Icono del sitio Divulgación Total

¿Qué Podría Suceder Si Se Demuestra el Fraude Electoral?

Comparte este artículo:

Comentario de Praying Medic, muy interesante, dando su opinión sobre lo que podría pasar si se demuestra el fraude electoral en EEUU.


 

¿Qué podría suceder si se demuestra el fraude electoral?

Algunos creen que el fraude ya ha sido probado. Se han presentado pruebas de fraude electoral en audiencias públicas y por expertos en las redes sociales durante los últimos 6 meses. Pero la evidencia escuchada en el tribunal de la opinión pública y la evidencia presentada a un cuerpo legislativo (o tribunal) son animales diferentes. La primera no es procesable; la segunda sí lo es.

Las elecciones se administran a nivel estatal. Si se presentara evidencia procesable de fraude a un cuerpo legislativo estatal, ellos podrían votar para des-certificar a sus electores de Biden. Si la evidencia se presenta a un juez, este podría decidir que los electores deben ser des-certificados.

Este proceso se ve envuelto en un conflicto porque muchas legislaturas estatales han abdicado de su autoridad constitucional al permitir que la rama ejecutiva certifique a sus electores. Si la legislatura hiciera una solicitud a un gobernador para des-certificar a los electores, probablemente sería denegada. Se podría solicitar a un tribunal que resuelva la disputa. Si el tribunal se negara a escuchar el caso, en teoría, existiría una crisis constitucional. Pero esto puede ser solo teórico, ya que la constitución otorga autoridad exclusiva a la legislatura para escoger a los electores. Si un cuerpo legislativo ha otorgado esa autoridad al poder ejecutivo, ellos puede reclamarla.

Si tres estados des-certificaran a sus electores de Biden y certificaran a los electores de Trump, el resultado de las elecciones de 2020 cambiaría, al menos en papel. Eso no conduciría a la remoción automática de Biden de la Casa Blanca, ya que no existe una disposición constitucional para revertir el resultado de una elección presidencial.

Sin embargo, existe un precedente legal que respalda la revocación de los resultados electorales. Los jueces con frecuencia ordenan nuevas elecciones cuando se descubre un fraude y, a veces, se le asigna el cargo al que quedó en segundo lugar. Parece probable que un juez ordene al menos a un condado o estado que celebre una nueva elección debido al hallazgo de fraude. No sé qué tan generalizados podrían estar ser esos fallos.

Es probable que los casos de fraude lleguen a la Corte Suprema, pero es imposible predecir si escucharán un caso de fraude o cómo fallarán.

El Departamento de Justicia y los tribunales son la última línea de defensa contra la tiranía, en el escenario civil. Si fracasan, dejarán en peligro el futuro de la República. Los ciudadanos estadounidenses dudan en pensar que su presidente podría ser destituido de su cargo por la fuerza. No existe una disposición constitucional para el derrocamiento de un presidente, pero ocurre todo el tiempo en otras partes del mundo. (A menudo, los militares de Estados Unidos y sus agencias de inteligencia son los que lo hacen). No estoy abogando por el derrocamiento de la administración Biden. Me limito a señalar que los golpes militares no son infrecuentes. Si las legislaturas estatales, los tribunales y el Departamento de Justicia no resuelven las disputas electorales, los militares podrían encargarse de solucionar el problema.


Fuente: https://t.me/praying_medic/1550


 

Salir de la versión móvil