Los Boy Scouts de América tienen una ‘epidemia de pedófilos’ y están ocultando cientos en sus filas, afirman los abogados

Comparte este artículo:

Los abogados de Abused in Scouting dicen que han identificado a 350 exploradores depredadores y representan a 800 víctimas.

(En este punto, en el artículo, hay un video, no podemos compartirlo. Si desean verlo, por favor vayan a la fuente original: https://www.nbcnews.com/news/us-news/boy-scouts-america-have-pedophile-epidemic-are-hiding-hundreds-its-n1039661)

Agosto 6, 2019, 3:05pm (hora del centro) / Actualizado Agosto 6, 2019, 4:55pm (hora del centro)

By Corky Siemaszko

Los Boy Scouts de América (BSA por sus siglas en inglés) continúan encubriendo una «epidemia de pedofilia dentro de su organización», alegó el martes un grupo de abogados en una nueva demanda.

Los abogados de Abused in Scouting dijeron que identificaron a 350 jefes de tropa y voluntarios previamente desconocidos que presuntamente abusaron de los niños, y cuyos nombres no eran conocidos por la policía o no estaban en la base de datos interna de los BSA, que los críticos han llamado «archivos de perversión».

(En este punto, en el artículo, hay un video, no podemos compartirlo. Si desean verlo, por favor vayan a la fuente original: https://www.nbcnews.com/news/us-news/boy-scouts-america-have-pedophile-epidemic-are-hiding-hundreds-its-n1039661)

«No puedes ver estos archivos y no llegar a la conclusión de que se trataba de un problema enorme que estaba oculto», dijo el abogado Tim Kosnoff en una conferencia de prensa.

«Sabemos que cuando un pedófilo abusa de una víctima, no es solo uno», agregó el abogado Stewart Eisenberg. «Así que cada uno de los 350 abusadores tiene docenas de otras víctimas que no se han presentado».

La revelación de que los abogados habían identificado a un pequeño ejército que, según afirman, eran abusadores sexuales de exploradores desconocidos anteriormente, estaba contenida en la demanda presentada el lunes en Filadelfia por un hombre de Pensilvania identificado solo como «SD» que afirma que fue agredido «cientos» de veces en un lapso de cuatro años en la década de 1970.

S.D., que vive en Wilkes-Barre, identificó a su atacante en la demanda como Paul Antosh, quien también vive en la ciudad de Pennsylvania.

«Acabo de enterarme de esta demanda», dijo Antosh, de 62 años, a NBC News cuando lo llamaron por teléfono al motel de Poconos que administra.

Cuando se le preguntó si las acusaciones eran ciertas, Antosh dijo: «Estoy en el proceso de contratación de un abogado».

La queja también nombra a los Boy Scouts y al Consejo de Penn Mountains.

«BSA supo durante décadas que los depredadores sexuales de niños se habían infiltrado en los scouts», afirma la denuncia.

En respuesta a las preguntas de NBC News, la BSA dijo que estaba revisando la hoja de cálculo que los abogados de Abuse in Scouting les enviaron y «continuaba buscando manualmente registros en papel a nivel local para ver si podemos identificar más información sobre los presuntos autores adicionales identificados en la lista de abogados del demandante «.

«Investigamos de inmediato la limitada información proporcionada y nuestros esfuerzos ya han dado lugar a aproximadamente 120 informes a la agencia principal de aplicación de la ley en cada estado con una acusación de abuso», dijo la BSA en respuesta por correo electrónico. «También nos hemos comunicado con la policía local para todos los casos en los que se proporcionó suficiente información para identificar la agencia correcta».

En una revisión rápida de la hoja de cálculo de los abogados de Abused in Scouting, NBC News descubrió que al menos media docena de ex líderes de los scouts habían sido desenmascarados previamente como depredadores y figuraban en los llamados archivos de perversión de la BSA.

NBC News también le preguntó a la BSA si Antosh todavía estaba involucrado con los scouts. No hubo respuesta inmediata a esa pregunta de parte de la organización.

La BSA, que ha sido golpeada con una serie de demandas por parte de antiguos exploradores que dijeron haber sido víctimas, ha reconocido que ha mantenido «archivos voluntarios no elegibles» desde la década de 1920 que contenían los presuntos nombres de depredadores.

Pero la organización insiste en que la base de datos interna es una herramienta diseñada para mantener a los abusadores sexuales fuera de los scouts y ha negado esconder los nombres a las fuerzas del orden de los líderes scouts acusados de abusar sexualmente de niños.

Frente a los crecientes costos legales para defenderse de las demandas, la venerable organización sin fines de lucro dijo en el 2018 que comenzó considerar el declararse en bancarrota según el Capítulo 11.

Fundada en 1910 y considerada durante mucho tiempo un bastión de valores tradicionales, la BSA contaba para el 2016 con más de 1.26 millones de Cub Scouts, casi 830,000 Boy Scouts y alrededor de 960,000 voluntarios adultos.

Abused in Scouting (AIS) comprende a abogados de tres firmas diferentes que se han unido para enfrentarse a la BSA.

Hablando en el National Press Club, Eisenberg dijo que el caso de Antosh es el primero de muchas demandas contra la BSA. Dijo que sus más o menos 800 clientes tienen edades comprendidas entre 14 y 88 años.

La mayoría de las víctimas son de Texas, donde está la base de la BSA, y estados como Florida y Carolina del Norte.

«Muchas de las víctimas aún pueden recordar el olor del hombre que se metió en su bolsa de dormir», dijo el abogado Andrew Van Arsdale. «Estas son historias muy fuertes«.

Incluso más preocupante, dijo Kosnoff, solo cuatro de las 800 víctimas «identifican al mismo abusador».

«Todos los demás están identificando a otro abusador», dijo.

En cuanto a los jefes de los scouts, «están en todo el país» y en una variedad de profesiones, dijo Eisenberg.

Cuando se le preguntó si alguno de los presuntos abusadores de los scouts todavía estaba involucrado en la asociación, Kosnoff dijo: “Le pedimos a la BSA que nos ayudara a identificar a estos perpetradores. Hemos golpeado un muro de piedra con los Boy Scouts».

Entonces, los abogados publicaron un anuncio en la televisión en febrero instando a las víctimas a llamar a sus departamentos.

«Al principio fue lento», dijo Kosnoff. «Pero una vez que los teléfonos comenzaron a sonar, no se detuvieron».

Eisenberg pidió al Congreso y a los fiscales locales que echen un vistazo más de cerca a la BSA. Dijo que también estarían felices de compartir lo que han encontrado con la policía local.

Corky Siemaszko

Corky Siemaszko es escritor senior en NBC News Digital.


Fuente:

https://www.nbcnews.com/news/us-news/boy-scouts-america-have-pedophile-epidemic-are-hiding-hundreds-its-n1039661


 

Comparte este artículo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *