder mundial en la producción de petróleo y gas natural.
    • El petróleo crudo alcanzó un récord de producción el año pasado, y se prevé que establezca otro récord este año.
    • Lo mismo ocurre con el gas natural: la producción está en camino de establecer un récord en el 2019, el tercer año consecutivo de tal récord.
    • En el 2018, las exportaciones de carbón alcanzaron su nivel más alto en 5 años.

No era un misterio descubrir cómo hacer que Estados Unidos volviera a estar a la cabeza a nivel mundial: solo se necesitaba un presidente dispuesto a abolir la guerra contraproducente contra los trabajadores de la energía estadounidenses. La Administración Trump puso fin a las políticas de empleo establecidas por el presidente Obama, como el Plan de Energía Limpia y la «regla de protección de la corriente». Sacó a Estados Unidos del Acuerdo Climático de París, fraudulento, ineficaz y unilateral. Y ha abierto áreas de tierra y costa de propiedad federal para exploración y producción.

El presidente Trump también cree en la construcción de una infraestructura de clase mundial que ponga a más estadounidenses a trabajar de nuevo, sin importar lo que la extrema izquierda intente bloquear. Su Administración por ejemplo ha aprobado permisos para las tuberías oleoductos cruciales de Dakota Access y Keystone XL.

En el 2008, los demócratas en realidad ofrecieron una sorprendente vista previa de lo que estaba por venir. El entonces Senador Barack Obama explicó: “Si alguien quiere construir una central eléctrica a carbón, puede hacerlo. Solo que los llevará a la bancarrota «. Estaba diciendo la verdad: cuando el presidente Trump asumió el cargo, más de un tercio de todos los trabajos de minería del carbón habían desaparecido.

La izquierda vuelve a hacerlo, pero esta vez hay incluso menos pretensiones sobre sus verdaderos motivos. Si se implementa, el «Green New Deal» (Nuevo Acuerdo Verde) sería la toma más radical de la economía de Estados Unidos jamás contemplada. El objetivo final es erradicar toda la producción de petróleo, carbón y gas natural en los Estados Unidos, y millones de empleos junto con eso.

El presidente Trump dejó en claro ayer que nunca dejará que eso suceda. Eso se debe a que él sabe quién construyó este gran país, y no fueron los aspirantes a socialistas en el Congreso.

“Nunca dejaré de luchar por ustedes, porque sé que ustedes son los que están reconstruyendo nuestra nación. Ustedes son los que están restaurando nuestra fuerza. Ustedes son los que renuevan nuestro espíritu. Y ustedes son los que están haciendo que Estados Unidos sea más grande que nunca antes”.

FOTO DEL DIA:

Foto Oficial de la Casa Blanca Por Tia Dufour.

Trabajadores vitorean mientras el Presidente Trump da su discurso sobre energía estadounidense en el 9na Conferencia Anual Shale Insight en Pittsburgh – 23-OCT-2019.

4 respuestas a «24-OCT-2019: Boletín Diario de la Casa Blanca: Energía Estadounidense.»

  1. No hay duda alguna que el presidente Donald J.Trump está logrando lo que fue el lema de su campaña en 2016′»hacer de América una gran nación nuevamente»,y todos somos testigo de ello.Y a pesar de traidores,como el partido Democrats,que se ha empeñado en bloquear y obstaculizar a Trump en esta empresa,también las diabólicas entidades del estado profundo,que están poniendo todo su esfuerzo y dinero en evitar que TRUMP triunfe en su tarea y no.menos traidores,los medios desinformativos de la nación,que se han unido a los enemigos de la nación y tienen la misma agenda que ellos,evitar a toda costa que Trum triunfe en su gran misión de hacer de E.U. una gran nación nuevamente.

    1. Cada cosa a su tiempo. Lo que no se puede hacer es mentir a la gente diciendo que hay una emergencia mundial por el CO2. Que el mundo se acaba por el petroleo. Que hay escased de energía y de petroleo al mismo tiempo. Todo para ponerte impuestos, controlarte, que no seas libre de producir y captar energía no solo como individuo sino como país libre y en el tercer mundo y tengas que pagar sus tasas. Que hablen del CO2 como enemigo mortal y luego te dejen quemar todo el petroleo que quieras y incluso más pero si pagas. Hipócritas!. Como si alguien se creyera que esos impuestos fueran destinados a proyectos de protección. No. Solo para financiar, propaganda de control. Su propaganda ha logrado mezclar la protección del planeta con socialismo, cuando en realidad su estrategia es solo una máscara para captar fondos. No hablan de la contaminación, solo del CO2, no hablan de los químicos y multas a empresas por contaminar. No hablan de los incendios y planes para repoblar, no hablan de los habitas y ecosistemas que se destruyen. No a ellos solo les interesa la tasa por CO2. Esto es así porque no están interesados en proteger el planeta, lo que quieren es no que aceptes su control. Propio de reptiles. Una esclavitud con incentivos.

  2. No se puede dejar la riquesa mineral bajo tierra mientras el mundo necesita de ellos para la creacion de empleo. O acaso no hay compradores…? Esa es la diferencia de un Republicano vs socialistas estos ultimos que prefieren su pueblo viva en la miseria antes que extraer lo que la naturaleza nos brinda. Para muestra alli esta Venezuela, con mucha riquesa natural pero su pueblo muere del hambre por la inoperancia socialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.