Más sobre los uigures en China

Comparte este artículo:

Una vez más, por favor, las personas excesivamente sensibles, se les pide no sigan con este articulo. Es un poco fuerte y puede ser muy chocante para ustedes.

Gracias.

Acusaciones de estudiantes encadenados y violación en grupo dentro de los campos de detención de China

El primer día en su nuevo trabajo como maestra en un centro de detención administrado por el gobierno chino en Xinjiang, Qelbinur Sidik dijo que vio a dos soldados sacar a una joven uigur del edificio en una camilla.

«No había chispa de vida en su rostro. Sus mejillas no tenían color, no respiraba», dijo Sidik, ex maestra de escuela primaria que dice que se vio obligada a pasar varios meses enseñando en dos centros de detención en Xinjiang en el 2017.

Una mujer policía que trabajaba en el campo le dijo más tarde que la mujer había muerto de un sangrado abundante, aunque no dijo qué lo había causado. Fue la primera de muchas historias que esta mujer policía le contaa a Sidik durante su asignación de tres meses como maestra en el edificio fuertemente resguardado que albergaba a mujeres detenidas.

Según Sidik, la mujer policía afirmó haber sido asignada para investigar los informes de violación en el centro por sus superiores, aunque CNN no tiene pruebas de esa afirmación. Sin embargo, Sidik dijo que lo que escuchó y vio por sí misma fue tan perturbador que la enfermó.

Las acusaciones de Sidik son similares a las de ex detenidos que han hablado de violación y agresión sexual sistemática dentro de la vasta red de detención de China.

Su testimonio es un relato poco común de la experiencia de vida directamente de una trabajadora dentro de los centros de detención, donde el gobierno de Estados Unidos (esto según un comunicado de prensa de Michael Pompe, Secretario de Estado el 19ENE2021) alega que China está cometiendo genocidio contra los uigures y otras minorías musulmanas a través de una campaña represiva de detenciones masivas, tortura, métodos anticonceptivos forzados y abortos.

El gobierno chino ha rechazado las acusaciones de genocidio, y en un comunicado a CNN dijo que «no existe el tal llamado ‘abuso y agresión sexual sistemática contra mujeres’ en Xinjiang».

Sin embargo, Sidik dijo que la mujer policía describió cómo sus colegas masculinos solían jactarse de ello. «Cuando (los guardias masculinos) bebían por la noche, los policías se contaban cómo violaban y torturaban a las niñas», dijo Sidik a CNN desde su nuevo hogar en los Países Bajos.

Dentro de los campos

Sidik, de etnia uzbeka, creció en Xinjiang y pasó 28 años enseñando a estudiantes de escuelas primarias de seis a 13 años. En septiembre del 2016, dijo que la convocaron a una reunión en la Oficina de Educación del Distrito de Saybagh y le dijeron que trabajaría con «analfabetos».

En marzo del 2017, conoció a sus nuevos estudiantes: unos 100 hombres y un puñado de mujeres. «Entraron con los pies y las manos encadenados con grilletes», dijo.

En su primera lección, Sidik dijo que se volteó hacia la pizarra solo para escuchar a los detenidos detrás de ella llorar. «Me volví levemente, vi sus lágrimas caer por sus barbas, las mujeres detenidas lloraban fuertemente«, dijo.

Los jóvenes detenidos que llegaban a los centros «en buena forma, robustos y de ojos brillantes» se enfermaban y debilitaban rápidamente, dijo. Desde su salón de clases en el sótano de un campo, Sidik dijo que podía escuchar gritos. Cuando preguntaba acerca de los gritos, afirma que un policía le dijo que los detenidos estaban siendo torturados.

«Durante el tiempo que estuve enseñando allí, fui testigo de horribles tragedias«, dijo Sidik.

CNN no tiene forma de verificar lo que cuenta Sidik desde el interior de los centros de detención. Sin embargo, los ex detenidos de Xinjiang le han dicho a CNN que fueron sometidos a adoctrinamiento y abusos políticos, y los uigures que ahora viven en el extranjero han descrito que sus familiares han desaparecido bajo custodia. Los documentos filtrados proporcionados a CNN mostraron que los uigures podían ser enviados a los campos por tan solo tener barba o usar un velo.

El gobierno chino ha afirmado que los campos son «centros de formación profesional», parte de una estrategia oficial para acabar con el extremismo islamista violento y crear puestos de trabajo.

«No hay ‘apresar a miles de musulmanes uigures'», dijo Xu Guixiang, portavoz del departamento de publicidad del Partido Comunista en Xinjiang, en una conferencia de prensa del gobierno el 1 de febrero.

«Lo que hemos reprimido, de acuerdo con la ley, son unos pocos líderes atroces y obstinados y la columna vertebral de grupos extremistas. Lo que hemos rescatado son aquellos que han sido infectados con el extremismo religioso y cometieron delitos menores».

‘Luego me violaron en grupo’

Tursunay Ziyawudun dijo que no había cometido ningún delito cuando fue detenida por primera vez en abril del 2017, después de regresar a su hogar en el condado de Xinyuan de Xinjiang para obtener documentos oficiales. Ella y su esposo habían estado viviendo durante cinco años en la vecina Kazajstán.

Su esposo, Halmirza Halik, de etnia kazaja, no fue detenido y la siguió hasta la escuela vocacional del condado de Xinyuan. «Hablamos a través de la puerta de hierro de la escuela», dijo Halik, hablando por teléfono con CNN desde Kazajstán. «Ella lloró después de verme. Le dije que no tuviera miedo… no has violado la ley y no hay nada de qué preocuparse».

Las autoridades liberaron a Ziyawudun después de un mes de estar detenida, pero luego la convocaron de regreso al campo en marzo del 2018, lo que, según ella, marcó el comienzo de una pesadilla de nueve meses.

En declaraciones a CNN desde los EEUU, Ziyawudun dijo que la llevaron a una celda con otras 20 mujeres, donde les dieron poca comida y agua y solo se les permitió usar el baño una vez al día durante tres a cinco minutos. «Las que tardaban más tiempo eran electrocutadas con choques de bastones«, dijo.

Durante su detención, Ziyawudun dice que los guardias la interrogaron sobre sus años en Kazajstán y le preguntaron si tenía vínculos con grupos de exiliados uigures.

Durante una de estas sesiones, afirma que los agentes de policía la patearon y golpearon hasta que se desmayó. En otra ocasión, mientras aún se estaba recuperando de la golpiza, Ziyawudun afirmó que dos guardias la llevaron a otra habitación donde la colocaron sobre una mesa. «Me insertaron un bastón paralizante y me retorcieron y me electrocutaron con él. Me desmayé», dijo.

Diez días después, dice que un grupo de guardias se la llevaron de su celda. «En la habitación de al lado escuché a otra chica llorando y gritando. Vi a unos 5 o 6 hombres entrando en esa habitación. Pensé que la estaban torturando. Pero luego me violaron en grupo. Después de eso me di cuenta que también le habían hecho lo mismo a ella, dijo Ziyawudun, entre lágrimas. Dijo que sucedió varias veces mientras estuvo detenida en los campos.

«Fueron extremadamente sádicos, causando dolor y daño en el cuerpo al golpearme y tirarme la cabeza contra la pared… era su forma de castigarnos».

Las denuncias de violación y tortura de Ziyawudun fueron reportadas por primera vez por la BBC. CNN no puede verificar de forma independiente las afirmaciones de Ziyawudun, pero son similares a los relatos de Gulbakhar Jalilova, de una etnia uigur de Kazajstán.

En declaraciones a CNN en julio del 2020, Jalilova describió haber estado encerrada en una habitación «parecida a una prisión» con unas 20 mujeres más después de ser detenida en mayo del 2017.

Jalilova dijo que se enfrentó a un guardia que la agredió sexualmente. “Le dije, ‘¿No tienes vergüenza? ¿No tienes madre, hermana, cómo puedes hacerme algo así?’ Me golpeó con la picana de electrochoque y me dijo: ‘No te ves como un humano'», dijo.

En la noche del 26 de septiembre del 2019, después de que las autoridades chinas le advirtieran que no hablara de sus experiencias durante la detención, Ziyawudun dijo que cruzó la frontera con Kazajstán donde su esposo la esperaba.

Pero en los días que siguieron, la salud de Ziyawudun se deterioró y sufrió sangrado vaginal.

En el 2020, Ziyawudun fue trasladada de urgencia a Estados Unidos para recibir tratamiento médico. Poco después de su llegada, los médicos le extirparon quirúrgicamente el útero, y los registros médicos vistos por CNN muestran que le diagnosticaron absceso pélvico y sangrado vaginal, así como tuberculosis.

Dijo que culpaba de sus complicaciones médicas a su tratamiento en los campos de Xinjiang, aunque CNN no puede verificar esta conclusión.

«(Después de salir) no me contó nada sobre sus experiencias en el campo», dice Halik. «A veces lloraba por la noche y yo estaba muy enojado. Sabía que las cosas que había experimentado no eran buenas, pero no me atrevía a preguntar».

Negaciones y vergüenza

En un comunicado a CNN, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China no abordó las acusaciones hechas por las tres mujeres directamente, sino que emitió una negación general.

«Esperamos que los medios relevantes puedan distinguir el bien del mal, no ser engañados y mal informados por noticias falsas e informes confusos«, dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores, y agregó que sus centros de capacitación «protegen los derechos básicos de los aprendices, incluidas las mujeres, de ser violados, y está estrictamente prohibido insultar y abusar de los aprendices de cualquier forma «.

La administración de la Región Autónoma Uigur de Xinjiang no ha respondido a las solicitudes de comentarios.

En una conferencia de prensa, el 3 de febrero, los funcionarios chinos presentaron a algunas mujeres de las minorías étnicas que dijeron se habían «graduado» del sistema y «compartieron cómo se libraron de los pensamientos extremos». También dijeron que los informes de violación masiva y esterilización forzada «no tenían sentido» y los medios estatales han tratado de desacreditar personalmente las afirmaciones de las mujeres.

Por ejemplo, en un artículo publicado el 10 de febrero, el Global Times acusó a Gulbakhar Jalilova de ser «una actriz» y a Tursunay Ziyawudun de mentir sobre su esterilización forzada, citando a un alto funcionario diciendo que «todos los miembros de su familia saben que ella es inherentemente estéril«. Ziyawudun le dijo a CNN que tuvo una inserción forzada de un DIU, no una esterilización.

Ziyawudun dijo que no tenía motivos para inventar sus acusaciones. «Soy una mujer de unos cuarenta años. ¿Crees que esto es algo de lo que pueda estar orgullosa de compartir con el mundo?» dijo.

«Les diría que ya no les tengo miedo, porque ya mataron mi alma».

Por su parte, Sidik, la maestra, dijo que su esposo le dijo que funcionarios del gobierno habían ido a su casa y lo instruyeron durante cuatro horas sobre cómo filmar un corto video en el que negaba las afirmaciones de su esposa de haber estado en un centro de detención.

Dijo que su esposo le dijo que no regresara nunca a Xinjiang. “Me bloqueó de Wechat, no lo sé, ahora está vivo o muerto?”, dijo.


El 16FEB2020 Biden dijo sobre China que culturalmente tienen diferentes normas.

En resumen:

  • sí van a haber repercusiones

  • va a reafirmar su posición contra las violaciones de los derechos humanos

  • va a ser difícil para China tener relaciones con el resto de los países

  • y que no iba a tratar de hablar de las políticas de China en 10m en televisión.

Al final, lo que hizo fue dar mil vueltas, se fue por las ramas. Le tomó 3m no decir nada.


https://edition.cnn.com/2021/02/18/asia/china-xinjiang-teacher-abuse-allegations-intl-hnk-dst/index.html?utm_medium=social&utm_source=twCNN&utm_content=2021-02-19T10:59:38

5 respuestas a «Más sobre los uigures en China»

  1. Fernando imposible seguir leyendo estas atrocidades, sin que el corazon llore a gritos por la libertad de estos seres humanos, parece la epoca de inquisicion, estamos en el siglo 21, y una se pregunta hasta cuando, como puede haber no se como calificarlos, no son personas, menos seres, tampoco animales porque seria ofender a todos los animales.
    digamos desalmados titeres sin conciencia no se pero , si se que esto tiene que terminar,
    No hay razon para persecuciones , ni por el color de la piel ni la religion, todos nacimos igual, la sangre es roja y los huesos blancos, lo demas no importa
    Esperemos que muy pronto esto llegue a su fin por el bien de la humanidad

  2. El comunismo es fruto del diablo,estás torturas son ta horribles!,nos resulta muy duro leerlo,y tiene cierta semejanza con el fanatismo religioso del Hyad,por qué el fondo es el mismo:el odio y la intolerancia,donde se mezcla la crueldad y la brutalidad.Son tantos los temas que no querríamos ni conocer…pero efectivamente la persecución religiosa es uno de estos temas,y hay que enfrentarlo y saber al menos de este,para de algún modo sacarlo a la luz.El régimen comunista chino ha conseguido un liderazgo económico de una forma poco honesta,sino tiempo al tiempo cuando sepamos cada vez más…el pueblo chino debería de librarse del yugo comunista,y comenzar a ser libres como antes,de las cadenas de la opresión de la falta de libertad y de las miserias que se nos ocultan.Y que dicen al respecto las asociaciones de los derechos humanos?,quién va a defender a esta o a otras etnias religiosas?…

  3. Que Horrible Fer e Ileana. Y nadie hace nada para evitar tanto daño. Por que señores ese odio porqué son tan malos que gozan con el sufrimiento de otros..Dios quiera que nunca llegue eso a otros países pero yo conocí de casos en mi patria Cuba en los años 60. Se oían los gritos en la Cabaña donde estaban los presos y venían los uniformados y les decían a lis otros presos que eso es lo que les iba a pasar a ellos y al otro día no veían más al preso que se habían llevado. Tengo un cuñado que perdió compañeros de celda así . Lo más triste que muchos se han paseado y viven hoy día en USA como si nada.Pero nadie escuchaba cuando lo denunciábamos.

  4. La magnitud de la maldad, de la depravación en la que han caído muchos va más allá de la abominación.
    Cuando un ser humano cae en esas abominaciones ya no solo no es humano, ni siquiera un animal porque ni los animales hacen eso, se transforma de humano en bestia endemoniada.

  5. Los sentimientos mas arcaicos ,profundos y,viscerales fluyen,por el eter que me envuelve recorriendo cada micra de mi ente,inundando todas las celulas que componen mi cuerpo destruyendo la poca compasión que pudiera tener si. Tuviera que juzgar ,sentenciar o castigar a estos seres.
    Duele……..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *