27MAR2023 – Bebes substitutos de Ucrania tratados como mercancía

17MAR2022

Dos cosas antes de empezar:

1. Este artículo ya tiene un año de antigüedad, aunque sinceramente, no creo que mucho o acaso nada haya cambiado.

2. A pesar de mencionar la guerra existente entre Ucrania y Rusia en este articulo, para efectos del mismo, no vamos a exponer nuestras opiniones al respecto, nada más hablar del caso de los niños.

El video en el sitio web BioTexCom, también conocido como el Centro para la Reproducción Humana, muestra a hombres ucranianos que llevan a los bebes nacidos de madres substitutas a refugios antiaéreos donde los sonrientes cuidadores acunan la preciosa carga y mantienen a los bebes a salvo del fuego ruso. La compañía quiere que los futuros padres sepan que están haciendo todo lo posible para proteger a esos bebes en medio de una guerra.

Esto es lo que no muestra el video: una mujer sueca de 66 años que da a luz a mellizos después de un tratamiento de FIV [fecundación in vitro] con óvulos donados, según el sitio web de la organización. Según el sitio web de la compañía, “mujeres de 40, 50 e incluso 60 años han logrado con éxito alcanzar la maternidad como resultado de los programas de FIV, subrogación y donación de óvulos de BioTexCom”.

La subrogación es un gran negocio.

“La subrogación más barata de Europa está en Ucrania, el país europeo más pobre”, explica BioTexCom.

“Ucrania es uno de los relativamente pocos países que ofrecen servicios de subrogación a extranjeros”, informa The New York Times. “Según algunas estimaciones, su industria es la más grande del mundo; los abogados involucrados en el negocio dicen que unas 500 mujeres ahora mismo están embarazadas en Ucrania como madres substitutas para clientes extranjeros”.

Hay mucho dinero en la cría de bebes, señala Jennifer Lahl, una ex enfermera pediátrica que fundó el Centro de Bioética y Cultura y advierte: “Hay muchos malos actores en el gran [negocio de la] fertilidad”.

El acuerdo es una invitación a la explotación, con parejas (o individuos) acomodados que pagan a las mujeres que necesitan dinero para tener hijos en países pobres bajo su propio riesgo. Para ser claros: la culpa recae en los futuros padres acomodados, no en las mujeres que llevan a sus hijos por desesperación financiera.

CBC advierte sobre las consecuencias desconocidas de “la explotación de mujeres pobres y de bajos ingresos desesperadas por dinero”, así como “las consecuencias morales y éticas de transformar una función biológica normal del cuerpo de una mujer en una transacción comercial”.

No está claro qué pasará con los bebés substitutos de Ucrania. Cuando el COVID-19 golpeó hace dos años [3 ahora, recuerden que este artículo fue escrito en el 2022], las restricciones de viaje impidieron que los esperanzados padres recogieran a los recién nacidos durante un año, lo que afectó los arreglos de subrogación en todo el mundo.

Ahora, la guerra impide que los futuros padres recojan a sus hijos.

Las parejas que quieren adoptar niños ucranianos enfrentan los mismos obstáculos, pero están tratando de unirse con niños que han quedado huérfanos o abandonados y necesitan la seguridad de un hogar permanente. Sus padres adoptivos no se propusieron tener bebés de diseño en úteros alquilados sin pensar en todas las cosas que pudieran salir mal.

Sin guerra, las cosas salen mal en los casos de subrogación todo el tiempo. A veces, los futuros padres no se entusiasman con el producto que pensaban que estaban comprando.

Lahl menciona un caso famoso relacionado con “Baby Gammy”. El niño, que tiene síndrome de Down y otros problemas de salud, se quedó en Tailandia, donde nació, mientras que los padres australianos Wendy y David Farnell se llevaron a casa a la hermana gemela sana. Más tarde, se supo que David Farnell tenía 22 condenas por sexo infantil, informó ABC News de Australia.*

La granja de bebes es una industria, pero también, señala Lahl, el Salvaje Oeste.

Desde que Rusia atacó a Ucrania, el mundo ha visto los devastadores efectos en los niños, ya que han soportado bombas, balas, depravación y un arduo trabajo solo para llegar a un lugar seguro.

Los hijos de madres substitutas enfrentan una incertidumbre adicional, porque las leyes en Ucrania y los países a los que han sido trasladados tienen que determinar qué adultos tienen derechos sobre un niño bajo qué conjunto de leyes. Para algunos niños, podría ser otra larga pesadilla.

Para los bebés substitutos de Ucrania, una cosa sigue siendo la misma: todavía se les trata como mercancía.


*

En julio del 2014 Pattaramon Janbua (algunos dicen que el apellido es Chanbua), una mujer taiwanesa, se embarazó por encargo de un bebe destinado para una familia australiana conformada por David John Farnell y Wenyu Wendy Li.

Conforme avanzaba el embarazo y gracias a los exámenes médicos, se supo que Janbua iba a tener mellizos, un niño y una niña, pero el niño tenía sídrome Dawn. Los Farnell le dijeron que abortara, pero debido a sus creencias Janbua no lo hizo y dijo que se quedaría con el niño.

Cuando ambos nacieron los Farnell se llevaron a la niña, Pipah y Janbua se quedó con el niño, Gammy.

Mucha gente se interesó por el caso e hicieron una donación de $250,000 para la manutención y tratamiento de Gammy.

El problema surgió cuando se dio a conocer que David Farnell había sido acusado de ofensa sexual y sentenciado a 3 años de prisión en 1997 por molestar a dos niñas de 7 y 10 años.

Debido a este caso Tailandia prohibió la surrogación. Se supo de varios padres extranjeros que sufrieron por este hecho, ya que no pudieron tener a sus niños. Solo parejas heterosexuales y del mismo país pueden pedir un bebe por surrogación. Hoy en día, la surrogación extranjera es una ofensa criminal en Tailandia.

En cuanto a Pipah, se dictaminó que no se le permitía estar a solas con David Farnell y se acordó que se le debía leer un libro de fotos con lenguaje apropiado para su edad cada tres meses en el futuro previsible que explicara las ofensas de su padre, si hubieran.

David Farnell murió en julio del 2020.


*

Otra datos:

  • Algunos mencionan que los Farnell sí quisieeron llevarse al bebe Gammy, pero Janbua no quiso.

  • Los Farnell querían el dinero que Janbua recibió por Gammy. Y, aunque no lo obtuvo, no se sabe con certeza si fue porque no se lo dieron o porque nunca lo pidieron.

  • Janbua presentó una queja formal pidiendo que le devolvieran a Pipah.

  • Un juez en Australia dijo que no habían pruebas de que Farnell hubiera reincidido en el abuso, así que Pipah se quedó con la única familia que conocía.


Fuentes:

Surrogate Babies of Ukraine Treated Like a Commodity

https://en.wikipedia.org/wiki/2014_Thai_surrogacy_controversy

https://www.abc.net.au/news/2016-04-14/baby-gammy-twin-must-remain-with-family-wa-court-rules/7326196

https://www.bbc.com/news/world-australia-36012320

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *