Cómo los padres estadounidenses producen a sus hijas

Comparte este artículo:

En este articulo traducido del inglés, Peachy Keenan, explica de manera muy amena cómo y, según ella, porqué los padres están induciendo a sus hijos pequeños a tener sexo a muy temprana edad.


Gran proxenetismo
Por: Peachy Keenan

Era la temida Noche de las mamás en el Montessori, el exorbitantemente caro preescolar de mi hijo.

En esta escuela habían algunas estrellas de rock, mayores e insufribles actores de segundo nivel con niños, pero eso no iba a impedir que le diera a mi primogénito la excelencia en desarrollo educacional, que parecía involucrar principalmente en depositar piedras lisas en varios cuencos implementos de piedra hechos a mano.

Estábamos comiendo pizza y nuestra tercera botella de Chianti cuando una elegante madre de dos niños con brillante cabello comenzó a hablar sobre su hija de tres años. Con una voz llena de emoción, describió sus planes para cuando su bebé entrara en el mercado sexual. “Solo quiero que sepa que puede decirme cualquier cosa. Tan pronto como tenga su período, la llevaré inmediatamente a que tome la píldora. Solo quiero que seamos cercanas”.

Se giró hacia mí. «¿Has pensado cuándo pondrás a tu hija en la píldora?» Mi hija estaba en ese momento.

No hay muchos proxenetas callejeros en los suburbios de Norteamérica. No los necesitamos: tenemos ricas mujeres liberales blancas, o «AWFL» (por sus siglas en inglés), como las llama Internet. La expresión «producir» proviene de la cultura carcelaria y de la prostitución callejera. Los proxenetas «producen» chicas; las convierten en prostitutas y las ofrecen a los clientes. Ser «producida» es lo que estos malos enamorados les hacen a las jóvenes impresionables.

Solo aprendí estos términos por los violentos documentales de prostitutas callejeras que HBO solía publicar a principios de la década del 2000, antes de que descubrieran los Prestigiosos Dramas de Violación. Pero el término se ajusta exactamente a lo que las familias de clase media y media alta le están haciendo a sus hijas. En realidad, no quieren que se conviertan en prostitutas, pero los resultados finales son más o menos los mismos.

Y como dice el viejo chiste, al menos a las mujeres con acrílico y pantalones cortos de Lucita se les paga por ello.

Fantasma en la máquina de citas

En enero, la ex candidata presidencial Elizabeth Warren tuiteó esto a las jóvenes votantes:

[Merecen lo mejor. Bota al tipo que te opacó, convence a tu compañero de cuarto que no te deja adoptar a un perro, y haré que se cancele tu deuda escolar.
En un exclusivo video con ELLE.com, Warren responde las preguntas de los lectores porque, si no lo habías oído, tiene un plan para eso.]

Vaya, hay mucho que decir acá. Comencemos con el hecho de que aparentemente hay tantas mujeres siendo «opacadas» (abandonadas por hombres después de breves encuentros románticos) que ahora constituyen una población demográfica lo suficientemente grande como para ser un bloque de votación presidencial.

Lo que es sorprendente, porque durante los últimos veinte años más o menos, las niñas estadounidenses han sido criadas desde el nacimiento para ser despojo de citas premium, preparadas desde el primer signo de pubertad para estar Disponibles para el Sexo el Sábado por la Noche. Entonces, ¿por qué están siendo opacadas en masa? ¿Abandonadas y dejadas a morir solas, aferrándose a sus mascotas y a Warren por las señales presidenciales?

Uno pensaría que estas chicas serían expertas en conseguir pareja. Años de educación sexual, píldoras anticonceptivas y permiso para tener citas a temprana edad, a menudo sin el juicio de los adultos, deberían haber garantizado que tendrían pretendientes colgando de cada dedo, colas afuera de sus puertas, citas todas las noches, muchos anillos de compromiso empujados bajo sus narices que se verían cegadas por la brillante visión de todos esos diamantes en el terciopelo negro.

¿Que pasó?

Crianza de los hijos: el nuevo tráfico sexual

Munchausen por poder es una enfermedad mental en la cual la madre (casi siempre es la madre) lesiona o enferma a su propio hijo con el propósito de llamar la atención y simpatía. Grooming es un delito en el que un adulto educa a un niño durante un largo período de tiempo para estar abierto a recibir avances sexuales.

La paternidad estadounidense está empezando a parecerse a una aterradora combinación de ambos.

¿De qué otra manera se explica el porqué las niñas están siendo producidas, preparadas para un comportamiento extremo sexual antisocial desde una edad temprana, no por proxenetas, sino por sus padres y maestros?

Cuando se trata de educación sexual, creo en la teoría de la escritura de guiones conocida como el arma de Chekhov: si muestras un arma en el primer acto, debe ser disparado en el tercero. Si les muestras a los niños los juguetes sexuales (y peor) en el primer grado, los juguetes sexuales serán usados en la secundaria.

Recientemente, NPR publicó «Lo que tu adolescente desea que sepas sobre la educación sexual». En el artículo, conocemos a Electra McGrath-Skrzydlewski, quien se aseguró de contarle a su hija Lily de cuarto grado, bueno, todo. «Ella fue muy abierta desde el primer momento, incluso antes de que fueran cosas que necesitaba saber», cuenta su hija.

Lily se declaró pansexual a los 12 años.

A nivel institucional, estamos creando una generación maldita de mujeres expertas en cada modificación sexual imaginable con un número infinito de parejas, mientras evitamos en gran medida lo otro, lo principal, lo único que aún emite calor en el frío, el cruel hogar de la vida contemporánea: el sueño de formar una familia.

Porque la impactante verdad es: nadie quiere como esposa a una experta en el sexo.

No puedes besar a la novia, ha sido preparada

Una razón por la que los padres estadounidenses, principalmente las madres, están apurando a sus hijas a usar la píldora o los implantes LARC (anticonceptivos reversibles de larga duración) es para asegurarse de que su descendencia no sea castigada con bebés en la secundaria. «No puedo evitar que haga lo que viene naturalmente, pero puedo esterilizarla temporalmente».

Los colegios hacen su parte al obligar a los niños a clases de educación sexual temprana que a menudo incluyen ilustraciones gráficas de posiciones sexuales y exponen incluso a los niños de jardín de infantes a la infinita variedad de variantes de género y orientaciones sexuales recientemente descubiertas en el genoma humano.

¿Demostraciones de condones con plátanos? Es muy de 1999.

Los estudiantes de segundo año de secundaria ahora saben cómo preparar mutuamente sus rectos para el «juego anal seguro», que se presenta como una actividad animada y natural para todos los géneros. En el 2019, California aprobó un nuevo plan de estudios estatal aterrador y distópico que incluye una lección de séptimo grado que «identificó actividades sexuales como bañarse juntos y la masturbación mutua como opciones seguras para evitar enfermedades de transmisión sexual».

¡Uf! ¡No sé tú, pero siempre me siento aliviada cuando termino de preparar algunos refrigerios orgánicos, sin gluten y basados en plantas después de la escuela y descubro a mi hija de sexto grado en el baño con sus compañeros de clase! Porque, ya sabes, es mucho más difícil transmitir la clamidia en el agua que a través de las relaciones sexuales. ¡Bendito sea, gobernador Newsom!

Cuando se trata de educación sexual, vivo de acuerdo con una regla muy simple: si un adulto que no es nuestro pediatra trata de hablar con mi hijo sobre sus genitales, las rótulas de esa persona deben esperar encontrarse con mi barra de hierro. Los adultos normales no desean hablar sobre los genitales de los niños ni hablar sobre los niños que tienen relaciones sexuales con niños en frente de otros niños. ¡Todos saben que solo los sacerdotes pueden hacer eso!

En realidad, no son las lecciones de educación sexual adyacentes a la pornografía infantil lo que más me molesta; sino, es el constante y hasta el hartazgo énfasis en las citas y las relaciones. Entre los estudiantes de escuela media!

Otra historia sobre el plan de estudios de California incluyó esto: “Una lección de octavo grado sobre orientación sexual describió escenarios hipotéticos de citas de adolescentes. Dio un ejemplo de un «chico de noveno grado» que se sentía atraído y se besaba solo con chicas, pero que se enamoró de otro chico y está en una relación con él. La pareja también sale con otras personas, pero ambos están saliendo solo con chicos».

Espera: ¿se supone que los jóvenes de 13 y 14 años tengan relaciones? ¿Con múltiples personas y géneros? ¿No son las relaciones reservadas para adultos, o al menos para adolescentes mucho mayores? Si mi estudiante de escuela media intentara hablarme sobre su «relación» con algún otro cretino púber, me reiría, los castigaría y les quitaría su Nintendo Switch. Jaja, ¡parece que ahora eres soltero, niño!

¿Por qué las AWFLS quieren que sus hijas comiencen a tener citas tan temprano? Como cualquiera que haya estado involuntariamente soltero puede confirmar, las citas casi siempre apestan. ¿Por qué los PADRES (!) quieren extender la ventana de esas miserables citas de sus hijos cada vez más y cada vez más jóvenes? ¿A cuántos años de «citas» que destruyen el alma están dispuestos a someter a sus hijos? ¿Diez años? ¿Veinte? ¿Una vida de anhelo insatisfecho?

¿No deberían los padres guiar a los niños para que sus oportunidades de tener citas sean lo más cortas posible? ¡Imagínate si todo su historial de citas consistiera en una cita! Sería como el tiro perfecto en béisbol. Nos conocimos, fuimos a una cita, y eso fue todo.

Todo me recuerda el momento en que Charlotte de Sex and the City, el antiguo texto Ur del eterno concubinato blanco femenino, grita lastimeramente «¡He estado teniendo citas desde que tenía quince años! ¡Estoy agotada! ¿Dónde está él?

Pobre Charlotte. ¡Trató de advertirles, mujeres AWFL!

Escuela al tugurio

No todo es teoría y bromas. Recientemente escribí sobre la trágica trayectoria de Mikaela, hija de Steven Spielberg, quien a pesar de (o debido a) su riqueza y privilegio, aparentemente ha elegido una carrera como «trabajadora sexual» porque, ya sabes, ¡te da poder!

Su historia me pega muy cerca. Hace años, algunos amigos de la familia, una pareja blanca de clase media alta, adoptó a dos niñas (no relacionadas) de raza mixta. Una se convirtió en una belleza delgada, silenciosa y de piernas largas. La otra era amable, gordita y divertida.

La guapa, llamémosla Maya, hizo fotos como modelo desde antes de que tuviera diez años. Aparecería en varios eventos en minivestidos, tacones de plataforma y maquillaje lista para la cámara al estilo Kardashian. «Todas las niñas en su clase lo están haciendo», decía su madre cuando la gente preguntaba.

Cuando estaba en sexto grado, los niños entraban sigilosamente a su casa por la noche por la ventana.

Para el noveno grado, Maya estaba en una «terapia de relación» semanal con su novio blanco infestado de acné, de 19 años. Las opiniones de otros adultos sobre la situación no eran bienvenidas, quedó claro.

Siguieron más patologías y disfunciones, incluidos años de rehabilitación de drogas sin éxito, campos de entrenamiento, etc. Finalmente, arrestos y desapariciones.

Pero no hay que juzgar, porque el juzgar es dañino.

Perdición juvenil

¡Pero Peachy! ¡Los adolescentes de hoy están teniendo menos sexo! ¡Menos bebés! ¡Menos abortos! ¡Los zoomers son mucho más mansos que los borrachos y corrompidos Gen-Xers!

Hay algo de verdad en eso, pero según el Instituto Guttmacher, «en el 2017, alrededor del 57% de los alumnos de duodécimo grado habían tenido relaciones sexuales, en comparación con el 20% de los alumnos de noveno grado». En otras palabras, básicamente sigue siendo la norma.

Y: “El 35% de las estudiantes sexualmente activas estaban usando un método anticonceptivo recetado. Entre el 2015 y el 2017, la proporción de mujeres en el duodécimo grado que informaron haber usado un método recetado en la última relación sexual aumentó del 36% al 45%».

Pero, Peachy, ¡las adolescentes han estado tomando la píldora desde que se emborracharon en la casa de Jake Ryan! Sí, también es verdad. Solo en estos días, la píldora y el otro a largo plazo B.C. recetados se combinan con una intensa cultura de sexualización temprana en el hogar y la escuela, sin la temprana y necesaria socialización para crear futuros madres y padres.

Imagínate ser producido desde los cinco años para una vida sexual diversa y robusta con tantas parejas como estrellas en el cielo… sin un final de juego a la vista.

¿A dónde van muchachos?

Todo lo que nos lleva a una terrible crisis existencial. Digamos que tienes un buen hijo de unos veinte años. ¡Se compromete! Aunque parezca extraño, ¡encontró a la rara chica intacta con órganos reproductores en funcionamiento! Incluso usa los pintorescos pronombres «ella/de ella». ¡Oh, qué día tan feliz!

Ahora: ¿Preferirías que tu futura nuera poseyera un conocimiento enciclopédico de métodos anticonceptivos de vanguardia y configuraciones exóticas poliamorosas de Twister-sex, o no? ¿Te molestaría saber que puede describir en detalle el patrón en el techo de la Burning Man Orgy Tent (evento anual de mente abierta donde los asistentes poliamorosos y monógamos pasan la noche con otras personas, dicho de otra manera, una orgía)? Francamente, ¿cuántas parejas sexuales te gustaría que haya tenido la prometida de tu hijo? ¿Hay algún número que encuentres alarmantemente alto?

El número que yo preferiría es uno, y mi hijo sería el único nombre en la lista, y estaría escrito con tinta indeleble para siempre en su corazón.

¿No debería ser este nuestro objetivo como padres, ayudarlos a lograr este tipo de estado ideal?

Pero tal vez eres una AWFL y te importaría poco si la prometida de tu hijo se presentara a su primera cita en tu casa con un hermoso ramo de flores, algunas virulentas enfermedades de transmisión sexual, los brazos cubiertos de parches y cicatrices de años de implantes hormonales, más una historia de desamparo y desastres de citas tragicómicas de varias décadas.

Si ese es el caso, el 2020 es la línea de tiempo que disfrutarás más.

La hora del cuento con una Drag Queen, ¡y más!

Olvídate de las drag queens que leen cuentos de hadas de género queer a los niños con vestidos de Elsa y sus confundidas y risueñas madres. Es muy del 2019.

Este mes, una biblioteca pública en Maryland organizó una «clase de educación sexual para adolescentes de 12 a 17 años de edad con una bailarina de pole dance lesbiana«. “Los adolescentes tienen preguntas sobre salud sexual, ya sea control de la natalidad [sic], lubricantes, pruebas de enfermedades de transmisión sexual, relaciones LGBTQ o algo completamente diferente. Este será un taller informal donde tu hijo adolescente puede hacer CUALQUIER pregunta de salud sexual que desee y obtener una respuesta honesta».

¿Qué sucede cuando los niños de 12 años saben más sobre sexo que las madames parisinas más sifilíticas del siglo XVIII? ¿Asegura esto que se casarán jóvenes y bien, y serán padres buenos y amorosos?

¿O es más probable que este maldito conocimiento garantice una tediosa marcha de la muerte tipo Bataan de varias décadas a través de aplicaciones de citas, terapeutas, antidepresivos, callejones sin salida poliamorosos y (eventualmente) un callejón sin salida espiritual y biológico?

Teoría: algunos padres producen a sus hijos para impresionar a sus amigos.

Estoy tan tranquilo y relajado que estoy totalmente de acuerdo con que Brooklynn duerma con Atticus y compartan una cama. Sí, tienen 12 años, pero están enamorados. Su escuela tenía una clase sobre relaciones y citas y saben todo sobre métodos de protección y juego anal seguro. Es genial, y sobre todo no quiero que se rían de mí y me llamen «Boomer» (nacidos entre los 1940-1960s, o sea, viejos) otra vez o le digan a los padres más ricos e incluso más modernos de nuestra escuela que les sugerí dormir en el camarote«.

Control de la natalidad: la entrada más peligrosa a las drogas

El fentanyl y la heroína son súper malos para ti, pero la buena noticia es que te matarán de inmediato. Las pastillas anticonceptivas solo puede causar daño funcional cerebral y depresión, lo que requiere toda una vida de otras intervenciones médicas.

Un nuevo estudio puede obligar a las AWFL a reconsiderar la ingesta hormonal de sus hijas. «Los investigadores que estudian el cerebro descubrieron que las mujeres que tomaban anticonceptivos orales, comúnmente conocidos como pastillas anticonceptivas, tenían un volumen del hipotálamo significativamente más pequeño, en comparación con las mujeres que no tomaban la píldora, según un nuevo estudio presentado hoy en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norte América (RSNA) «.

«Otros hallazgos del estudio… fueron que un menor volumen hipotalámico también se asoció con una mayor ira y mostró una fuerte correlación con los síntomas depresivos».

¿No hay suficientes pruebas? En octubre pasado, JAMA publicó un impactante estudio que la revista Vice describió de esta manera:

En comparación con las niñas que no estaban tomando y/o nunca tomaron pastillas anticonceptivas, las adolescentes de 16 años que tomaron anticonceptivos lloraron más, tuvieron más problemas alimenticios y exhibieron somnolencia excesiva (síntomas comunes de depresión adolescente)… el vínculo entre las pastillas anticonceptivas y los síntomas depresivos siguieron siendo significativos. Este hallazgo confirma la investigación previa que ha demostrado que las adolescentes que toman pastillas anticonceptivas tienen más probabilidades de tomar drogas psiquiátricas más tarde.

¡Prepárense para llorar más, adolescentes de Los Ángeles! ¡Píldoras y lágrimas y luego más píldoras para detener todas esas lágrimas están llegando a una escuela cerca suyo! «Docenas de escuelas secundarias de Los Ángeles pronto albergarán clínicas que brinden servicios de salud sexual y mental para adolescentes como parte de un programa de bienestar [sic] que, según las autoridades, es un modelo innovador de atención integral en el campus».

Es curioso cómo la producción se combina ahora a nivel institucional con intervenciones de salud mental. ¡Casi como si hubiera un vínculo causal entre la promiscuidad temprana y los problemas mentales! ¿Podría ser malo para los niños estar expuestos a enfermedades, embarazos, relaciones prematuras, desamor y vergüenza? Las tasas de depresión y las recetas de medicamentos contra la ansiedad y la depresión están aumentando vertiginosamente entre los jóvenes.

¿Por qué empezarías a llevar a tu hijo por este camino? Difícilmente estoy en contra de la medicina, pero ciertamente parece correcto que una vez que te metes con los medicamentos recetados (ya sabes, ¡por salud!), es mucho más fácil quedarse ahí que dejarlo.

Así que deja de retorcerte y quédate quieto, chico: insertar este implante DepoProvera debajo de tu piel solo dolerá por un segundo, pero te deprimirá en los años venideros.

Sufrimiento

No es necesario ser freudiano para deducir que gran parte de esta preparación por parte de padres y adultos de la escuela es una forma retorcida de realización de deseos indirectos. Si tu madre no consiguió que el chico atractivo de la escuela la llevara al baile de graduación, tienes un riesgo mucho mayor de tener frecuentes citas en DryBar (salón de belleza) y cera para la zona del bikini, compras por diversión en PINK y visitas a amigables ginecólogos al momento de tu primer período.

Una cosa que los padres proxenetas siempre olvidan es que la brillante fantasía en sus corazones, aquella en la que su hermosa y casadera hija es llevada por Chad, el Rey del Baile, y cautivada en una gloriosa cama con pétalos derramados con cortinas de gaza colgando, no existe. Es una escena que viste en una película una vez en un avión.

Exactamente cero adolescentes están preparados para desempeñar el papel del rol protagonista que has escrito para ellos.

Padres, no están preparando a Cenicienta para el baile. En cambio, están preparando a Cenicienta para un suministro interminable de incómodo sexo, mucho después de que el carruaje se haya convertido de nuevo en una calabaza y haya comenzado a pudrirse.

Incluso, pocos universitarios están mentalmente preparados para relaciones a largo plazo. Lo que significa que tu hija está potencialmente preparada para años de desamor una y otra vez. Al igual que las hipotecas, la presión arterial alta y la pérdida de cabello, las «malas rupturas» no son cosas con las que los niños deben lidiar. ¿Por qué los estamos exponiendo a una sola gota de innecesario dolor emocional?

Maya ahora está en sus veintes, viva pero perdida, devorada por las drogas y el estilo de vida que la acompaña. Hace unas semanas, su hermana mayor, que sigue siendo gordita, divertida y amable, adoptó legalmente al pequeño hijo que Maya abandonó.

Oh no!

¿Qué se debe hacer? ¿Cómo podemos detener esta locura?

Las respuestas no las tengo.

Pero hay, quizás, algunas cosas que puedes hacer para salvarte. Comienza tratando de inmunizar a los niños de tu vida lo mejor que puedas antes de que se infecten con nuestra cultura sexualmente disponible y con retraso emocional.

Ayuda si puedes evitar la mayoría de las escuelas públicas. En las escuelas parroquiales, mientras que muchos no se adhieren a la doctrina religiosa, al menos habrán uniformes y estarás un poco más alejado de los rapaces «consultores de salud» que desean llenar la mochila de Frozen de tu hija con consoladores y tubos de muestras de lubricante anal y folletos sobre esterilización.

Y quizás darle a tu hijo razones reales y positivas para evitar la actividad sexual con otros, incluso los pubescentes más desagradables de sus clases. Ayúdalos a apreciar, incluso fantasear, con la idea de una futura familia y de sus propios hijos.

Criar madres, no mamás de perros.

Criar mujeres, no tías de vino.

Criar damas, no damas con gatos.

Si no lo haces por tus niñas, entonces, por amor de Dios, ¡hazlo por los chicos! ¡Porque buscan y no encuentran!

¿Te importa echar un ominoso vistazo a nuestro futuro infierno? CNN Business publicó un reciente estudio que decía que «para el 2030, el 45% de las mujeres trabajadoras de 25 a 44 años en los Estados Unidos serán solteras, el más grande número en la historia».

Misión cumplida, América!

Chicas renuncien al anillo de compromiso por el NuvaRing (anticonceptivo femenino). Si esto continúa sin control, una generación de jóvenes mujeres andarán penando por la Tierra, sin dejar nada más que felinos.


Fuente:
https://americanmind.org/essays/big-pimping/

3 respuestas a «Cómo los padres estadounidenses producen a sus hijas»

  1. Uf, y no solo en USA por que en mi país Colombia también nos quieren obligar a ver esas cosas como algo normal, pero en si creo que nosotros como padres somos quienes debemos protejer a nuestros hijos de tanto libertinaje por no decir más.

  2. Eso estuvo peor de lo que imaginaba.
    Como padre de menores de edad, me parece una pésima idea que un trasvesti, que se excita sexualmente vistiéndose de mujer, esté cerca de los niños. Peor idea, que eso sea considerado legal.
    Es necesario que los padres tengan conciente en que ninguna obligación hay en contratar ni con las corporaciones perversas y abusadoras de niños, así sean «escuelas», corporaciones estado, hollywood, etc.

    Como psicólogo, custiono a los padres, y por lo pronto puede haber varias opciones:
    1. Que los padres hayan sido también pervertidos en sus valores y su conciencia
    2. Que los padres hayan estado en ignorancia
    3. Que los padres hayan sido pervertidos, y ahora se pasaron al lado de los perversos, pervirtiendo a sus hijos.
    Cualquiera de esas opciones, son todo lo contrario a la salud psicoemocional y en consecuencia física.

    El antídoto para las perversiones es la gnosis original.
    Ahora que teneis al alcance el conocimiento, como bien lo ha afirmado Q en sus recientes mensajes, la ignorancia es una opción.
    La otra opción es el conocimiento (gnosis), la verdad.

    Para quien quiera herramientas, podeis encontrarlas en los medios de La Resistencia, y especialmente en los de La Transistencia.

    Saludos desde Meshico Tenochtitlan a La Resistencia y La Transistencia.

  3. Que se considera niño o niña, calvario o realidad, a que edad se despierta el instinto sexual, según la curia a los 7 años entran en la edad de la morbosidad, según y con los estudios actuales de especialistas en el tema, no hay edad inicial, en el Perú a los 16 años con consentimiento de la bebe (no ultraje), el pervertido goza de cierta inmunidad (no va a la cárcel por violación), estamos hablando de un país conservador o seudo conservador, toda mi crianza fue ciertamente libre sin sexo, a los 14 años conocí a una niña, luego de un romance largo mas de un año le pedí si podía tocarles los senos, su respuesta fue una cachetada (bien merecida), pero luego de un par de meses en que pensé que todo se había acabado, ella me busco y me dio su consentimiento, solo llegue a sus bombachas, nunca nadie nos hablo de como es o como hacerlo, ella estudiaba en colegio mixto un día me contó que ya había mostrado sus partes a mas de un amiguito en el mismo colegio, sin llegar a mas, yo de colegio mixto en segundo de primaria, pase a un colegio solo de hombres, colegio muy prestigioso y supuesta mente moral (frente a la Fiat en la Av. Javier P.), (ya estando en segundo de secundaria se destapo el encuentro de dos niños de primaria (hombres) teniendo sexo en el baño, fueron expulsados al momento), con mi primer amor solo duro algo mas de 3 años, me aburí y desaparecí de su vida sin consumar nada ya que no sabíamos nada del asunto, solo era juguetear, me la pase con los amigos de barrio y haciendo palomilladas, ya en la universidad conocí a una chica donde aprendí todo y como y días posibles, esto es un extracto de parte de mi vida, la cual disfrute al máximo permitido por mi mismo.
    Curas: descubrí en el colegio en mis últimos años, que la palabra de un hombre no vale de nada, un padre de familia encontró a uno de ellos con su mujer en su propia casa, se llego a la supuesta Santa Sede con la denuncia y solo dieron dos alternativas, dejar el clero o ir a monasterio – claustro perpetuo, todos escogieron el claustro ¿porque será?…,
    Hoy hay una tendencia, no calle vienen tus amiguitos a casa, vivo en una zona muy residencial y no hay patotas en las calles, pero salgo a caminar y esta lleno de demostraciones lesbicas y de gay`s, aparte de que las niñas o mejor todas muestran todo lo mostrable, a buena señal que al primer intento no deseado el solo comunicar a un municipal o policía, el acosador termina en la cárcel, si no levantan cargos 48 horas en calabozo, se mira no se toca, estamos peor que los `60 con las minifaldas y los cuellos torcidos.
    La única conclusión es que no se puede parar la sexualidad, a las mujeres (algunas) les gusta ser miradas (mostrar) y los hombres sueños lúdicos sexuales, que solo quedan en la memoria a corto plazo ya que unos pasos mas hay una infinidad para mirar, cuando manejo mi mujer hasta me pasa la voz y mi respuesta solo es no me distraigas estoy manejando.
    Yo ya como hombre de 64 años que conoce sus libertades y derechos, probé en entrar a esas páginas XXX de niñas, que supuestamente ya no deberían de proliferar en la internet, y me doy con la sorpresa que no hay edad mínima, ni pudor solo candor y mucha sexualidad, me case 3 veces, mi última pareja llevamos este año, 30 años de casados con nuestras altas y bajas como es normal, ya no nos cambiamos, mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer, hay mucho desequilibrado en ambos sexos que da miedo que la siguiente sea peor, jajaja.
    Concluyendo: el sexo es algo que siempre nos acompaño, es bueno en su medida, es malo en su exceso, lo de pecado por palabra, obra u omisión, el viento se lo lleva, solo una relación padres a hijos honesta y abierta y advirtiendo en casa es la única forma de educar a conciencia a un niño, y una cosa «no tengo hijos», solo 3 gatos adoptados, hay que saber usar la cabeza y no el instinto animal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *