29-NOV-2021 Estados Unidos versus Ghislaine Maxwell – Declaraciones Iniciales

Matthew Russell Lee ha estado publicando en su cuenta de Twitter @innercitypress en vivo, lo ocurrido hoy durante el día inicial del juicio a Ghislaine Maxwell, acusada de abuso sexual y tráfico de menores.

A continuación el hilo de tweets de Matthew, traducido e interpretado tal como lo publicó en su cuenta de Twitter.

Estas son las declaraciones de apertura:


Ghislaine Maxwell ha estado tomando notas al otro lado de la mesa de la defensa, junto a la pared de mármol. Ahora la Fiscal Federal Adjunta (AUSA por sus siglas en inglés) Lara Pomerantz se está colocando en el podio COVID acristalado, mientras entran los miembros del jurado. Ya empezó.

La juez Nathan saluda las alabanzas de la desbordada sala de audiencias; no hay mención de la denegación de línea de conferencia telefónica pública como la que existe, en este momento, en DDC, y en estos días por parte de otros jueces del SDNY (Distrito Sur de New York). Con las restricciones de viaje de #Omicron, ¿debería cambiar la denegación de la línea de conferencia telefónica?

AUSA Pomerantz: Quiero hablarles de Jane. Ese verano ella cumplió 14 años cuando un hombre y una mujer se aparecieron. El hombre dijo que era un donante que otorgaba becas a los estudiantes de ese campamento. La mujer le pidió su número de teléfono. Eso comenzó una pesadilla.

AUSA Pomerantz: El hombre y la mujer eran depredadores. Jane no fue su única víctima. Había otras chicas jóvenes. ¿Quién era esa mujer? Era la acusada, Ghislaine Maxwell. La acusada llevó a esas chicas de compras y se ganó su confianza. Ella habló de sexo

AUSA Pomerantz: Hubo momentos en que ella estaba en la habitación cuando sucedió. Por eso estamos aquí hoy. Entre 1994 y 2004, la acusada explotó sexualmente a niñas. Se aprovechó de ellas y las entregó para que fueran abusadas sexualmente. Ella estaba traficando sexualmente a niñas

AUSA Pomerantz: … El era dueño de un rancho en Nuevo México, un apartamento en París, una mansión en Manhattan, Palm Beach, una isla privada. Epstein tiene aviones y pilotos privados. La acusada pudo disfrutar de ese lujo junto con Epstein.

AUSA Pomerantz: La acusada era la señora de la casa. Ella imponía reglas. Los empleados no debían oír nada, ver nada, decir nada. Había una cultura del silencio. Eso fue a propósito. Diseñado por la acusada

AUSA Pomerantz: Tenían un libro de jugadas: obtienes acceso, ganas confianza. A menudo tenían como blanco a las hijas de madres solteras, que luchaban por ganarse la vida (con problemas económicos). Hacían que estas chicas se sintieran vistas. Pero eso era una cubierta.

AUSA Pomerantz: Para que las chicas tocaran a Epstein, usaron la cubierta del masaje. La acusada le daba un masaje a Epstein y luego les decía a las chicas que lo hicieran. Epstein llevaba chicas a su sala de masajes todos los días. Fue abuso sexual.

AUSA Pomerantz: Antes que describa los así llamados masajes, déjenme decir: estos son los hechos. Epstein tocaba a las adolescentes con equipo… A veces penetraba… La acusada ayudó a Epstein a encontrar esas chicas, para los así llamados masajes.

AUSA Pomerantz: Atrajeron a sus víctimas con la promesa de un futuro mejor y luego destruyeron sus vidas. La acusada viajaba en aviones privados.
[Nota: Y realizaba conferencias de prensa en la ONU, conseguiendo que Amir Dossal, funcionario de Antonio Guterres, forme parte de su junta]

AUSA Pomerantz: Entonces, ¿qué le pasó a Jane? Ya oirán de ella. Alguien de la oficina de Epstein la invitó a la casa de Epstein. Le dijo a su madre que él le estaba ofreciendo una beca. Jane tenía 14 años, era una niña. Epstein tenía poco más de 40 y la acusada tenía poco más de 30

AUSA Pomerantz: Jane viajó a Nueva York a la mansión de Epstein, donde él abusó de ella. Ella no fue la única. Sabrán sobre varias niñas durante el transcurso de este juicio. Conocerán sobre una niña de 16 años que viajó al rancho en Nuevo México.

AUSA Pomerantz: La acusada le dijo a la niña que le iba a dar un masaje. Pero la tocó en otra parte. La niña tenía 16 años. Hay una de 17 años, encontrada en un estacionamiento. El conductor se detuvo.
[Maxwell se pone las gafas y anota notas]

AUSA Pomerantz: Ellos fueron más allá de las becas y pasaron a un esquema piramidal de abuso. Alentaron a las niñas a traer a otras niñas, por dinero extra. La acusada sabía exactamente lo que estaba haciendo. Eso es lo que esperamos que muestre la evidencia.

AUSA Pomerantz: Escucharán acerca de un fondo que pagó millones a las víctimas de Jeffrey Epstein. Pero conocerán que estas víctimas habrían pagado cualquier cosa para que esto no les hubiera sucedido. Escucharán a sus familiares. Escucharán a los miembros del personal.

AUSA Pomerantz: Verán las camillas de masaje. Un traje de colegiala. Verán otros registros – registros de vuelo que muestran los nombres de algunas de las víctimas de Epstein
[Nota: ¿Qué pasa con los co-conspiradores NO acusados?]

AUSA Pomerantz: Al final volveremos a hablar. Hasta entonces, presten atención, sigan las instrucciones de la juez Nathan y usen su sentido común. Llegarán al único veredicto posible: que Ghislaine Maxwell es culpable.
Jueza Nathan: Gracias Sra. Pomerantz. Sra. Sternheim?

La abogado de Maxwell, Bobbi Sternheim: Desde Eva, se ha culpado a las mujeres de las malas acciones de los hombres. Ghislaine Maxwell no es Jeffrey Epstein ni ninguno de los otros hombres, magnates y gigantes de los medios de comunicación que abusan de las mujeres.

Sternheim: Epstein será mencionado a lo largo del juicio. Es el elefante de la habitación. Está consumiendo toda esta sala de audiencias y las salas de audiencias adicionales. No están aquí para juzgar a Epstein. Están aquí para determinar si Ghislaine Maxwell cometió estos crímenes

Sternheim: Estamos orgullosos de representar a Ghislaine Maxwell, Christian Everdell y yo, Laura Minninger y Jeffrey Pagliuca [pronunciado como «Lasagna», la G es silenciosa]
Sternheim: Estos testigos quieren un premio gordo de dinero. Hay 4 acusadores. Dirán que Ghislaine los preparó

Sternheim: Los recuerdos se desvanecen y se contaminan.
[Prepárese para la experta Elizabeth Loftus, quien también testificó por Harvey Weinstein y otros]
Sternheim: Jeffrey mostró solo lo que quería mostrar.
[Prepárese para los expertos en «efectos de halo» de Maxwell]

Sternheim: El Fondo para Víctimas de Epstein no probó las historias de los demandantes. Obtuvieron millones de dólares. Ghislaine Maxwell está siendo juzgada por su asociación con Epstein. Ella es un chivo expiatorio
AUSA: ¡Objeción!
Jueza Nathan: Como se dijo, anulado.

Sternheim: Ghislaine es una sustituta de un hombre que se comportó mal.
AUSA: ¡Objeción!
Jueza Nathan: Déjenme escuchar al abogado de la barra lateral.
[Susurros no públicos]

Sternheim regresa de la barra lateral y dice:
«Ghislaine Maxwell puede pilotar un helicóptero. Su vida de lujo no es un crimen. Todos ustedes dijeron que no se sentirían influenciados por la opulencia o la afluencia y su palabra es su promesa.
Sternheim: en la década de 1990, Ghislaine conoció a Jeff Epstein

Sternheim: Epstein había logrado rasgos positivos. Atractivo. Irradiaba lo que se llama un efecto de halo. Ghislaine se convirtió en su empleada, para administrar sus propiedades inmobiliarias como pequeños hoteles boutique. Como muchos neoyorquinos, pasaba el invierno en Palm Beach.

Sternheim: las casas requieren mantenimiento. Epstein pasó tiempo con otras mujeres y viajó con ellas sin Ghislaine. Los aviones eran como un Hamptons Jitney en el aire. Gente muy interesante en ellos: políticos, celebridades, incluso un ex astronauta que se convirtió en senador.

Sternheim: Estarán Jane, Annie, Kate y Carol. Contarán sus historias solo de memoria. Pero la memoria, como escucharán, cambia.

Sternheim: consideren el incentivo de la ganancia monetaria personal. Esas mujeres no fueron entrevistadas inicialmente por investigadores con experiencia:
AUSA: ¡Objeción!
Jueza Nathan: Sostenido. El jurado lo ignorará.
Sternheim: Ustedes decides si son creíbles.

Sternheim: Epstein era un manipulador. No tuvo hijos. No tenía jefe. Pero atrajo a esas personas ricas y famosas. Antes de su caída en desgracia. Era un James Bond del siglo XXI. Su misterio ha despertado interés y sus acusadores han sacudido el árbol del dinero

Sternheim: Epstein viajaba con un séquito, pero mantuvo partes de su vida encerradas. ¿Otros manipuladores? Los abogados, los medios y el dinero han impactado los recuerdos que escucharán. Los abogados civiles apuntaron a los clientes y los prepararon.
[objeción]
Jueza Nathan: Un momento. ¿En base a qué?

[Otra susurrada de la barra lateral. Maxwell bebe de una botella de agua, se endereza las gafas: no sube al banco con Sternheim]
[En la segunda fila: el nuevo fiscal federal Damian Williams, recibiendo un susurro del AUSA Tom McKay

Sternheim está de regreso: «Para que las personas reciban dinero del Fondo Epstein, reciben más si cooperan con el gobierno. Essos testigos han obtenido dinero, mucho dinero.

Sternheim: El Fondo Epstein tiene muchos de los mismos administradores que el fondo del 11 de septiembre. Pero para el 11 de septiembre, hubo pruebas contundentes. Hablemos de Jane. Sí, ella era y es una cantante talentosa y Epstein, un mecenas de las artes y partidario de los jóvenes talentos, la patrocinó.

Sternheim: Después de la muerte de Epstein, cuando había dinero en juego, Jane contrató a un abogado y se convirtió en cliente, se pusieron en contacto con el gobierno porque ayudaría con su reclamo monetario.

Sternheim: Jane está ahora en una telenovela. Obtuvo $5 millones del fondo Epstein. Consideren eso. Y esto, sobre Annie – su hermana es una artista. Llegó a Nueva York cuando tenía 16 años y conoció a Epstein. Ghislaine no estaba en el país.

Barra lateral larga. El fiscal federal Damian Williams ha abandonado la sala del tribunal.
Sternheim: Annie les dirá que dejó de escribir en su diario antes de los eventos en Nuevo México. Annie es una psicoterapeuta de 41 años que solo conoció a Ghislaine una vez, en Nuevo México. Ella se promueve como víctima

Sternheim: Ella dirá que tiene cicatrices. Pero, ¿por qué se quedó con las botas que le dio Epstein? Están bien gastadas. Ella recibió $1.5 millones.
Hablemos de Kate. Ella ha admitido que es ambiciosa. Estuvo involucrada con un caballero británico mayor.

Sternheim: Ella pasó tiempo con Epstein con entusiasmo. Sus correos electrónicos a Epstein continuaron su relación con él durante más de una década. Cuando él estuvo en la cárcel, ella le envió fotos de sí misma. Kate es una ex actriz y socialité de 44 años del Reino Unido.

Sternheim: Ella llegó con una visa de entretenimiento, pero ya no está en el campo del entretenimiento. Obtuvo $3.25 millones. También está buscando asistencia del gobierno para que la ayude a obtener una visa, una visa especial para testigos estadounidenses.

Steinheim: La última acusadora — tenía un estilo de vida peligroso, consumía drogas. Estamos en el 2002. Carolyn conoció a Epstein gracias a Virginia Roberts, a quien le pagaban para que reclutara para masajes. Esto es por los cargos de tráfico 5 y 6. Esto no tiene nada que ver con Ghislaine

Sternheim: Ella demandó a Epstein y su asistente, pero no a Ghislaine. Ghislaine no fue mencionada en la entrevista en el 2007. Fue Carolyn quien la preparó y traficaba para Epstein. Pero cuando él murió, su historia cambió para incluir a Ghislaine. Ella recibió $3.5 millones menos $40 mil

Sternheim: No estamos aquí para difamar a nadie, solo para probar las pruebas del gobierno. En Nueva York, la edad de consentimiento es de 17 años. Para el tráfico, la edad de consentimiento es de 18 años. Pero para Carolyn, los cargos no se probarán.

Sternheim: El gobierno está tratando de unir cuatro historias diferentes. Pero el único denominador común es que obtuvieron grandes pagos. Estos cargos copiados. Los cargos no tienen base.

Sternheim: Jeffrey Epstein no está aquí. Ghislaine está aquí. Ustedes tienen el poder: declaren a Ghislaine no culpable.
Jueza Nathan: Gracias. Descanso de 10 minutos y luego el primer testigo de EEUU.


Fuente: https://twitter.com/innercitypress/status/1465395758920876041


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *