05-AGO-2021 ASHLI BABBITT – La Unica Víctima de los Desórdenes del 6 de Enero en el Capitolio.

Comparte este artículo:

Se han fijado cómo la mayoría de los medios masivos de comunicación y muchos políticos hablan de las protestas en el Capitolio en DC del 6 de enero del 2021, pero nadie menciona a la única persona muerta ese día: Ashli Babbitt.

Ashli Babbit era una ex-militar de la  Fuerza Aérea EEUU que recibió un disparo de parte de un policía del Capitolio y sin ninguna advertencia de por medio.

Babbitt estaba desarmada, y el policía no le hizo las advertencias reglamentarias, disparandole desde un lugar en que ella no pudo verlo.

El primer minuto de este video (el resto es publicidad, pueden ignorarlo) muestra claramente las manos del oficial del Capitolio disparando a Ashli Babbitt cuando ella intentaba entrar por la ventana (con los vidios rotos) de las puertas que daban al pasillo hacia la Cámara de Representantes. (Ignoren el título del video que dice 1985, estas imágenes son del 6 de enero del 2021, y son parte de los videos grabados por el activista de Antifa, John Sullivan cuyo nombre de usuario en la aplicación Discord era JaydenX)

Este tema ha sido descartado como que ‘el oficial cumplió con su deber’ en las ‘investigaciones’ que se han hecho, sin embargo la familia de Ashli está preparando una demanda contra la policía del Congreso y su abogado tiene mucha evidencia de que esto fue hecho por ese policía del Capitolio muy por fuera de lo que el entrenamiento de uso de armas exige a cualquier oficial del cumplimiento de la ley.

El siguiente artículo de Paul Sperry y publicado en Real Clear Investigations les dará todos los detalles de lo que se sabe hasta el momento en este caso, de la única víctima de ese día.


Abogado: El policía del Capitolio que le disparó a Ashli Babbitt la ‘emboscó’ el 6 de enero sin previo aviso.

By Paul Sperry, RealClearInvestigations

Al iniciarse la primera audiencia del Comité Selecto de la Cámara de Representantes que investiga los disturbios en el Capitolio de los Estados Unidos, el presidente Bennie Thompson, un demócrata de Mississippi, prometió investigar a fondo «los hechos de lo que sucedió el 6 de enero», calificándolo como «una escena de violencia en la ciudadela de la democracia».

Las fotos del 6 de enero muestran a Byrd “apuntando como un vaquero”, dice el abogado de la familia Babbitt. En este detalle de la foto en la parte superior, la pistola del oficial está baja a su costado, apuntando en dirección a otros oficiales de espaldas a él, aparentemente con el dedo en el gatillo. Foto: Stefani Reynolds / Bloomberg News

Pero durante las siguientes 3 horas y media, él y otros demócratas, junto con sus panelistas republicanos y testigos policiales elegidos a dedo, nunca mencionaron el acto más letal cometido ese día: el fatal tiroteo de parte de la Policía del Capitolio contra la manifestante desarmada Ashli Babbitt. Fue el único disparo realizado durante todo el disturbio.

Esta omisión enfureció a la familia de Babbitt y a varios republicanos que sostienen que el Comité Selecto y la Policía del Capitolio están encubriendo las circunstancias que rodearon su muerte. Persisten las preguntas sobre el tiroteo, especialmente si el oficial que disparó el tiro fatal advirtió a Babbitt que se detuviera antes de que abriera fuego cuando ella intentaba atravesar una puerta con barricadas dentro del edificio del Capitolio.

El abogado del oficial insiste en que su cliente no solo emitió esa orden, sino que lo hizo en voz alta y clara. Sin embargo, en una entrevista con RealClearInvestigations, el abogado de la familia Babbitt, Terry Roberts, dijo que ha reunido pruebas que indican que el oficial, un teniente de policía vestido de civil, permaneció en silencio. Lejos de advertirle a Babbitt que dispararía, Roberts dijo que el oficial la «emboscó» desde el costado, donde ella no podía ver que él se había colocado en la entrada de un pasillo y la había apuntado con su arma.

«No es discutible», dijo Roberts. «No hubo ninguna advertencia».

Roberts, abogado de lesiones personales de Maryland que se especializa en casos de mala conducta policial, ha ganado varios millones de dólares para las víctimas de la brutalidad policial. Dijo que se está preparando para presentar una demanda por homicidio culposo contra la Policía del Capitolio y el oficial, buscando más de $10 millones en daños.

Ashli Babbitt, vista aquí con su esposo Aaron, fue víctima de una emboscada sin previo aviso, dice el abogado de la familia. Foto: Facebook

Babbitt, de 35 años, resultó herida de muerte cuando intentaba trepar por la ventana rota por encima de una puerta que conducía a la Cámara de Representantes, donde los legisladores estaban siendo evacuados. De pie al lado de un montón de muebles que bloqueaban las puertas y fuera de la vista de Babbitt, el oficial le apuntó con su pistola de servicio Glock y le dio en el hombro izquierdo. Babbitt cayó de la puerta hasta el suelo. Fue trasladada al Washington Hospital Center, donde murió a causa de las heridas sufridas por la herida de bala calibre .40.

 

Más de seis meses después del tiroteo, la Policía del Capitolio de los Estados Unidos todavía se niega a revelar el nombre del oficial. Pero varias fuentes lo han identificado como el teniente Michael L. Byrd, un veterano de la fuerza de 53 años que se desempeñaba como comandante de la Sección de la Cámara de la Cámara de Representantes de la Policía del Capitolio el 6 de enero. El no ha retornado a su actividad y permanece en licencia administrativa remunerada. Los intentos por comunicarnos con Byrd no tuvieron éxito.

Desde la izquierda de Ashli Babbitt mientras ella trepaba por una ventana rota, el oficial apuntó con su pistola de servicio Glock…
Foto: nbcsandiego.com
…golpeandola en el hombro izquierdo. Babbitt cayó al suelo, herida de muerte. Foto: YouTube/National File

Aunque parece que Byrd ha sido absuelto de delitos penales, aún puede estar sujeto a una acción civil. Si a Babbitt no se le dio la oportunidad de obedecer órdenes antes de que le dispararan, eso podría ocupar un lugar destacado en la demanda por homicidio culposo planificada por la familia contra el oficial. Roberts dijo que ha entrevistado a varios testigos que estaban parados fuera del Lobby de la Presidenta de la Cámara con Babbitt, y que testificarán que no escucharon al oficial emitir «ningún tipo de advertencia».

También dijo que las grabaciones de video que sus investigadores han analizado revelan que otros policías que estaban en el pasillo con el oficial no reaccionaron como se esperaba antes de que disparara. Dijo que parecían haber sido sorprendidos desprevenidos cuando abrió fuego. Roberts dijo que ha reunido a testigos expertos, incluidos ex policías y expertos en uso de la fuerza, que testificarán que los oficiales detrás de él en el Lobby de la Presidenta de la Cámara se habrían puesto a cubierto o se habrían agachado y sacado sus propias armas si hubieran escuchado al teniente dar repetidas advertencias de que iba a disparar. En cambio, dijo Roberts, parecían estar de pie o caminando de manera informal en el lobby en los segundos previos al tiroteo.

“Esos otros oficiales estaban al alcance del oído. Si él estaba gritando, ciertamente no estaban mostrando ninguna reacción», dijo. «Si estaba dando algún tipo de advertencia, ¿por qué no reaccionaron?» Roberts agregó que no se pueden escuchar advertencias del oficial en ningún video tomado en el lugar.

El abogado del oficial, Mark Schamel, insiste en que su cliente emitió órdenes verbales y advertencias a Babbitt. “Él estaba gritando, ‘¡Quédate atrás! ¡Quedarse atrás! ¡No entres aquí! » dijo Schamel.

Schamel dijo que las declaraciones de los testigos lo respaldan. Explicó que las órdenes del teniente no fueron captadas en grabaciones de video porque las imágenes fueron filmadas al otro lado de las puertas, donde decenas de alborotadores gritaban, golpeaban y ahogaron sus palabras. Y dijo que no se podía ver a su cliente gritando las instrucciones porque su boca estaba cubierta por una máscara que usaba como parte de las protecciones COVID-19.

No está claro si este problema crítico se resolvió con la investigación del tiroteo por parte del Departamento de Justicia, que concluyó en abril que «no hay pruebas suficientes para respaldar un proceso penal» del oficial por violar «intencionalmente» los derechos civiles de Babbitt, aunque no descartó la posibilidad de que actuara por «pánico» o «incluso por falta de juicio». Según los informes, los investigadores del Departamento de Justicia no presentaron cargos de homicidio u homicidio involuntario.

«Lo eximieron muy rápido», dijo el presidente del Comité Laboral de la Policía del Capitolio de Estados Unidos, Gus Papathanasiou. «Me sorprendió.»

«No estoy seguro de cómo se justificó que le disparara cuando había un equipo SWAT justo detrás de ella», agregó un oficial veterano del Capitolio, refiriéndose a tres oficiales de la USCP fuertemente armados que se habían colocado entre las puertas y la turba. «Ellos No vieron ninguna amenaza inmediata». El oficial habló bajo condición de anonimato para discutir el asunto delicado. Una portavoz de la Policía del Capitolio no dijo si las acciones del oficial fueron consistentes con las políticas de uso de fuerza, las cuales no están disponibles públicamente. Sin embargo, en un comunicado emitido a principios de este mes, la USCP (Policía del Capitolio) señaló que está «aumentando su entrenamiento en el uso de fuerza…».

Schamel dijo que su cliente recibió su capacitación principalmente en los Centros de Capacitación para el Cumplimiento de la Ley Federal (FLETC por sus siglas en inglés) en Glynco, Georgia, donde los reclutas de la Policía del Capitolio pasan aproximadamente dos meses antes de regresar para otros dos meses de capacitación específica de la agencia. Aunque la capacitación de FLETC enfatiza las decisiones de uso de la fuerza a través de ejercicios de tiro simulado, los oficiales de la Policía del Capitolio no están capacitados para situaciones de control de disturbios en la escala del 6 de enero.

“Nos entrenaron sobre qué hacer si hombres armados intentaban asaltar el Capitolio, pero no estábamos capacitados sobre qué hacer si cientos de personas decidían apresurarse hacia el edificio”, dijo el ex oficial de policía del Capitolio Patrick Skinner. El 6 de enero, agregó, la policía no estaba segura de si enfrentaba una amenaza mortal inminente o si estaba autorizada a usar fuerza letal.

«Sólo hubo un incidente de fuerza letal por parte de un oficial de policía», señaló Skinner. «Todos los instintos de esos [otros] policías fueron no disparar».

El representante Bennie Thompson, a la derecha, un demócrata de Mississippi, prometió investigar a fondo «los hechos de lo que sucedió el 6 de enero». Pero en la extensa audiencia de apertura de su panel, no se mencionó el asesinato de Ashli Babbitt.

Foto AP / Andrew Harnik, Pool

Un ex inspector general federal le dijo a RealClearInvestigations que incluso la Policía del Capitolio no está relativamente preparada para reaccionar ante el tipo de amenaza planteada el 6 de enero en la que una turba trató de derribar las puertas que conducen a la sala de la Cámara.

“Esto no es peyorativo, sino simplemente un hecho, pero la [Policía del Capitolio] está lejos de ser una especie de cuerpo policial de élite”, dijo el inspector general, hablando bajo condición de anonimato. “Su función principal es ayudar a los turistas, mantener el decoro en un entorno turístico y ayudar a los miembros del Congreso y su personal”.

Roberts dijo que como parte del proceso de descubrimiento, planea obtener los registros de entrenamiento de tiro del oficial y su archivo de disciplina que contenga cualquier infracción o quejas de mala conducta. Señaló que en febrero del 2019, Byrd fue investigado por dejar su arma de fuego Glock-22 emitida por el departamento, sin vigilancia, en un baño en el lado de la Cámara de Representantes del Capitolio, a pesar de que la pontente arma, que dispara rondas de calibre .40, no tiene seguridad manual para evitar disparos involuntarios. El arma abandonada fue descubierta por otro oficial durante una revisión de seguridad de rutina.

Una portavoz de la Policía del Capitolio no dijo qué medidas disciplinarias, si las hubo, se administraron contra el oficial. A diferencia de otras fuerzas policiales, ellos no tienen que revelar registros de mala conducta policial.

La prueba fotográfica

Además, Roberts dijo que el oficial parecía carecer de disciplina de gatillo, a juzgar por las fotos tomadas por un fotógrafo independiente dentro de la sala de la Cámara antes del tiroteo en el pasillo del lobby de la Presidenta. «Está apuntando como un vaquero», dijo el abogado.

En una de las fotos del fotógrafo independiente obtenidas por RCI, se puede ver al oficial avanzando hacia la puerta de la cámara mientras varios otros agentes de la ley se habían colocado detrás de una barricada. Tiene Su Glock-22 colgada a un costado apuntando en dirección a los otros oficiales, que están de espaldas a él, y su dedo parece estar en el gatillo.

El veterano oficial de policía del Capitolio que habló con RCI bajo condición de anonimato dijo que su colega no estaba siguiendo el entrenamiento de armas de fuego del departamento, el cual requiere que los oficiales mantengan sus armas apuntando en una dirección segura mientras se aseguran de lo que esté enfrente y más allá de un objetivo, y de mantener el dedo alejado del gatillo hasta estar listo para disparar.

“Su dedo en el gatillo no debería estar dentro del guarda-gatillo y el arma no debe apuntar a otros oficiales. Incluso se le ve apuntando en la dirección de un miembro del Congreso», dijo el compañero oficial, refiriéndose al representante Markwayne Mullin (R-Okla.), un ex luchador profesional de artes marciales mixtas que se había unido al grupo frente a la puertas de la cámara.

«No puedo contar cuántos oficiales se han puesto en contacto conmigo para decirme que lo que hizo ese tipo no es aprobado», dijo Roberts en una extensa entrevista. «Nadie se ha presentado para decir que eso fue un homicidio justificado, ni siquiera el Departamento de Justicia».

«La forma en que lo hizo – esconderse en una habitación y luego salir y disparar – es un problema», agregó Roberts. “Si su objetivo era detenerla, no necesitaba disparar. Pudo haber salido frente a ella y haber usado una serie de otros métodos de fuerza menos letal. Podría haber intentado esposarla «.

La policía ha confirmado que Babbitt, una ex militar de la Fuerza Aérea, estaba desarmada. (De ser arrestada, habría enfrentado a cargos de entrada ilegal y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio, dicen fuentes policiales). «Yo llamaría a lo que hizo una emboscada», continuó Roberts, «no creo que sea un buen oficial. Creo que él es imprudente»

Si bien Roberts argumentó que Babbitt no representaba una amenaza, el abogado del oficial insistió en que su cliente estaba actuando para protegerse a sí mismo y a los legisladores de «daños corporales».

«Estaba actuando dentro de su entrenamiento», dijo Schamel. «La fuerza letal es apropiada si la situación te pone a ti o a otros en temor de un daño corporal inminente».

Schamel agregó: «Debería haber un video de entrenamiento sobre cómo manejó esa situación. Lo que hizo fue un heroísmo increíble». (Nota de Divulgación Total: Sin embargo, el Congreso hasta ahora no libera las más de 14,000 horas de video que supuestamente tienen de todo ese día 🤡🤡🤡)

Roberts argumentó que él podría haberse retirado si temía por su vida, como hicieron otros oficiales ese día, y luego recibió medallas por heroísmo, pero Schamel respondió que estaba protegiendo un punto crítico y salvó una «posible masacre de legisladores y personal» de parte del gentío.

«Es posible que la Presidente (Pelosi) haya sido escoltada fuera del área, pero todavía había al menos 100 personas, incluidos legisladores, en el pasillo detrás de mi cliente», dijo Schamel.

Aún así, los legisladores republicanos quieren saber por qué los miembros del equipo SWAT que estaban detrás de Babbitt antes de que le dispararan no estaban más alarmados. «Estaban junto a ella y no vieron ninguna amenaza, ciertamente ninguna amenaza letal», dijo el representante republicano Paul Gosar, quien forma parte del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes.

Él y otros republicanos están exigiendo que el Comité Selecto llame a los miembros de SWAT para testificar sobre lo que escucharon y vieron antes del tiroteo.

«¿Por qué no se dieron advertencias o se intensificó el comando y la fuerza con la técnica adecuada de aplicación de la ley?» Preguntó Gosar.


Fuente: https://www.realclearinvestigations.com/articles/2021/08/05/lawyer_capitol_cop_who_shot_ashli_babbitt_ambushed_her_on_jan_6_without_warning_788569.html


 

4 respuestas a «05-AGO-2021 ASHLI BABBITT – La Unica Víctima de los Desórdenes del 6 de Enero en el Capitolio.»

  1. ¡En principio ella NO debió estar en ese lugar! Es cuestión de tener un buen sentido, que si el policía dijo o no dijo, que si embosco o no embosco son simples procedimientos policiales «Sí estas en un lugar con gente que está haciendo actos vandalicos y tu no eres un vándalo ¡aléjate, huye! porque te pueden confundir con uno.»

  2. Entendido.
    Circula una noticia,de que el buffalobill de qanon,icono del asalto al Capitolio, estaba estrechamente relacionado con Joe Biden,tenéis alguna noticia sobre este hecho?.

  3. Tampoco nadie habla del millón de personas fallecidas tras ser inyectadas con el killerjab con la vacuna experimental,tampoco se habla del millón de niños raptados violados torturados y asesinados para cosechar adtenocromo,que ya se vende en China en barriles semejantes a los de las cervezas.Quien habla de los muertos en guerras inútiles,o quién de los fallecidos en inundaciones o incendios provocados por una guerra biológica?.
    Quién sabe si la próxima víctima podríamos ser tú o yo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *