19ENE223 – Marburgo: Los cuatro jinetes, los expedientes Marburgo, Blancanieves y la revolución: un sueño prusiano (Prussiagate continuación)

20NOV2021

A finales del 2021, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió otra advertencia sobre otro virus potencialmente mortal: el virus Marburg.

https://globalnews.ca/video/8103800/who-says-4-high-risk-contacts-identified-after-case-of-marburg-virus-reported-in-guinea/

Recordemos que Trump continuamente se refería a sí mismo como un “presidente en tiempos de guerra” y que Estados Unidos había sido atacado, “como nunca antes; peor que el 11 de septiembre; peor que Pearl Harbor”. Estas son advertencias muy serias y deberían tenerse en cuenta.

El mundo ya estaba aprendiendo una vieja lección; “la primera baja en la guerra, es la verdad”. Al frente de esta guerra estaba un virus, y si realmente estamos en una guerra contra un enemigo invisible, como ha proclamado Trump, entonces cualquier cosa que digan los «proveedores de miedo» debería tomarse con cautela.

Lo que me intrigó fue el nombre, «Marburg». Es extraño nombrar a un virus en honor a una antigua ciudad alemana. Coincidentemente, hay muchas otras extrañas coincidencias en torno a la histórica Marburg, y todas conducen a Prusia.

La OMS y el Marxista

Una de las cosas más interesantes sobre la OMS durante la pandemia del 2020-21 es su Director General, Tedros Adhanom Ghebreyesus. No es doctor en medicina, sino miembro del Frente de Liberación de los Pueblos de Tigrayan (TPLF), un partido político marxista que figura en la Base de Datos de Terrorismo Mundial por sus vínculos con graves violaciones de derechos humanos.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), influenciado por el Partido Comunista Chino (PCCh), Tedros Adhanom Ghebreyesus, no es un doctor en medicina y es miembro de un partido político marxista-leninista etíope que los analistas han catalogado como criminal terrorista.

Fuente: https://www.breitbart.com/politics/2020/04/10/5-shocking-facts-about-who-jefe-tedros-adhanom-ghebreyesus/

La OMS y #China han disfrutado de una larga y productiva asociación. La OMS se enorgullece de haber apoyado la formación en el extranjero de más de 2000 #HealthWorkers (#TrabajadoresDeSalud) chinos. Agradecido por el compromiso de China de fortalecer los sistemas de salud en otros países a través de su iniciativa Belt and Road.

Tedros también parece tener una afinidad con las cosas que son sexualmente inusuales. Aquí recrea su propia versión del palacio “sans, souci” de Federico el Grande.

Si bien todos le deseamos toda la suerte en su bar local, nuestro enfoque en Tedros está en su pasado marxista y terrorista. Esto va a ser importante para desbloquear la cultura de Marburg.

Marburg: el Virus

Llamar la atención sobre el virus Marburg simplemente tiene como objetivo mostrar que fue, y sigue siendo, potencialmente real. Según el instituto GAVI de Bill Gates, si contraes este virus, tienes un 90% de posibilidades de desarrollar fiebre, escalofríos, vómitos y luego sangrar por todos los orificios, hasta que mueras.

Y según GAVI, podría ser la siguiente pandemia que golpee a la humanidad.

En agosto de 1967, un grupo de pacientes en Marburg y en Frankfurt, en Alemania, y en Belgrado (entonces Yugoslavia, ahora Serbia), comenzaron a mostrar síntomas de una enfermedad infecciosa: fiebre alta, escalofríos, dolor muscular y vómitos. Los pacientes empeoraron en los siguientes días, hasta que comenzaron a sangrar por todos los orificios de su cuerpo, incluidas las heridas punzantes. En total murieron 31 personas.

Fuente: https://www.gavi.org/vaccineswork/next-pandemic/marburg

El virus mató a 31 personas en 1967, después de que trabajadores de laboratorio fueran expuestos a tejidos de monos verdes africanos infectados. En particular, se descubrió por primera vez en la ciudad alemana de Marburg, que es fundamental para toda esta historia.

Marburg la Ciudad: El Apocalipsis de los Cuatro Jinetes

Los orígenes de Marburg se remontan al año 1140 dC. Fue objeto de muchas guerras, siendo la más famosa la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), en la que Marburg y el territorio circundante perdieron más del 66 % de su población. Sufrió una pérdida de vidas que superó la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Después de 1605, Marburg se convirtió en una ciudad provinciana más, conocida principalmente por la Universidad de Marburg. Se convirtió en un remanso virtual durante dos siglos después de la Guerra de los Treinta Años (1618-48), cuando Hessen-Darmstadt y Hesse-Kassel se disputaron el lugar. El territorio de Hesse alrededor de Marburg perdió más de dos tercios de su población, lo que es más que en cualquier guerra posterior (incluidas la Primera y la Segunda Guerra Mundial) combinadas.

Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/Marburg

La Guerra de los Treinta Años fue una historia mucho más brutal que cualquier conflicto normal. Trajo a los cuatro jinetes del apocalipsis a la región de Marburg.

…Alemania. La imagen de muerte y destrucción creada por tal querella ha definido la historia social de la Guerra de los Treinta Años en mayor medida que casi cualquier otro evento en la historia europea moderna temprana. Si alguna vez hubo un momento en que los estragos de los jinetes apocalípticos (guerra, hambruna, peste y muerte) fueron evidentes, fue durante la guerra. Esto hizo de la guerra uno de los primeros temas a desarrollar…

Fuente: https://www.jstor.org/stable/3788303

Grabado del siglo XVII que representa las atrocidades cometidas contra civiles.

Al menos ocho millones de personas murieron no solo por la guerra, sino también por el hambre y las enfermedades.

7. Millones perecieron a causa de la guerra, el hambre y las enfermedades / Es probable que nunca se sepa el número exacto de muertos de la Guerra de los Treinta Años, pero la magnitud de las estimaciones de pérdidas tanto militares como civiles es asombrosa y no sería superada hasta los conflictos del siglo XX. Se cree que al menos ocho millones de personas han muerto, mientras que varias partes…

La guerra fue tan mala que reestructuró el orden europeo. Fue el Gran Reseteo de su época y Prusia se destacaría a partir de ella. Ahí está ese patrón familiar, otra vez.

10. Marcó una reestructuración del viejo orden europeo / ¿Cuál fue el legado de la Guerra de los Treinta Años? Desde mi punto de vista, el trauma de la guerra significó que los alemanes nunca más pelearon por su religión a tal escala. Para los Habsburg, significó que el Santo Imperio Romano se descentralizaría, a medida que potencias como Prusia adquirieran prominencia. Sin embargo, en sus propias tierras,…

Fuente: https://militaryhistorynow.com/2020/08/16/the-thirty-years-war-10-key-facts-about-the-17th-century-conflict-that-shattered-europe/

Marburg se convirtió en una ciudad atrasada a partir de entonces bajo el Electorado de Hesse. Eventualmente, Prusia pudo anexar a Marburg, más o menos en 1866. Hasta entonces, Marburg era conocida solo por su universidad, pero también fue elegida como el centro administrativo del imperio prusiano. Se hizo conocida por sus académicos, estudiantes y servidores públicos. Su biblioteca albergaba muchos documentos que eran importantes para Prusia, como veremos más adelante.

Universidad de Marxburg

Marburg era famosa por su universidad, ahora conocida como Philipps University de Marburg, fundada en 1549. Para 1609, se convirtió en un centro mundial para el estudio de la química. Mantuvo su fuerte tradición en la química a lo largo de los siglos. El virus Marburg fue nombrado por una buena razón:

El virus Marburg fue descubierto por primera vez en la Universidad Philipps de Marburg en Alemania en 1967. Investigadores y técnicos de laboratorio…

https://www.sciencedirect.com/topics/agricultural-and-biological-sciences/marburg-virus

Además de descubrir una enfermedad mortal después de jugar con el mono verde africano, la universidad también es popular por otra razón académica: su orgullosa fortaleza académico-marxista.

La mayoría conoce la Teoría Crítica de la Raza (CRT) y sus devastadores efectos en los colegios de los EEUU. CRT nació de una ideología propugnada por la Escuela de Frankfurt, conocida como “teoría crítica”. La Escuela de Frankfurt huyó de Alemania en 1933 cuando los nazis llegaron al poder y encontraron un hogar en la Universidad de Columbia.

Viniendo a América / En 1934, la escuela renacía en la Universidad de Columbia. Sus miembros comenzaron a ejercer sus ideas sobre la cultura americana. / Fue en la Universidad de Columbia donde la escuela perfeccionó la herramienta que usaría para destruir la cultura occidental: la palabra impresa. / La escuela publicó mucho material popular. El primero de ellos fue la Teoría Crítica. / La teoría crítica es un juego de semántica. La teoría era simple: criticar todos los pilares de la cultura occidental: familia, democracia, ley común, libertad de expresión y otros. La esperanza era que esos pilares se derrumbaran bajo la presión.

https://sagaciousnewsnetwork.net/the-birth-of-cultural-marxism-how-the-frankfurt-school-changed-america/

La Escuela de Frankfurt dio a luz a culturales devotos marxistas como Saul Alinsky, quien a su vez inspiró a discípulos como Barack Obama y Hillary Clinton.

Sin embargo, cuando la Escuela de Frankfurt huyó de Alemania, una escuela hermana permaneció y florecería con el tiempo. Más tarde se conocería como la Escuela de Marburg.

Junto a la ‘teoría crítica’ de la Escuela de Frankfurt, Alemania Occidental también fue sede de otra influyente corriente marxista conocida como la Escuela de Marburg. En este volumen, el discípulo de Marburg Lothar Peter traza la historia de la escuela y la sitúa en el discurso político y los desarrollos de su tiempo.

Fuente: https://brill.com/view/title/34476?language=en

Marburg tiene la reputación de ser una «universidad roja», lo que refleja inquietantemente la increíblemente violenta Revolución Roja bolchevique.

…movimiento estudiantil a finales de los años 60. El politólogo marxista Wolfgang Abendroth tenía un tremendo atractivo académico y político. Contribuyó a la reputación de Marburg como una «universidad roja».

https://www.edarabia.com/universidad-marburg-alemania/

Como todos los buenos marxistas, aparentemente los académicos lo harán bien la próxima vez que tengan la oportunidad. A pesar de los fracasos del pasado, el marxismo no estará “siempre” en hambrunas, guerras y muertes masivas.

Hasta ahora, Marburg es conocida por un virus, una guerra apocalíptica, convirtiéndose en el centro de la administración prusiana y una universidad marxista.

Veamos qué más podemos descubrir sobre la maravillosa ciudad prusiana de Marburg.

Cuento de hadas Anon: Marburg y los Cuentos Grimm de abuso infantil

En esta parte el autor nos recuerda un artículo anterior, que ya tradujimos y que pueden encontrar acá: https://divulgaciontotal.com/w/?p=24077

Los archivos Marburg, el príncipe Philip, Hitler y la reina de Inglaterra

En esta parte el autor también nos recuerda un artículo anterior, que ya tradujimos y que pueden encontrar acá: https://divulgaciontotal.com/w/?p=24198

Marburg: el Plan

Quizás haya una asociación más condenatoria con Marburg: la revolución bolchevique.

La revolución roja bolchevique en 1917 será un tema que requerirá profundizar mucho más. Podría considerarse la primera revolución de color; una parte de un plan largo y deliberado para destruir Rusia desde adentro. Este caos y muerte reflejaron lo que estaba ocurriendo en todo el mundo, particularmente durante el último siglo. Sus semillas se remontan nada menos que al Kaiser Wilhelm y a Prusia.

La ‘revolución’ de Lenin y Trotsky no fue más que un plan bien financiado e ideado por partidos extremadamente ricos y poderosos. El hombre más destacado en ese momento era el Kaiser Wilhelm II, Rey de Prusia, Príncipe de Orange.

Cómo Alemania hizo despegar la Revolución Rusa / La Revolución Rusa ha pasado a la historia como la victoria de los obreros y campesinos sobre los gobernantes zaristas. Pocas personas se dan cuenta de que el Kaiser alemán también estuvo involucrado: brindó ayuda a los bolcheviques en 1917.

En 1917, la narrativa era que el Kaiser desestabilizaría Rusia ayudando a Lenin y a Trotsky en su intento de derrocar al Zar e implementar el comunismo. El Kaiser estuvo de acuerdo y Lenin entró en acción.

Bayonetas prusianas y puños proletarios rusos / El regreso de Lenin a su país natal fue seguido con gran atención en Berlín. / «La entrada de Lenin a Rusia fue un éxito. Está trabajando de acuerdo a sus deseos», fue el mensaje que envió el alto mando del ejército de Alemania a su Ministerio de Relaciones Exteriores. / Una paradoja política, o eso parece: el Kaiser Wilheim II uniendo fuerzas con el comunista Lenin. El objetivo del emperador alemán era socavar finalmente al imperio zarista con el que las llamadas Potencias Centrales, Alemania y Austria-Hungría, habían estado en guerra desde 1914.

Para los prusianos, Lenin no era más que un idiota útil. Sin embargo, como cualquier buen comunista-revolucionario, Lenin sabía que la “Revolución Popular” nunca funcionaría a menos que tuviera mucho dinero para apoyarla. En una paradoja que existe en el mundo «woke» de hoy, Lenin buscó fondos. El Kaiser abrió el tesoro imperial alemán:

La revolución rusa en 23 páginas / El comunista ruso, con su formación periodística en Alemania y su éxito empresarial en Constantinopla, escribió el guión de una revolución para el Ministerio de Relaciones Exteriores. Era una hoja de ruta de lo que realmente sucedió solo unos meses después. Más de 23 páginas mecanografiadas, Gelfand detalló cómo un golpe respaldado por extranjeros podría tener éxito. Para él, era una cuestión de dinero, sabotaje y derrocamiento del gobierno. Un mes después, el tesoro imperial alemán aprobó 2 millones de marcos «para apoyar la propaganda revolucionaria en Rusia». / Gelfand también participó activamente a título personal. Apenas había separación entre sus intereses comerciales y sus objetivos políticos. Era el clásico especulador de la guerra, lidiando con todo y con todos: armas, metales, coñac, caviar, telas. El camino hacia el este estaba bloqueado por los combates, por lo que sus ayudantes contrabandearon bienes a través de un pueblo sueco en la frontera con Finlandia, que en ese momento era un gran ducado dentro del Imperio Ruso y pagaron sobornos a los guardias fronterizos.

Fuente: https://www.dw.com/en/how-germany-got-the-russian-revolution-off-the-ground/a-41195312

Sin embargo, 2 millones de marcos no bastarían. Esta base del comunismo necesitaba una moneda realmente seria. El plan se tramó para obtenerla de un lugar con bolsillos muy profundos: Wall St.

Pruebas ya publicadas por George Katkov, Stefan Possony y Michael Futrell han establecido que el regreso a Rusia de Lenin y su partido de bolcheviques exiliados, seguido unas semanas después por un partido de mencheviques, fue financiado y organizado por el gobierno alemán. Los fondos necesarios se transfirieron en parte a través del Nya Banken en Estocolmo, propiedad de Olof Aschberg y los dos objetivos alemanes eran: (a) sacar a Rusia de la guerra y (b) controlar el mercado ruso de la posguerra. / Ahora hemos ido más allá de esta evidencia para establecer una relación de trabajo continua entre el banquero bolchevique Olof Aschberg y la Guaranty Trust Company controlada por Morgan en Nueva York antes, durante y después de la Revolución Rusa. En la época zarista, Aschberg era agente de Morgan en Rusia y negociador de préstamos rusos en los Estados Unidos; en 1917 Ashberg fue intermediario financiero de los revolucionarios; y después de la revolución, Aschberg se convirtió en director de Ruskombank, el primer banco soviético internacional, mientras que Max May, vicepresidente de Guaranty Trust, controlado por Morgan, se convirtió en director y jefe del departamento exterior de Ruskombank. Hemos presentado pruebas documentadas de una continua relación de trabajo entre Guaranty Trust Company y los bocheviques. Los directores de Guaranty Trust en 1917 se enumeran en el Apéndice 1.

Guaranty Trust fue creado por J.P. Morgan. Sin embargo, hubo muchos más jugadores de Wall St. involucrados en la recaudación de fondos para Lenin y Trotsky, [sorprendentemente] con fuentes alemanas continuamente siendo apoyadas por todos lados.

Además, existen evidencias de transferencias de fondos de banqueros de Wall Street a actividades revolucionarias internacionales. Por ejemplo, está la declaración (apoyada por un cablegrama) de William Boyce Thompson, director del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, gran accionista del Chase Bank controlado por Rockefeller y socio financiero de los Guggenheim y de los Morgan, de que él (Thompson) contribuyó con un millón de dólares a la revolución bolchevique con fines propagandísticos. Otro ejemplo es John Reed, miembro estadounidense del comité ejecutivo de la Tercera Internacional que fue financiado y apoyado por Eugene Boissevain, banquero privado de Nueva York y que fue empleado por la revista Metropolitan de Harry Payne Whitney. Whitney era en ese momento director de Guaranty Trust. También establecimos que Ludwig Martens, primer «embajador» soviético en los Estados Unidos, fue (según el jefe de inteligencia británico Sir Basil Thompson) respaldado por fondos de Guaranty Trust Company. Al rastrear la financiación de Trotsky en los EEUU, llegamos a fuentes alemanas, aún por identificar, en Nueva York. Y aunque no conocemos las fuentes alemanas precisas de los fondos de Trotsky, sí sabemos que Von Pavenstedt, principal pagador del espionaje alemán en los EEUU, fue socio principal de Amsinck & Co. Amsinck fue dueño de la siempre presente American International Corporation, también controlada por la firma J.P. Morgan.

Como nota aparte, se utilizó la misma estructura para financiar a Sun Yat-sen en China. La revolución que condujo al eventual ascenso de Mao.

Además, las firmas de Wall Street, incluida Guaranty Trust, estuvieron involucradas en las actividades revolucionarias de Carranza y Villa durante la guerra en México. También identificamos pruebas documentadas relativas a la financiación por parte de un sindicato de Wall Street de la revolución Sun Yat-sen de 1912 en China, una revolución que hoy en día es aclamada por los comunistas chinos como precursora de la revolución de Mao en China. Charles B. Hill, abogado de Nueva York que negoció con Sun Yat-sen en nombre de ese sindicato, fue director de tres subsidiarias de Westinghouse y hemos descubierto que Charles R. Crane de Westinghouse en Rusia estuvo involucrado en la Revolución Rusa.

Esto nos deja con una pregunta obvia: ¿Por qué un grupo de capitalistas incondicionales de libre mercado de la banca tendría un interés personal en financiar al mundo para que entrara al comunismo, aparentemente a riesgo de que la ideología comunista confiscara su propia riqueza?

Esa es la naturaleza misma del plan tramado por los banqueros: el Plan Marburg.

El Plan Marburg / El Plan Marburg, financiado por el amplio patrimonio de Andrew Carnegie, se produjo en los primeros años del siglo XX. Sugiere premeditación para este tipo de esquizofrenia superficial, que de hecho enmascara un programa integrado de adquisición de poder: «¿Qué pasaría entonces si Carnegie y su ilimitada riqueza, los financieros internacionales y los socialistas pudieran organizarse en un movimiento para forzar la formación de un liga para imponer la paz».

El plan era de apariencia. La cooperación de los banqueros y de los socialistas sería capaz de IMPULSAR la paz. La paz forzada es una ironía no muy diferente de los acontecimientos distópicos de hoy. Pero, ¿cómo se lograría?

Los gobiernos del mundo, según el Plan Marburg, debían ser socializados mientras el poder último quedaría en manos de los financieros internacionales «para controlar sus consejos y hacer cumplir la paz [y así] dar un carácter específico a todas las políticas enfermas de la humanidad».

Y así nació la idea de que los gobiernos socializaran con la ayuda de financieros internacionales. Teniendo en cuenta que esto fue antes de la idea del sistema bancario central de la Reserva Federal, los financistas internacionales de antaño, serían conocidos como nuestros banqueros centrales de hoy.

Esta afirmación fue escrita en 1974 (no se pudo encontrar la fuente. Para ser más específico), justo cuando el sistema bancario mundial se está separando del patrón oro. En lugar de criticar esta afirmación, observa las acciones de los gobiernos, la élite súper rica y los banqueros centrales y pregúntate si la afirmación tiene algún mérito.

Nota: el autor del Plan Marburg, Antony C. Sutton, fue tremendamente perseguido por sus afirmaciones, pero nunca procesado. Teniendo en cuenta la naturaleza difamatoria de las declaraciones, uno pensaría que tales acusaciones serían impugnadas enérgicamente en los tribunales. Nunca supusieron un desafío.

Fuente de las capturas de pantalla anteriores: https://modernhistoryproject.org/mhp?Article=BolshevikRev&C=11.0
Marburg se menciona una vez más. Esta vez en un plan para hacer cumplir la paz a través de revoluciones hacia el socialismo y financiado por la élite rica del mundo.

¿Qué sigue de Marburg?

No tengo nada contra Marburg. De hecho, parece una ciudad prusiana maravillosamente pintoresca.

Sin embargo, cuando el Director General de la OMS, un marxista devoto con vínculos directos con una organización terrorista etíope y vínculos con la Alianza GAVI de Bill Gates, declara que el Virus Marburg podría ser la siguiente pandemia mundial, todos debemos hacernos la pregunta, ¿de qué demonios están hablando y qué están planeando?

También deberíamos preguntarnos, ¿qué tan serios son sus planes?

[muestra las contribuciones voluntarias]
[muestra quiénes son los fundadores de GAVI]

La humanidad debe hacerse ahora algunas preguntas muy urgentes y serias:

  • ¿Es el nuevo virus Marburg el mismo que se descubrió por primera vez en la Universidad de Marburg después de que personas de un laboratorio jugaran con monos verdes africanos?

  • ¿Es el nuevo virus Marburg la terrible Guerra de los Treinta Años donde la población de Marburg fue diezmada por los Cuatro Jinetes del Apocalipsis y vio a todo el Viejo Orden Europeo «restablecerse», lo que resultó en el ascenso del imperio prusiano al protagonismo?

  • ¿Se está refiriendo el nuevo virus Marburg al movimiento revolucionario marxista global, con sus profundas raíces marxistas en la universidad de Marburg?

  • ¿El nuevo virus Marburg se refiere a los cuentos de hadas originales de los hermanos Grimm que aluden a zapatos rojos, abuso infantil, pedofilia, necrofilia, canibalismo y asesinato?

  • ¿Se está refiriendo el nuevo virus Marburg al poder de la Corona y a la obvia conexión que tenía la familia real británica con la Alemania nazi?

  • ¿El nuevo virus Marburg quizás se refiera a todo lo anterior; indicar a la élite a que movilice a los bancos centrales para financiar con deuda a las naciones soberanas en un descenso socialista; también conocido como el Nuevo Orden Mundial?

Los patrones de Prusia no se pueden escapar. A medida que el Horrible Enemigo Invisible aparece por completo, el dinero inteligente está en los Patriotas que sabían desde hace mucho tiempo de la maníaca Providencia de Prusia.

Estamos en una guerra invisible, expresándose como una guerra de información.

Pero, ¿y si el enemigo ya no es invisible? ¿Qué pasaría si la humanidad pudiera ver al enemigo alguna vez invisible?

Una vez que entendemos cómo ganar; ganaremos. Esto es #PrussiaGate.

Aquí está Trump hablando abiertamente sobre el “Horrible Enemigo Invisible”:


Fuente:

https://prussiagate.substack.com/p/marburg-the-four-horsemen-the-marburg


Relacionado:

05ENE2023 -Los archivos Marburg, el príncipe Felipe, Hitler y la reina de Inglaterra (Prussiagate continuación)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *