¿Se Cierra El Cerco?

Comparte este artículo:

Tom Fitton, y la organización que lidera, Judicial Watch, están haciendo una labor titánica para lograr descubrir la verdad, en una amplia variedad de temas, pero ahora último, sobre todo en el escándalo de los correos electrónicos de Hillary Clinton.

En una nota publicada hoy, 23 de abril del 2019, en su sitio web oficial, Judicial Watch confirma que un oficial del FBI admitió bajo juramento que se encontraron los correos electrónicos que Hillary Clinton intentó destruir u ocultar, en la Casa Blanca del entonces Presidente Barack Obama.

A continuación traducimos el texto completo de la nota de Judicial Watch:


(Washington, DC) – Judicial Watch anunció hoy que un alto funcionario del FBI admitió, por escrito y bajo juramento, que la agencia encontró registros de correo electrónico de Clinton en la Casa Blanca de Obama, específicamente en la Oficina Ejecutiva del Presidente. El FBI también admitió que se revisaron casi 49,000 correos electrónicos del servidor Clinton como resultado de una orden de registro para su material [de Hillary] en la computadora portátil de Anthony Weiner.

E.W. (Bill) Priestap, director asistente de la División de Contrainteligencia del FBI, hizo la divulgación a Judicial Watch como parte del descubrimiento ordenado por un tribunal en el asunto de los correos electrónicos de Clinton.

El Juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Royce Lamberth, ordenó a los altos funcionarios del Departamento de Estado de la administración de Obama, a los abogados y a los asesores de Clinton, así como a Priestap, que declaren o que respondan a las preguntas de los redactores [de Judicial Watch] bajo juramento. El tribunal dictaminó que el sistema de correo electrónico de Clinton era «uno de los delitos modernos más graves para la transparencia del gobierno».

Judicial Watch le pidió a Priestap que identificara a los representantes de Hillary Clinton, su personal antiguo y las agencias gubernamentales desde las cuales se obtuvieron «depósitos de correo electrónico». Priestap respondió con la siguiente lista no exhaustiva:

    • Bryan pagliano
    • Cheryl Mills
    • Oficina Ejecutiva del Presidente [énfasis añadido]
    • Heather Samuelson
    • Jacob sullivan
    • Justin cooper
    • Estados Unidos Departamento del Estado
    • Servicio Secreto de Estados Unidos
    • Williams & Connolly LLP

Priestap también testifica que se revisaron 48,982 correos electrónicos como resultado de una orden de registro de la información de la cuenta de Clinton de la computadora portátil de Anthony Weiner, quien se había casado con Huma Abedin, la principal asistente de Clinton.

Una copia completa de las respuestas al interrogatorio a Priestap está disponible aquí. Priestap, se desempeña como director asistente de la división de contrainteligencia del FBI y ayudó a supervisar ambos, los correos electrónicos de Clinton y las investigaciones de la campaña presidencial de 2016. Priestap testificó en una demanda por separado que Clinton fue objeto de una investigación de gran jurado relacionada con sus cuentas de correo electrónico de su BlackBerry.

«Esta asombrosa confirmación, hecha bajo juramento por el FBI, muestra que el FBI de Obama tuvo que ir a la oficina de la Casa Blanca del presidente Obama para encontrar correos electrónicos que Hillary Clinton intentó destruir u ocultar al pueblo estadounidense», dijo el presidente de Judicial Watch, Tom Fitton. «No es de extrañar que Hillary Clinton se haya “salvado” hasta ahora: Barack Obama está implicado en su esquema de correo electrónico».

Se le ordenó a Priestap que contestara las preguntas escritas por el Juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Royce C. Lamberth, cuando él dictaminó en enero que el descubrimiento de Judicial Watch podría comenzar en el escándalo de correos electrónicos de Hillary Clinton. Esta acción se produjo en la demanda de FOIA [Ley de Libertad de Información] de julio del 2014 de Judicial Watch por:

Copias de cualquier actualización y / o tema de discusión que la Casa Blanca o cualquier agencia federal brindaron al Embajador Rice en relación con el ataque del 11 de septiembre de 2012 al consulado de los Estados Unidos en Benghazi, Libia.

Todos y cada uno de los registros o comunicaciones concernientes, o temas de conversación relacionados o actualizaciones sobre el ataque de Benghazi entregados al Embajador Rice por la Casa Blanca o cualquier agencia federal.

El descubrimiento de Judicial Watch busca respuestas a:

    • Si Clinton intentó intencionalmente evadir la Ley de Libertad de Información (FOIA) utilizando un sistema de correo electrónico no gubernamental;
    • si los esfuerzos del Departamento de Estado para resolver este caso a partir de finales de 2014 fueron de mala fe; y
    • si el Departamento de Estado buscó adecuadamente los registros que responden a la solicitud FOIA de Judicial Watch.

Fuente original en inglés: https://www.judicialwatch.org/press-room/press-releases/judicial-watch-fbi-admits-hillary-clinton-emails-found-in-obama-white-house/


 

Comparte este artículo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *